Espectáculos

28-11-2021 18:55 - MÚSICA

Ecko: "La música urbana argentina no tiene techo"

El rapero argentino que con "Real Freestyle", un sencillo lanzado dos meses atrás, marcó su vuelta a los orígenes y abrió la puerta a un posible regreso a las batallas, también incursionó en la actuación como protagonista de la serie "Días de Gallos".

Por Javier Berro
Por Javier Berro
28-11-2021 | 18:55
Ecko No sorprende el avance de la escena argentina en general con su variedad de estilos para todos
Ecko: "No sorprende el avance de la escena argentina en general, con su variedad de estilos para todos"


El trapero argentino Ecko, quien este año incursionó en la actuación como protagonista de la serie "Días de Gallos" y que con "Real Freestyle", un sencillo lanzado dos meses atrás, marca su vuelta a los orígenes y abre la puerta a un posible regreso a las batallas, aseguró a Télam que "la música urbana argentina no tiene techo" en su ascenso internacional.

Ignacio Matías Spallati, nacido y criado en Villa Luzuriaga, en el partido bonaerense de La Matanza, fue una de las primeras figuras del mítico Quinto Escalón, de donde emergieron algunos de los más talentosos freestylers y hoy figuras de la música urbana, que saltó desde Argentina hacia España para presentarse en 2018 con sus canciones y lucirse con talento en las batallas secundado por Litt Killah.

‘Real (Freestyle)’ - Ecko

VER VIDEO


Con "Young Golden", su anterior EP, logró concretar colaboraciones con grandes exponentes del género como Cazzu, Amenazzy, Brytiago, Eladio Carrión y Kiubbah Malón y, actualmente, disfruta de ser parte de una de las canciones más escuchadas del año "Turraka Remix" junto a Kaleb Di Masi, Blunted Vato, Papichamp y Bruno LC.

Hoy su deseo está puesto en "volver a sentir esa euforia del público, algo que necesitaba" llevando al escenario sus nuevas canciones, que según anticipó "van por el lado de Turraka, ese sonido bien argentino".

"Las redes sociales ayudaron a que haya un antes y un después en la escena. Un año antes, cuando subía a los medios de transporte a rapear, había que explicarle a la gente en cada viaje qué es era el freestyle y demostrarles que estábamos improvisando de verdad."Ecko


"Estoy muy enfocado en hacer base en mi país, en hacer shows acá que es lo que necesito ahora y el año que viene llegará un nuevo álbum. Uno las hace en el estudio, pero a la hora de tocarlas es donde verdaderamente te das cuenta si diste o no en la tecla", analizó.

Télam: ¿Es para vos una vuelta a los comienzos salir con un freestyle como es tu último single?

Ecko: Para mí sacar un freestyle ya es emocionante, pero este tiene un significado distinto, porque no lo tomo como una canción pensada como un plan de negocios. Es mi granito de arena de amor al arte. Y me encanta hacerlo, porque es algo que me sale natural. Cuando me meto al estudio puedo grabar tres o cuatro freestyles por día con con cosas que me fueron pasando, circunstancias, vivencias. Es lo que más me gusta y me divierte. Creo que tuvo mucho que ver también con el estreno de la serie que me revolvió mucho de esa época. Aunque haya interpretado a un personaje que no representa mi historia verídica, fue como revivir todo eso del circuito de las competencias y el ambiente del freestyle, las plazas, los inicios. Y sentía que tenía que tirar un rap, porque también me lo demandaban mucho los fanáticos que me siguen desde 2016, de la época del Quinto Escalón. El video también fue improvisado, fue salir a la calle, frenar con el auto y grabar rapeando a cámara, sin pensar en nada".

T: Algunos pueden pensar que es un paso anterior a un posible regreso a las competencias ¿Está cerca esa posibilidad?

E: Algo hay. Me encantaría, obvio. Tengo que volver pero me tengo que poner a practicar, porque hay muchos que están re afilados. También surgieron propuestas, pero quise esperar el regreso del público que lo hace todo más emocionante. En pandemia estuve cerca de anotarme cuando empezaron a aparecer varios nombres que se metían en la Red Bull, pero después pensándolo bien no me sentía preparado en ese momento. No estaba practicando demasiado como para competir con esos monstruos que están a pleno. En la serie me tocó compartir mucho con Cacha, Stuart, Klan y Tata. Eso me revolvió mucho y me volvieron las ganas de competir. Es más, hay una escena en la serie con Cacha en la que teníamos algo guionado, pero que se terminó yendo a la mierda. Nos pusimos a competir en serio y en un momento se quisieron meter para frenarla y les dijimos que no porque iba a quedar más interesante. Se picó una batalla en serio, amistosa obviamente porque con Cacha la mejor.

Para m sacar un freestyle ya es emocionante pero este tiene un significado distinto asegura Ecko
"Para mí sacar un freestyle ya es emocionante, pero este tiene un significado distinto", asegura Ecko.


T: ¿Qué pensás que pasó para que viniera un gigante como HBO y decidiera hacer una serie inspirada en la escena urbana argentina con algunos de ustedes como protagonistas?

E: Eso refleja que claramente trascendió en el tiempo. En esa época, no éramos tan conscientes de lo que estaba pasando. Cualquiera de nosotros hoy daría lo que sea por volver diez minutos a un evento de esa época en el Quinto Escalón, porque fue algo único y especial que pasó esa vez y que no se va a volver a repetir. Ahora las cosas ya cambiaron, todos conocen ese mundo y saben lo que es. Nosotros no éramos tan conscientes porque estábamos viviendo y continuando la historia del freestyle argentino que venía de Frescolate, Dtoke, Papo, Kódigo, Mustafá Yoda y muchísimos otros que antes que nosotros fueron abriendo todas las puertas. Las redes sociales ayudaron a que haya un antes y un después en la escena. Un año antes, cuando subía a los medios de transporte a rapear, había que explicarle a la gente en cada viaje qué es era el freestyle y demostrarles que estábamos improvisando de verdad. Explicábamos que éramos un poco como los payadores de lo nuevo y nadie entendía nada. Hoy todo el mundo sabe claramente lo que es el freestyle y pasó de generación a generación. Por eso es zarpado llegar a una plataforma como HBO que lo vuelva internacional y que nos permita que toda América Latina vea lo que pasó en Argentina. Es una locura.

T: Después de ese tiempo en el Quinto Escalón, muchos de ustedes empezaron a producir música y hoy están en el centro de la escena musical como artistas exitosos ¿Hasta dónde pensás que va a llegar la internacionalización de la música urbana argentina?

E: A esta altura, con la masividad de las redes sociales, el apoyo económico que se necesita y el apoyo de la gente, cada uno pudo armar su movimiento y encontrar sus zonas clave donde sabe que no falla. Yo creo que no hay techo. Hoy hay una plataforma nueva como TikTok que te pega las canciones automáticamente y te las vuelve virales. Yo soy más orgánico en ese sentido, pero sé que también ayuda a que las cancines traspasen y hagan números impensados o que surjan colaboraciones con los artistas más grandes de Puerto Rico o con raperos americanos como Paulo Londra en su momento o María Becerra con J Balvin. Hace cuatro años me preguntabas esto me parecía una locura, ni se nos pasaba por la cabeza. Siento que ya no hay techo y no sorprende el avance de la escena argentina en general, con su variedad de estilos para todos, cada uno con su movimiento, su gente y su fanaticada. Cada uno agarró por diferentes lugares.

"No se le puede escapar a algo que sale por instinto"

El rapero Ecko aseguró a Télam que estuvo cerca de abandonar su carrera musical pero "no se le puede escapar a algo que sale por instinto" y que su amor por el freestyle fue clave para cambiar de opinión y volver a reconectarse con su esencia artística.

"Son frustraciones las que te llevan a eso: cosas que a veces no salen como querés, unas expectativas en tu cabeza que capaz son demasiado grandes. Yo quizás siempre tuve una mirada muy ambiciosa, porque me gusta seguir creciendo y siempre ir por más. Pero a veces es necesario frenar un poco", sostuvo.

Con la llegada de la pandemia el año pasado y el comienzo del aislamiento, Ignacio Matías Spallatti empezó a replantearse "muchas cosas como todo el mundo" y pensar sobre su futuro en la música: "Por suerte fue como una catarsis que me hizo hacer música sin parar y terminar de encontrarme. Hoy en día me meto al estudio y me gusta lo que hago, estoy metido".

"Capaz que antes lo que hacía no me llenaba, no me terminaba de gustar y no me sentaba a escuchar mis canciones. Era como que lo estaba haciendo porque era mi fuente de ingreso, mi trabajo y cuando llegué a eso, dije no; es la música lo que me encanta hacer, por qué estoy llegando al punto de que lo estoy haciendo como un trabajo y no me está llenando. Hay algo en lo que le estoy errando", compartió.

Télam: ¿Volver a conectar con tu esencia como freestyler fue importante para entender que es muy difícil escaparle a eso?

Ecko: Cuando querés dejar la música y te das cuenta que tu cabeza automáticamente rapea sola con lo que ves y estás improvisando solo con tu mente, como con muchas canciones de raperos que yo escuchaba y de las que me alimenté, que tenían cabezas que ya trabajaban rimando inconscientemente, ahí me di cuenta de que no le podía escapar a esto que me sale por instinto. Fueron tantos años que yo le dediqué que no puedo abandonar ahora, me dije.

T: ¿Qué aprendiste de ese tiempo de reflexión? ¿Cómo llevás ahora el crecimiento tan repentino y el éxito?

E: Te digo la verdad: en un momento cuando empecé a pegar mi primera canción sí sentía como esa presión de tener que meterme en el estudio y grabar un hit. Y ahí te das cuenta que el hit muchas veces se trabaja, pero muchas otras nace de tus altibajos, del miedo a fracasar y de otro montón de cuestiones. Es muy difícil mantenerte prendido después de cuatro o cinco años de estar en el top, clavando todas las canciones y queriendo que todas sean número uno, porque obviamente se va refrescando la escena, van saliendo nuevos artistas y sonidos, y la gente busca refrescarse de nuevas ideas. Aprendí que se trata de respetar los momentos, y aunque sí pueda ser una presión, trato de disfrutarlo y de meterme en el estudio para hacer lo que sé hacer. Después es la gente la que termina decidiendo.

"Estamos trascendiendo como en su momento lo hizo el rock"

El rapero Ecko asegura que "cuando se dijo que nosotros éramos el nuevo rock, es porque todos los adolescentes de ahora nos escuchan y por el movimiento" que "está trascendiendo como en su momento lo hizo el rock nacional" desde sus orígenes.

"Son dos géneros distintos, pero el género urbano está trascendiendo como en su momento lo hizo el rock", sentencia el freestyler, ante una pregunta de Télam, sobre aquel debate aún vigente que inauguraron Trueno y Wos en "Sangría" cuando cantaron juntos que "te guste o no te guste, somos el nuevo rock n' roll, niño".

Télam: ¿Qué pensás cuando se habla de tu generación y se dice que son 'el nuevo rock'?

Ecko: Yo creo que no va a haber nada igual al rock y a la época del rock. Yo no la viví pero mi viejo que es rockero me la quiso inculcar. Obviamente tengo otros gustos musicales, pero él me contó acerca de cómo era toda esa época. Tenía otra mística, porque había un repertorio y no era como ahora que va cambiando todo el tiempo. Se trataba de discos y no de plataformas; las canciones se consagraban como clásicos. Obviamente que nosotros tenemos los nuestros, pero van saliendo otras nuevas que hacen que el público vaya variando. Creo que pasó algo parecido entre los adolescentes de ahora y los de la época de mi viejo. Cuando se dijo eso de que éramos el 'nuevo rock' era por eso, por lo que había pasado con el movimiento. Creo que son dos géneros distintos, pero que el género urbano está trascendiendo como en su momento lo hizo el rock".

T: Hoy te acompaña un grupo de músicos en vivo ¿Supuso un desafío hacerlo así?

E: Incursionar con la banda, con los pibes que vienen tocando en bandas de rock hace un montón de años, es obviamente un aprendizaje mutuo. Es llevarme yo mucha información de ese mundo y ellos llevarse información del nuestro, del rap, del reggaetón. Nunca imaginé que un rapero como yo iba a terminar tocando en un Cosquín Rock. Y es algo que pasó: hubo un choque de generaciones que en un principio fue cuestionado y el género urbano terminó en el Cosquín que era lo más argentino al palo que había. Pudimos lograr meternos ahí, que nos den ese aval y también fue importantísimo. Y tocar con banda es otra cosa, escuchar una batería y una guitarra sonando en vivo te eriza la piel.

T: Ustedes como movimiento lograron destacarse también por la unión y el respeto que se tienen entre todos. ¿Pensás que ya no podría pasar algo como lo que te pasó en una competencia en Bahía Blanca, donde no te trataron para nada bien?

E: Era picante ir de Buenos Aires a otras provincias. Estaba como el prejuicio del porteño. Creo que hasta hoy en día podría seguir pasando un poco también, no te creas que no. Pero esa batalla fue picante, estuvo buena. Ya me la venían agitando desde las rondas anteriores y yo ni siquiera había competido todavía con ellos ni los conocía y ya había gente que me la estaba agitando. Y a mí eso me encantaba, hasta el día de hoy me encanta. Si tengo que competir me gustan esas batallas donde está picante. Obviamente que ahora tengo otra madurez. En ese momento estaba enojado de verdad, tenía esa euforia. No lo estaba viviendo como un juego o como diversión. Lo estaba viviendo como que quería ganar en serio, poner mis dos huevos arriba del escenario y representar como tenía que ser. Hoy en día, obviamente, seguiría compitiendo con esa euforia, pero ya más desde un lado en el que lo encararía como que me divertiría un poco más. En ese momento, estaba con la cabeza que lo quería matar. Estaba para la guerra.

También te puede interesar