Turismo |

TEMPORADA EN PRIMAVERA

La naturaleza y la historia se entrecruzan en el Parque Nacional Aconquija, en Tucumán

Con propuestas como senderismo desde Tafí del Valle hasta la Quebrada del Portugués, avistamiento de fauna silvestre o una visita al Portal Cachuna, en las cercanías de las "Estancia de las Ánimas", la reserva se prepara para la nueva temporada.

Telam SE
29-10-2021 | 14:00
El Parque Nacional Aconquija ofrece una temporada ideal para practicar senderismo
El Parque Nacional Aconquija, ofrece una temporada ideal para practicar senderismo.


El Parque Nacional Aconquija, creado en 2018 en la provincia de Tucumán, se llena de aromas y colores en primavera, una temporada ideal para practicar senderismo, apreciar sus exuberantes paisajes y conocer el sitio arqueológico "La Ciudacita", que integra el "Qhapaq Ñan" (Camino Principal del Inca).

Con una superficie total de 76.207 hectáreas, el Parque Nacional Aconquija es un área protegida que se integra con el anterior Parque Nacional Campo de los Alisos (creado en 1995), y territorios aledaños al mismo.

En el lugar resalta el aliso del cerro, característico del Bosque Montano, ubicado a una altura de entre los 1.500 y 2.000 metros sobre el nivel del mar, donde forma bosques casi puros.

En cuanto a la fauna, se han registrado más de 400 especies de vertebrados, entre ellas guanacos, lobitos de río, el gato andino, la ranita montana, el ocelote y el loro alisero.

El Aconquija está en la ecorregión Selva de las Yungas y Altos Valles, y uno de los emblemas del Parque es la "monterita canela" o "monterita serrana", ave que aparece dibujada en el logo.

Comparte la imagen con el sitio arqueológico "La Ciudacita", que es Patrimonio de la Humanidad e integra el proyecto "Qhapaq Ñan" (Camino Principal del Inca) que une gran parte del continente..

"El ave, que está considerada amenazada, es muy chiquita, tanto que podríamos decir que es una figurita difícil para los avistadores de aves, aunque deben buscarla en las planicies de altura que acá llamamos mesadas", explica el intendente del Parque Nacional Aconquija, Ramiro Aráoz.

En el lugar resalta el aliso del cerro caracterstico del Bosque Montano ubicado a una altura de entre los 1500 y 2000 metros sobre el nivel del mar
En el lugar resalta el aliso del cerro, característico del Bosque Montano, ubicado a una altura de entre los 1.500 y 2.000 metros sobre el nivel del mar.


Una de las recomendaciones en cuanto a la fauna silvestre es que quienes se acerquen en vehículo por alguno de los portales de acceso al Parque lo hagan con mucho cuidado porque pueden cruzarse corzuelas, mayuatos (osito lavador, mapache sudamericano), ocelotes o aves.

Desde Tafí del Valle y Amaicha del Valle, en los Valles Calchaquíes hacia el suroeste tucumano, la sucesión de reservas naturales y el PN Aconquija expresan el corredor de naturaleza protegida tucumana.

Hay quienes ofrecen propuestas de senderismo desde Tafí del Valle y en tres noches y cuatro días llegan caminando a través de la Quebrada del Portugués a estos lugares de naturaleza plena.

Además, desde San Miguel de Tucumán se llega hacia el Circuito Sur tucumano, donde la sucesión de pueblos se conjuga con la tendencia actual en el mundo que es reconectarse con la vida al aire libre.

El Circuito Sur es ideal para visitar transitando por la Ruta Nacional 38; las provinciales 301 y 65 (Nacional, tramo solo hacia PN Aconquija) que conducen al visitante a estos sitios de encanto.

Si se observa un croquis de este territorio, se verá en orden de Norte a Sur, el Parque Provincial Ñuñorco; Parque Provincial y Reserva de flora y fauna La Florida; Portal Campo de Los Alisos como ingreso al PN Aconquija, donde también está "La Ciudacita", un anclaje del Qhapaq Ñan.

La sede de la intendencia del PN Aconquija está en la localidad de Concepción, en el Circuito Sur tucumano, que además de ofrecer hospedaje, gastronomía y atractivos, permite acceder a uno de los portales con servicios de uso público e infraestructura para disfrutar del entorno natural.

El área protege la selva de yungas y la eco región alto andina, pero por sobre todo, las nacientes de los ríos Jaya y Las Pavas, además de los cursos de agua de Cochuna, Las Cañas, Río Seco y Salí que se convierte en el río Dulce y baña el territorio de Santiago del Estero hasta llegar hasta la laguna de Mar Chiquita, en Córdoba.

El sonido de las yungas, con la exuberancia de la vegetación que acompaña a cada paso, es un privilegio para los apasionados de la vida natural.

Entre el sitio arqueológico y las yungas, antiguos establecimientos de campo dieron lugar a los portales de acceso al Parque Nacional Aconquija.

Hay quienes ofrecen propuestas de senderismo desde Taf del Valle y en tres noches y cuatro das llegan caminando a travs de la Quebrada del Portugus
Hay quienes ofrecen propuestas de senderismo desde Tafí del Valle y en tres noches y cuatro días llegan caminando a través de la Quebrada del Portugués.


Es el caso del portal Cochuna, cerca del campo que perteneció a la Estancia Las Animas, "donde está la ´Laguna del Tesoro´, con una extensión de dos hectáreas, donde según cuenta la leyenda "los Incas arrojaron el oro de ´La Ciudacita", rememora Aráoz, y agrega que "también dice que un toro de cuernos de oro ataca en las noches a quienes ingresan a buscarlo".

Por su parte, en el Portal de acceso Campo Los Alisos se emplaza el centro Operativo Santa Rosa, con área pública, oficina de informes, sitio de acampe a distintas alturas, fogones, mesas y grupo sanitario, y la proximidad con la localidad de Alpachiri, que está a unos 12 kilómetros, permite contar con provisiones.

Los senderos autoguiados que se pueden recorrer en Los Alisos invitan a conocer la espesura de las yungas y la vegetación exuberante de este Parque Nacional, como el sendero "El Pozón" y la "Selva Misteriosa", de unos 350 metros de recorrida, y de baja dificultad.

Las recomendaciones en cuanto a los protocolos se cumplen para preservar la salud de la población y siempre con reserva previa en aconquija@apn.gob.ar, dado que el cupo diario es de 260 personas, entre los tres portales de acceso, para las actividades como senderismo y trekking con posibilidades de dormir y acampe.

La Ciudacita, el sitio arqueológico que forma parte del Qhapaq Ñan de Tucumán

La Ciudacita, ubicada a 4.400 msnm, casi en la cima de los Nevados del Aconquija, que llega a los 5.552 msnm (Cerro del Bolsón), es uno de los sitios arqueológicos más importantes que pertenece al Proyecto Qhapaq Ñan (Camino del Inca), declarado en 2014 "Patrimonio de la Humanidad" por la Unesco, que lo integran junto con la Argentina, Bolivia, Perú, Chile, Colombia y Ecuador

En el país, el sitio La Ciudacita en Tucumán comparte el conjunto Qhapaq Ñan con las provincias de Mendoza, San Juan, La Rioja, Salta, San Luis y Jujuy, donde se protegen unos 32 sitios arqueológicos que resguardan unas 18 comunidades asociadas a estos lugares.

Se trata de uno de los sitios arqueológicos más importantes, ubicado a 4.400 msnm, casi en la cima de los Nevados del Aconquija (5,552 msnm), lo que representa un desafío para montañistas.

De acuerdo a los arqueólogos, este sitio de impronta incaica albergó a unos 400 habitantes y quedó deshabitado hacia el siglo XVII, durante la segunda guerra calchaquí.

Se trata de un conjunto de recintos con muros de pircas (piedras apiladas) de una altura de un metro, construidos de manera escalonada sobre el filo de la montaña a partir de un campo que muchos consideran "ceremonial" y lo denominan ``Kalasasaya".

El Kalasasaya es un rectángulo de muros de pircas, de piedra lajas de color grisáceo, de 40 metros de ancho por 60 metros de longitud.

Este sitio es transversal a la red troncal del Camino del Inca y abarca unas 370 hectáreas con el tramo de 2,3 km en el Cordón del Aconquija. El camino continúa hacia el Oeste, hacia el Portezuelo de los Campos Colorados y luego hacia el Sur, hacia Ampajango (Catamarca).

Los especialistas calculan que fue construido en el mayor momento de apogeo del imperio Inca, a través del complejo Sistema Vial Andino, considerado la mayor obra de Occidente.

Fue y es tan importante este sistema vial que la red troncal, denominada Qhapaq Ñan, unía caminos, puentes, senderos secundarios con valles, quebradas y las cimas de las máximas alturas, territorios y comunidades para comunicarse e intercambiar culturas, productos y comerciar.

Por esos caminos llegaron a trasladarse hasta 40 mil personas, de un imperio que llegó a contener según diferentes tesis entre 10 y 12 millones de personas al momento de la llegada de los españoles al territorio americano.

A lo largo del tramo del Qhapaq Ñan de lo que hoy constituye el territorio argentino, se protegen a lo largo de 118,5 kilómetros unos 32 sitios arqueológicos que resguardan unas 18 comunidades asociadas a estos lugares.

Fue el grado de preservación del sitio "La Ciudacita" en Tucumán, sin intervención actual, lo que lo impulsó a integrar este conjunto de Patrimonio de la Humanidad.

Newsletter

También te puede interesar