Internacional |

Sudán

El premier detenido por "su seguridad", según un militar golpista, volvió a su casa

Las protestas comenzaron horas después de la toma del poder por los militares. Miles de sudaneses inundaron las calles de Jartum y otras ciudades para manifestarse, mientras Abdalla Hamdok, detenido y destituido el lunes regresó a su hogar.

Telam SE
26-10-2021 | 17:50
Levantaron barricadas y quemaron neumticos en la capital de Sudn Foto AFP
Levantaron barricadas y quemaron neumáticos en la capital de Sudán. (Foto AFP).

El primer ministro sudanés Abdalla Hamdok, detenido y destituido este lunes de su cargo por un golpe militar, regresó a su casa, aseguró este martes el canal de televisión Al Hadath, y confirmó después un jefe castrense.

Ante la presión internacional para la liberación del dirigente, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas sudanesas, Abdul Fatah al Burhan, declaró en una rueda de prensa que Hamdok estaba en su casa y que se encontraba bien.

El oficial también había asegurado antes que Hamdok podría regresar a su propio hogar cuando la situación se calmara y dejara de resultar una amenaza para su integridad física, y agregado que en realidad estaba bajo custodia por su seguridad.

No obstante, aclaró, que otros funcionarios del disuelto Gobierno podrían ser enjuiciados, mientras continuaban en las calles las protestas prodemocracia.



El golpe de este lunes llegó luego de varias semanas de crecientes tensiones entre los militares y el liderazgo civil por la marcha de la transición de Sudán hacia la democracia desde el derrocamiento del exlíder Omar al-Bashir en 2019, tras un Gobierno autocrático de 30 años.

Las Fuerzas Armadas disolvieron el Gobierno interino y el Consejo Soberano, el cuerpo integrado por militares y civiles que se creó tras la caída de Al-Bashir para gobernar el país en su transición a la democracia, además de decretar el estado de sitio.

Según el plan trazado tras la renuncia forzada de Al-Bashir, las Fuerzas Armadas debían traspasar el liderazgo del consejo a los civiles el mes que viene, lo que hubiera alejado a los militares del poder.

El Consejo de Seguridad de la ONU tenía previsto discutir la crisis durante una reunión a puertas cerradas en horas de la tarde de este martes.



En su segunda aparición pública desde la toma del poder, el general Abdel Fattah Burhan reiteró este martes que las FFAA se vieron obligadas a intervenir para resolver las disputas entre los distintos sectores políticos.

“El país entero estaba paralizado debido a rivalidades políticas", dijo en una conferencia de prensa transmitida por cadena nacional.

“La experiencia de los dos últimos años ha probado que la participación de fuerzas políticas en el período de transición es perjudicial y promueve las peleas", agregó, informó la agencia de noticias AFP.

Conversación entre Hamdok y Blinken


Algunos de los funcionarios detenidos este lunes junto al primer ministro Abdalla Hamdok trataron de incitar una rebelión dentro de las FFAA, aseguró Burhan, que agregó que serían sometidos a juicio. Los que sean hallados "inocentes" serán liberados, agregó.

Hamdok había quedado bajo custodia en la casa de Burhan, dijo el propio general, que agregó que estaba "bien de salud".

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, habló este martes por teléfono con Hamdok, según un comunicado del Departamento de Estado.

"El secretario de Estado da la bienvenida a la liberación del primer ministro y renueva su llamamiento a las fuerzas militares sudanesas para que liberen a todos los líderes civiles detenidos y garanticen su seguridad", agregó el vocero del Departamento de Estado, Ned Price, en el texto.

Estados Unidos anunció la suspensión de una ayuda de 700 millones de dólares a Sudán, un país africano de cultura y lengua árabe.

Estados Unidos anunció la suspensión de una ayuda de 700 millones de dólares a Sudán


Las protestas comenzaron horas después de la toma del poder por los militares. Miles de sudaneses inundaron las calles de la capital, Jartum, y otras ciudades para manifestarse.

Al menos cuatro manifestantes murieron y otros 80 resultaron heridos cuando fuerzas de seguridad abrieron fuego contra algunas de las protestas, informó el sindicato Comité Médico de Sudán.

Decenas de manifestantes continuaban este martes en las calles de Jartum y de la vecina ciudad de Omdurman, cortando calles y quemando neumáticos, pero no se veían escenas de represión como las de la víspera, según AFP.

En la noche de este lunes, sin embargo, soldados y militares de las temidas Fuerzas Rápidas de Apoyo persiguieron a manifestantes por barrios de Jartum, y la organización Human Rights Watch dijo que usaron balas de plomo en la represión de las protestas.

Al menos cuatro manifestantes murieron y otros 80 resultaron heridos cuando fuerzas de seguridad abrieron fuego contra algunas de las protestas


Para el sábado próximo fue convocada una masiva marcha para exigir una vuelta a un Gobierno civil.

En tanto, el director de la aviación de Sudán, Ibrahim Adlan, dijo a AFP que todos los vuelos desde y hacia Jartum estaban suspendidos hasta el sábado.

El aeropuerto está en el centro de Jartum, donde los manifestantes y los militares bloquean las carreteras con piedras, ramas y neumáticos. Una alambrada es lo único que lo separa de las principales avenidas de la capital sudanesa.

Otros países condenan la situación


Blinken también reclamó el fin de la violencia contra los manifestantes y el restablecimiento de los servicios de Internet.

Agregó que Estados Unidos estaba coordinando con aliados "para trazar un enfoque diplomático común para lidiar con estas acciones y evitar que deriven en una mayor inestabilidad en Sudán y la región" del este de África.

La ONU y la Unión Europea (UE) también condenaron el golpe y exigieron la liberación de Hamdok.

Rusia, en cambio, atribuyó el golpe a "una política equivocada" y a "la injerencia extranjera" en este país, donde rusos, turcos, estadounidenses y sauditas se disputan la influencia atraídos por sus estratégicos puertos en el mar Rojo.

Este lunes, Burhan dijo que las FFAA nombrarán un gobierno de tecnócratas hasta las elecciones, previstas para julio de 2023.

La Asociación de Profesionales Sudaneses, un grupo de sindicatos que lideró las protestas contra Al-Bashir, urgió a la ciudadanía a ir a una "huelga general" e iniciar una campaña de "desobediencia civil".

Por su parte, el Movimiento de Liberación Popular Sudán-Norte, el principal grupo rebelde del país, denunció el golpe y llamó a la gente a tomar las calles.

También te puede interesar