Policiales |

Aniversario Maradona

Las cinco claves que sostienen el homicidio con dolo eventual

Los siete médicos y enfermeros imputados en esta etapa del expediente serán enviados a juicio por esa figura penal, que tiene una pena de 8 a 25 años de prisión, y que significa que sabían que Maradona podía morirse y no hicieron nada para evitarlo.

Por Diego Recchini
Por Diego Recchini
24-11-2021 | 21:29
Telam SE

 A un año de la muerte de Diego Armando Maradona, los fiscales que investigan las circunstancias de su fallecimiento están convencidos de que los siete profesionales de la salud imputados fueron responsables de un "homicidio con dolo eventual" y con esa carátula planean llevarlos a juicio oral, informaron fuentes judiciales.

"Parece que hizo un paro cardiorrespiratorio y se va a cagar muriendo el gordo". Esa frase que el médico de cabecera de Maradona y principal imputado, Leopoldo Luciano Luque, dijo en un mensaje de audio enviado a su socio a segundos de haberse enterado de que lo estaban reanimando, resume para los fiscales la representación del resultado muerte que el equipo de salud del exfutbolista tenía sobre el paciente.

Por eso, los siete médicos y enfermeros imputados en esta etapa del expediente serán enviados a juicio por "homicidio con dolo eventual", una figura penal que tiene una pena de 8 a 25 años de prisión, y que significa que sabían que Maradona podía morirse y no hicieron nada para evitarlo.

Diego Maradona falleci el 26 de noviembre de 2020
Diego Maradona falleció el 26 de noviembre de 2020.

Al año de la muerte del mejor jugador de fútbol de la historia, el equipo de investigadores creado por el fiscal general de San Isidro, John Broyad, e integrado por sus adjuntos Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, y por la fiscal de Benavídez, Laura Capra, prepara para las próximas semanas las últimas medidas para luego dar por clausurada esta etapa de la instrucción.

En la Fiscalía General de San Isidro, búnker elegido como base de operaciones de los fiscales, están más que conformes con el trabajo realizado en un año teniendo en cuenta la trascendencia de la víctima, lo complejo de la investigación y lo voluminoso de una causa que ya está por llegar al cuerpo número 40, es decir, con casi 8.000 fojas (16.000 páginas).


Los acusados


Los acusados son el neurocirujano Luque (40); la psiquiatra Agustina Cosachov (36); el psicólogo Carlos Ángel "Charly" Díaz (29); la médica coordinadora de la prepaga Swiss Medical, Nancy Edith Forlini (52); el coordinador de enfermeros Mariano Perroni (40); y los enfermeros Ricardo Omar Almirón (38) y Dahiana Gisela Madrid (37).

Tal como lo escribieron en su imputación, los tres fiscales están convencidos de que todos ellos "libraron al paciente a su suerte" y "fueron solidaria y conjuntamente responsables" del final que tuvo Maradona el 25 de noviembre de 2020, cuando murió solo en la cama del playroom de la casa del barrio San Andrés de Tigre que se había alquilado para una internación domiciliaria que el exfutbolista necesitaba para desintoxicarse de su adicción al alcohol y que, desde la óptica de la investigación, fue un fracaso.

Nancy Edith Forlini mdica coordinadora de la prepaga Swiss Medical Foto Daniel Dabove
Nancy Edith Forlini, médica coordinadora de la prepaga Swiss Medical. Foto: Daniel Dabove

"Maradona podía tener los mejores médicos del mundo si quería, pero éstos que tenía estaban capacitados para darse cuenta de que desde el 16 de noviembre Diego estuvo en caída libre, postrado en la cama, que no se levantaba, no comía, y mostraba signos claros de la falla cardíaca y los edemas que lo terminaron matando. Pero con eso, no hicieron nada", dijo a Télam uno de los investigadores judiciales del caso.

Leopoldo Luque Foto Daniel Dabove
Leopoldo Luque. Foto: Daniel Dabove

Si bien se especulaba con la posibilidad de sumar como octavo imputado a Alfredo Di Spagna, el médico clínico puesto en la estructura de la internación domiciliaria pero que solo pudo ver a Maradona en una oportunidad en la casa de Tigre, los fiscales seguirán evaluando su situación.

Mariano Perroni Foto Daniel Dabove
Mariano Perroni. Foto: Daniel Dabove

Al repasar el trabajo de un año, las fuentes judiciales consultadas indicaron que estas son las cinco claves a partir de las cuales para los fiscales se esclareció el caso circunscribiendo la muerte de Maradona a un hecho médico con, por ahora, siete responsables:


La autopsia

Concluyó que Maradona murió de un "paro cardíaco no traumático, secundario a edema agudo de pulmón por insuficiencia cardíaca congestiva crónica reagudizada". Detectó una "miocardiopatía dilatada" (el corazón pesaba 500 gramos, el doble que uno normal).

Los estudios complementarios determinaron que no tenía alcohol ni drogas ilegales en su organismo, pero sí detectaron la presencia de fármacos, algunos contraindicados para pacientes cardíacos. Además, notaron un cuadro cirrótico en el hígado y una patología renal crónica.

Los antecedentes médicos

Los fiscales recopilaron la historia clínica completa del excapitán de la selección argentina campeona en el mundial de México '86, desde enero de 2000, cuando sufrió una descompensación en el balneario uruguayo de Punta del Este que lo dejó al borde la muerte y se descubrió que sufría una cardiopatía severa, hasta el momento de su deceso.

Todo ese archivo médico debía haber estado en conocimiento de sus médicos.

 La Junta Médica

Durante dos meses, 22 peritos oficiales y de parte analizaron el historial médico y las circunstancias de la muerte de Maradona.

Arribaron a 13 conclusiones, entre las que se destacan que el exfutbolista agonizó 12 horas, que "no estaba en pleno uso de sus facultades mentales", que pudo haber tenido "más chances de sobrevida" si hubiera estado internado en una clínica, que la internación domiciliaria no tenía "los lineamientos mínimos" requeridos para su "pluripatología compleja", que "fueron ignorados los signos de riesgo de vida que presentaba" Diego y que el equipo médico tratante fue "deficiente", "temerario" e "indiferente" ante la posibilidad cierta de su fallecimiento.

El acta de externación

Se hizo cuando el 11 de noviembre de 2020 decidieron externar de la Clínica Olivos a Maradona, luego de su neurocirugía por un hematoma subdural. Está firmada por los imputados Luque y Cosachov, por el director médico de la clínica y por las hijas Jana y Gianinna Maradona.

Para los fiscales es un documento clave donde quedó rubricado quiénes quedaban a cargo de la salud de Maradona.

Allí se deja consignado que el por entonces DT de Gimnasia y Esgrima de La Plata estaba "en condiciones de externación" pero "no se encuentra de alta médica".

Swiss Medical sugirió "continuar el tratamiento psiquiátrico clínico, de rehabilitación y toxicológico bajo la modalidad de internación en un centro de rehabilitación", pero aclaró que la propuesta "no fue aceptada por la familia".

Agustina Cosachov Foto Daniel Dabove
Agustina Cosachov. Foto: Daniel Dabove

Según el escrito, la familia, junto a Luque y Cosachov, propuso una "atención médica domiciliaria" de Maradona. El seguimiento quedaba "a cargo del equipo médico tratante" y la prepaga se comprometía a acompañar "con los requerimientos asistenciales que el cuadro clínico requiera".

Los chats de los médicos y el entorno

A cuatro días de la muerte de Maradona, los fiscales tomaron la decisión de allanar primero la casa y el consultorio del médico Luque y dos días más tarde, los de la psiquiatra Cosachov.

Carlos Diaz Foto Daniel Dabove
Carlos Diaz. Foto: Daniel Dabove

Los teléfonos secuestrados a ambos profesionales fueron clave para recuperar centenares de mensajes de texto y audio de chats con los que pudieron reconstruir diversas situaciones de la salud de Maradona previas, concomitantes y posteriores a su muerte. Algunos de esos mensajes:

• Luque: "Si el tipo se muere, van a venir todos a mi cuello. ¿Cómo me sugerís vos cubrirme legalmente?".

• Maximiliano Pomargo, asistente personal de Maradona: "Tiene la cara bastante hinchada".

• Luque: "Puede ser porque estuvo acostado mucho tiempo, es normal eso".

• Nicolás Taffarel, kinesiólogo: "La semana pasada les dije que había que levantarlo porque podía hacer un edema de pulmón".

Los fiscales también recuperaron el chat llamado "Tigre" de los enfermeros y médicos asignados a la internación domiciliaria, donde se reporta que lo veían hinchado, que una vez se indigestó tras comer camarones a la provenzal, que se cayó en su habitación, que no se levantaba y que en ocasiones estaba taquicárdico. En ese chat, no estaban Luque ni Cosachov.



Quién es quién y de qué acusan a cada uno de los siete imputados por la muerte de Maradona

La siguiente es la nómina de los siete profesionales de la salud que, tras un año de investigación, quedaron imputados y fueron indagados como coautores del presunto "homicidio con dolo eventual" de Diego Armando Maradona, y las razones por las que los fiscales los acusan.



1) Leopoldo Luciano Luque (40):
Neurocirujano. Es el principal imputado de la causa porque para los fiscales era el médico de cabecera de Maradona. Firmó la externación de la Clínica Olivos para llevarlo a la internación domiciliaria.

De qué lo acusan:

-"Luque, en su carácter de médico de cabecera, violando las reglas del buen arte de curar a las que en definitiva despreció porque tenía pleno conocimiento de la sintomatología presentada por el paciente en el último período, evitó asistir y/o al menos propiciar la debida atención médica a Diego Armando Maradona".

-"No garantizó su debido seguimiento con controles y estudios cardiológicos, ni convocó especialistas en materia cardiovascular, hepática y renal, conforme su cuadro requería, librando su destino a su suerte".

-"En forma sistemática, ignoró y menospreció los síntomas y signos compatibles con la insuficiencia cardíaca que le eran informados por personas ajenas al equipo médico y que personalmente tuvo la oportunidad de evaluar".

-También aseguran que Luque no confeccionó "una historia clínica de la víctima" ni asentó "los datos relevantes de diagnóstico, terapia y enfermedad del paciente".

-"Frente a las advertencias del estado de salud del paciente relativas a su hinchazón y a la posibilidad cierta de que se encontrara cursando un edema agudo de pulmón, se abstuvo de actuar" y despreció "los claros signos que anunciaban el riesgo de muerte".

Además del homicidio, lo imputaron por "uso de documento privado adulterado" por pedir una historia clínica del "10" con una firma falsificada de su paciente.



2) Agustina Cosachov (36):
Era la psiquiatra de Maradona. Para los fiscales es otra de las principales imputadas en la causa. Era la encargada de prescribir la medicación psiquiátrica que tomaba el por entonces DT de Gimnasia y fue una de las que firmó la externación de la Clínica Olivos.

De qué la acusan:

-"Teniendo pleno conocimiento de la patología cardíaca (...) no adoptó los recaudos adecuados".

-Le atribuyen "no imponer límites al doliente".

-"No aseguró la correcta administración de la medicación y psicotrópicos (...), desentendiéndose de los efectos adversos y eludiendo los controles y/o estudios apropiados a los fines de su evolución".

-"Evitó la asistencia correspondiente mediante el apartamiento expreso de los acompañantes terapéuticos, a la vez que obstaculizó la concurrencia al domicilio de un médico clínico y un nutricionista".

-Se apartó "del lugar donde se encontraba llevando a cabo la internación domiciliaria, sin adoptar un plan de contingencia y seguimiento adecuados al caso".

-"La imputada, teniendo la posibilidad real de evitar la situación de peligro objetivo que creaba su comportamiento, ante el resultado que se presentaba como previsible y evitable, permaneciendo indiferente frente a las graves falencias apuntadas que no tendió a revertir, asumió desaprensivamente los riesgos que corría la salud de Maradona, y las consecuencias que ello podía generar".

-"Omitió también encargarse personalmente de la reanimación del paciente".

Además la imputaron por "falsedad ideológica" porque le atribuyen haber confeccionado un certificado de aptitud mental de Maradona sin haber ido a visitarlo.



3) Carlos Ángel "Charly" Díaz (29):
Era el psicólogo de Maradona. Ingresó al staff médico de la mano del abogado y representante del "10", Matías Morla. Es considerado como uno de los integrantes del "equipo médico tratante".

De qué lo acusan:

-"Omitió proceder a su internación en un centro de rehabilitación adecuado conforme estipula y lo facultaban leyes vigentes".

-"Fue involucrándose el ámbito de actuación profesional de la psiquiatra Cosachov, y avocándose incluso a tomar decisiones hasta entonces ajenas a su incumbencia profesional".

-"Su poder de decisión sobre la persona de Diego Armando Maradona trascendió lo puramente médico, para extenderse a las relaciones del paciente con sus familiares".

-Lo acusan de "manipular" a la familia "proponiéndoles que todo lo que estaba sucediendo era producto de la libre y espontánea decisión de Maradona, alegando para ello que 'necesitaba espacio'".

"No hacía más que ocultar la información relativa al verdadero cuadro de salud del causante, eludiendo de ese modo que ajenos al equipo médico hubieran podido adoptar medidas tendientes a revertir las falencias apuntadas y, en consecuencia, a evitar el desenlace fatal, con el que palmariamente colaboró".

-"Omitió realizar las visitas y el seguimiento del paciente en tiempo y forma".

-Y le atribuyen una "palmaria indiferencia de su conducta frente a la situación de emergencia y la posibilidad del resultado muerte".



4) Nancy Edith Forlini (52):
Médica a cargo de la Gerencia de Cuidados Domiciliarios de la empresa Swiss Medical. Era la coordinadora para la prepaga de la internación domiciliaria de Maradona.

De qué la acusan:

-"Omitió cumplir con los deberes mínimos a su cargo, entre los que se encontraba, de conformidad al cuadro del paciente, dotar al lugar, del personal de enfermería especializada en salud mental, acompañamiento terapéutico, nutricionista, y de la aparatología adecuada para RCP avanzada, estudios de laboratorio y electrocardiograma -entre otros- nada de lo cual suministró".

-"Omitió analizar si la vivienda cumplía con las condiciones mínimas para un paciente con las limitaciones físicas de Maradona".

-"En pleno conocimiento del deficitario servicio de enfermería (...) omitió tomar medida alguna, siendo de ese modo funcional a las conductas que ejecutaban los restantes imputados, fruto de lo cual se produjo el resultado fatídico antes mencionado, que ineludiblemente debió representarse por la condición que detentaba".



5) Mariano Ariel Perroni (40):
Era el coordinador de enfermeros de la empresa "Medidom", subcontratada para aportar enfermeros y médicos a la internación domiciliaria de Maradona.

De qué lo acusan:

-"Teniendo pleno conocimiento de lo que se hacía y de lo que no, en especial del manejo de los enfermeros para con el paciente, completó las planillas de las correspondientes atenciones, omitiendo plasmar sus asientos de forma completa y adecuada, consignando deliberadamente información que no se condecía con el real estado y atención médica que Diego Armando Maradona recibía".

-"A sabiendas de la situación de peligro que creaba su comportamiento, apareciendo el resultado como previsible y evitable (...), demostró un comportamiento desinteresado e indiferente frente a la situación de emergencia".

-"Luego de ello, con la intención de ocultar su accionar, los dos enfermeros Madrid y Almirón, en connivencia con Perroni, consignaron falsamente en la hoja de enfermería, que el paciente había sido revisado en diversas oportunidades".



6) Ricardo Omar Almirón (38):
Era el enfermero que cuidaba a Maradona durante el turno noche y madrugada.



7) Dahiana Gisela Madrid (37):
Era la enfermera del turno mañana y tarde. Participó de las maniobras de RCP el día que falleció Maradona.



De qué los acusan a ambos enfermeros:

-"Omitieron asistir a Diego Armando Maradona los días 24 y 25 de noviembre de 2020, a sabiendas de su delicada situación y con conocimiento de que muy probablemente tal omisión llevaría al desenlace fatal que finalmente ocurrió".

"En clara complicidad con la finalidad delictiva del plan que ejecutaban los restantes imputados, realizaron chequeos y/o revisaciones deficitarias, ya sea porque no los hacían debidamente o bien porque omitían siquiera ingresar en la habitación".

"Los días previos no pudieron advertir los signos y síntomas compatibles con insuficiencia cardíaca que ya eran evidentes y detectables".

"Fueron los últimos dentro de un deficiente esquema de atención que tuvieron contacto directo con la víctima, cuando ya había comenzado el período agónico previo al deceso, datado al menos 12 horas antes del fallecimiento".

Baudry recusó a los fiscales y se hará una audiencia oral para definir el planteo

Mario Baudry, el abogado que en la causa por la muerte de Diego Maradona representa al hijo menor que el astro del fútbol tuvo con Verónica Ojeda, recusó a los fiscales del caso alegando una pérdida de "objetividad", en un planteo que deberá definir el juez de Garantías, informaron fuentes judiciales.

Cuando todo se encaminaba a que el equipo especial conformado por los fiscales generales adjuntos de San Isidro, Cosme Iribarren y Patricio Ferrari, y la fiscal de Benavídez, Laura Capra, clausurara la instrucción a días de cumplirse un año de investigación, Baudry presentó un pedido de recusación que dilatará todo.

El abogado fundamentó su planteo en una supuesta "falta de objetividad" de los fiscales y en que circunscribieron la investigación al hecho médico de la muerte del "10" y no avanzaron sobre su hipótesis de una presunta "asociación ilícita" que incluía también al "entorno" del exfutbolista liderado por el abogado Matías Morla y que, según su teoría, tenía como objetivo terminar con Maradona muerto para quedarse con sus bienes.

Baudry hizo hincapié en "la parcialidad de quienes representan al MPF (Ministerio Público Fiscal), en favor del Dr. Matías Morla y el entorno que rodeaba a Diego Armando Maradona, que imposibilita una investigación seria, responsable y ajustada a derecho que nos lleve al descubrimiento de la verdad objetiva".

Este planteo ya recibió al menos dos respuestas de otras partes para que sea rechazado, la de los abogados de Dalma y Gianinna Maradona, las hijas que también son particulares damnificadas en el expediente, y la de la defensa del neurocirujano y principal imputado Leopoldo Luque.

El planteo debe ser resuelto por el juez de Garantías 2 de San Isidro, con jurisdicción en Tigre, Orlando Díaz, quien en los próximos días fijará fecha para una audiencia oral para que Baudry amplíe sus argumentos, los fiscales los rebatan y cada una de las partes emita su opinión.

El propio Baudry aseguró a Télam que no tiene muchas expectativas de que su planteo prospere, pero afirmó que se queda "tranquilo con que la gente sepa la verdad" y que "las apelaciones le permitirán llegar a organismos internacionales".

Lo cierto es que Baudry presentó este pedido contra los fiscales, luego de que Iribarren, Ferrari y Capra enviaron a la justicia de La Plata a investigar al abogado ante la posible comisión del delito incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Ello ocurrió luego de que Morla denunciara en su declaración testimonial que Baudry, siendo jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad bonaerense y por ser la actual pareja de Ojeda, sabía que a Maradona le daban marihuana, alcohol y pastillas cuando vivía en Brandsen y que estaba al cuidado de un fugitivo de la justicia, Carlos "Charly" Ibáñez.

Newsletter

También te puede interesar