14/10/2021 19:11 - Per

El partido oficialista anunci que no apoyar al nuevo gabinete en el Congreso

Per Libre, partido que se define marxista leninista y que llev a Castillo a la presidencia, anunci su postura mediante un comunicado que define al nuevo equipo ministerial, presidido por la abogada Mirtha Vsquez, como “un paso al centro derechismo”.

Por Gonzalo Ruiz Tovar

El gabinete de Pedro Castillo esta en peligro de no continuar sino logra los apoyos en el Congreso
El gabinete de Pedro Castillo esta en peligro de no continuar sino logra los apoyos en el Congreso

El partido oficialista peruano Per Libre (PL) anunci este jueves que no apoyar al nuevo gabinete ministerial cuando pida la confianza del Congreso, aunque su fundador y lder, Vladimir Cerrn, asegur que eso no significa que pase a la oposicin al Gobierno de Pedro Castillo.

PL, partido que se define marxista leninista y que llev a Castillo a la presidencia, anunci su postura mediante un comunicado que define al nuevo equipo ministerial, presidido por la abogada Mirtha Vsquez, como “un paso al centro derechismo” impulsado por organizaciones no gubernamentales a las que no identifica.

El gabinete tendr que pedir en no ms de tres semanas el voto de confianza del Congreso. Si no lo obtiene, Castillo tendr que disolverlo y conformar uno nuevo.

De momento no est claro cuntos de los 37 parlamentarios de PL obedecern la disposicin de votar en contra, pues varios han expresado individualmente apoyo al nuevo gabinete, en el que hay dos militantes de la organizacin: la ministra de Inclusin, Dina Boluarte -adems vicepresidenta de la Repblica-, y la de Trabajo, Betsy Chvez.

En el Congreso, adems de los 37 parlamentarios de PL, hay 42 de partidos de derecha que mantienen una lnea de oposicin “dura” al Gobierno, 45 de partidos de centroderecha y centro que pueden concertar con el Ejecutivo y cinco de otro partido de izquierda, que apoya a Castillo.


El comunicado de PL afirma que el gabinete est compuesto por funcionarios de “partidos sin inscripcin y ONGs norteamericanas”, adems de “caviares”, trmino despectivo que se usa en Per para descalificar a polticos que tienen posiciones progresistas pero supuestamente desde una visin “aburguesada”.

Esos grupos “han cogobernado en los ltimos cuatro gobiernos y ahora quieren hacerlo con el actual”, afirma el documento que sacudi hoy al ambiente poltico peruano.

La insistencia de congresistas peruanos para que entre en vigencia un dictamen que limita al Gobierno tensionó de nuevo las relaciones entre Ejecutivo y Legislativo.
La insistencia de congresistas peruanos para que entre en vigencia un dictamen que limita al Gobierno tension de nuevo las relaciones entre Ejecutivo y Legislativo.

PL apoyaba al anterior gabinete, presidido por uno de los principales mandos del partido, Guido Bellido, pero Castillo lo cambi la semana pasada para “recuperar la gobernabilidad” afectada por la polarizacin, y puso al frente a Vsquez, cercana a un partido de izquierda sin presencia en el Congreso, el Frente Amplio.

La mayora de ministros no tienen militancia partidista, lo que es una constante en Per, y los que s la tienen, aparte de Boluarte y Chvez –opositoras internas a Cerrn en PL-, pertenecen a pequeos colectivos socialistas.

El nuevo panorama se presenta en momentos en que la insistencia de congresistas de oposicin de derecha para que entre en vigencia un dictamen que limita al Gobierno en su facultad de plantear cuestiones de confianza tension de nuevo las relaciones entre ambos poderes.

El dictamen, objetado por el Gobierno, es rechazado adems por prestigiosos juristas, que lo consideran inconstitucional y alertan sobre el desequilibrio de poderes que supuestamente genera.

“Limitar la cuestin de confianza es limpiar el camino para la vacancia (destitucin) presidencial. Romper el equilibrio de poderes es acabar con la democracia”, escribi en Twitter el ministro de Justicia, Anbal Torres.



El Congreso ya aprob el dictamen, redactado por su Comisin de Constitucin, pero no entr en vigencia porque el Gobierno se neg a refrendarlo y lo regres con observaciones. Ante eso, la Comisin insiste en que el Legislativo la adopte “por insistencia”, un mecanismo previsto en la legislacin.

El debate se ahond despus de que Bellido, entonces jefe del gabinete, amenaz con recurrir a la confianza si se censuraba al ministro de Trabajo, ber Marav, acusado de supuestos vnculos con grupos ilegales de extrema izquierda.

Si el Gobierno haca de la continuidad de Marav una cuestin de confianza, el Congreso habra quedado entres dos opciones: o desista de la censura o la haca pero quedando en capilla, porque la Constitucin faculta al Ejecutivo a cerrar el Congreso en caso de que le niegue dos veces la confianza, como lo hizo en el pasado quinquenio el presidente interino Martn Vizcarra.

Eso no ocurri porque Castillo advirti que no usara la figura y, sobre todo, porque antes de que se aprobara la mocin de censura el mandatario le pidi la renuncia a Bellido y form un nuevo gabinete, ya sin la presencia del titular de Trabajo cuestionado.

Las cuestiones de confianza planteadas por el Ejecutivo y las mociones de censura planteadas por el Congreso fueron introducidas para equilibrar los poderes y funcionaron sin problemas hasta que, entre 2016 y 2019, FP us la mayora absoluta que tena en el Congreso para cercar al presidente liberal Pedro Pablo Kuczynski, al que finalmente logr destituir.

Esta vez, los recelos se incrementan porque PL y sus aliados han denunciado desde el principio que los tres partidos situados ms a la derecha, Fuerza Popular, Renovacin Popular y Avanza Pas, quieren sacar a Castillo, los que es incluso reconocido abiertamente por miembros de esas bancadas.

“El dictamen crea una asimetra perjudicial entre los poderes. Se busca limitar al Ejecutivo y puede ser una maniobra poltica para socavar la gobernabilidad”, opin en ese marco el politlogo Roger Santa Cruz en una entrevista con Tlam.

Castillo, un profesor de escuela rural que alcanz presencia nacional como lder sindical del magisterio, se inscribi el ao pasado a ltima hora en PL para postularse por ese partido, pero no tiene mayor presencia orgnica dentro de la colectividad.

De hecho, el mandatario ha expresado pblicamente su simpata por una fuerza en formacin, el Partido Magisterial y Social, algunos de cuyos miembros integran la bancada de PL en condicin de “invitados”.
etiquetas