09/10/2021 08:15 - Mauricio Macri y el espionaje ilegal

Ara San Juan: vigilar para gobernar

Durante la bsqueda del submarino los familiares de los 44 tripulantes se acostumbraron a ver desconocidos en las reuniones, que sus telfonos se recalentaran, hicieran sonidos extraos e incluso que les desapareciera informacin. Hoy saben que fueron unos de los tantos blancos de la estructura paralela que mont la Agencia Federal de Inteligencia durante el macrismo para espiar ilegalmente a opositores, jueces, activistas, periodistas e incluso futbolistas. Un esquema de agentes, militares retirados y expolicas que, segn sospecha la justicia, actuaban por orden de las mximas autoridades de la central de inteligencia y de Mauricio Macri.

Por Luciana Bertoia


Arte: Sebastin Angresano

Mauricio Macri sospech que alguno de los desmanejos en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) podran traerle un dolor de cabeza cuando el domingo 2 de abril de 2017 abri el diario La Nacin y ley, en la pgina 27, una columna titulada El pestilente crculo negro del espionaje. Llevaba la firma de Carlos Pagni, uno de los periodistas ms respetados por el crculo rojo, quien denunciaba que la AFI macrista haba creado una estructura al margen de la ley que espiaba al astro del ftbol Lionel Messi, al camarista Eduardo Freiler, al exjuez Ral Zaffaroni y al titular de La Alameda y amigo del Papa Francisco, Gustavo Vera, entre muchos otros. Pagni aport datos precisos: deca que la AFI haca intervenciones telefnicas ilegales desde una base ubicada en la calle Billinghurst.

El presidente se comunic con Pagni y le pidi que fuera a visitar al entonces director general de la AFI, el escribano Gustavo Arribas, para que le diera explicaciones. El 5 de abril a las 19 el periodista lleg a la casa del jefe de los espas acompaado por el presidente de La Nacin SA, Julio Saguier. All, Arribas le anunci que la AFI se haba autodenunciado en Comodoro Py. Con eso el presidente crey que el asunto quedaba superado.

Cuatro aos y medio despus, Macri caminaba tranquilo y sin barbijo por las calles de Miami Beach cuando recibi la noticia que lo remont a aquel 2 de abril con la columna de Pagni. El juez subrogante de Dolores, Martn Bava, excombatiente de Malvinas, acababa de citarlo a indagatoria por espionaje ilegal a los familiares de los 44 tripulantes que murieron en el hundimiento del submarino ARA San Juan.

***

A Macri y a Arribas los une una pasin: el ftbol. Forjaron su amistad en la cancha, donde el entonces presidente de Boca jugaba -sin mucha destreza- como diez y el Negro Arribas se destacaba como un nueve habilidoso. En 2015, cuando Macri fue electo presidente, Arribas llevaba nueve aos viviendo en Brasil. Haba formado una pareja y tena una hija que haba nacido ah. Le iba bien con el negocio de la compra-venta de futbolistas cuando su amigo lo llam y lo tent con una oferta que no pudo resistir.

—Te necesito para intervenir la AFA (Asociacin del Ftbol Argentino) —le minti el lder de Cambiemos.

Cuando lleg a Buenos Aires, le dijo con una sonrisa:

—Me confund por una letra. Te quiero para la AFI.

El propio ex presidente cont la ancdota en Primer Tiempo, el libro que public hace unos meses y que ahora promociona en Estados Unidos.

A Macri le haban dicho que el jefe de los servicios de inteligencia deba reunir dos condiciones: ser inteligente y de extrema confianza. “Yo pens: De todos mis amigos: cul es el ms vivo, el ms desconfiado, el ms acostumbrado a esta cosa de las trampas?”, le confi a la periodista Laura Di Marco. La respuesta fue clara: el Negro Arribas.

El entonces presidente electo le sugiri llevar como segunda a Silvia Majdalani, una poltica del PRO que vena del peronismo y tena una relacin cercana con Francisco “Paco” Larcher, el nmero dos de los servicios durante buena parte del kirchnerismo. Adems, La Turca, como los amigos llaman a Majdalani, tena otra condicin: era la candidata favorita de la vicepresidenta Gabriela Michetti.

l se convirti en el Seor Cinco y ella en la Seora Ocho. Juntos forjaron una sociedad que funcion, pese a todo, hasta el ltimo da de su mandato, en diciembre de 2019. Arribas qued a cargo de todas las reas administrativas de la exSIDE, entre las que se contaban el manejo de los fondos reservados y la relacin con los tribunales. Majdalani, de las tareas operativas y de los espas que caminan por las calles.


Majdalani rescat a Diego Dalmau Pereyra, un exoficial de inteligencia del Ejrcito que desde haca aos daba clases en la Escuela Nacional de Inteligencia (ENI) y lo puso a cargo de la estructura de Contrainteligencia de la AFI, algo as como la inteligencia de la inteligencia. Dalmau llev a un ncleo de policas de la Ciudad con los que conform un grupo por fuera de la estructura formal de la AFI. Pasaron a la fama como los Sper Mario Bros -por el nombre de grupo de WhatsApp que tenan- y, segn reconstruy la justicia federal de Lomas en los ltimos meses, estuvieron dedicados al espionaje poltico.

Los Sper Mario Bros husmearon en las vidas de Cristina Fernndez de Kirchner, Horacio Rodrguez Larreta, Diego Santilli, Nicols Massot, Emilio Monz y, junto con el Servicio Penitenciario Federal (SPF), espiaron a los exfuncionarios kirchneristas presos en el penal de Ezeiza.

Arribas, por su parte, llev como asesor a Pablo Pinamonti, un abogado que haba estado en la Secretara de Inteligencia (SI) aos antes y lo design a cargo de lo que formalmente se llam Direccin de Reunin Provincia de Buenos Aires. En el submundo de la AFI se la conoci como Proyecto AMBA. Desde ah, Pinamonti coordin el trabajo de las seis nuevas sedes de la AFI creadas en el conurbano, que estuvieron mayoritariamente en manos de expolicas bonaerenses. Durante su existencia efmera, los 87 integrantes del Proyecto AMBA se dedicaron al espionaje poltico: partidos, movimientos sociales, manifestaciones y hasta comedores barriales. Los agentes de las distintas bases siguieron especialmente los actos de Cristina Fernndez de Kirchner, que en 2017 encabez la lista de Unidad Ciudadana para el Senado.

***

Poco antes del medioda del 20 de noviembre, Macri lleg en jogging a la Base Naval de Mar del Plata, donde lo esperaban los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan. Haca cinco das que no tenan noticias del submarino. Desde el San Juan haban avisado que estaban experimentando desperfectos y que estaban muy cansados porque estaban en medio de una tormenta descomunal. La Armada minimiz la falta de contacto y se perdieron horas vitales.

Ese da, el entonces presidente se reuni con los familiares de los tripulantes y despus se entrevist con oficiales de la Armada Argentina. l mismo distribuy imgenes de los encuentros desde su red social Twitter.

***

A seis kilmetros de la Base Naval hay una casa de fachada blanca y portn negro que los lugareos identifican como la sede de la exSIDE en Mar del Plata. Durante el gobierno de Cambiemos, la base qued a cargo de Nicols Iuspa Bentez, un agente que haba entrado a la SIDE en 1997 por recomendacin del entonces jefe Hugo Anzorreguy. Iuspa Bentez manej la delegacin con cinco agentes a cargo y fondos reservados para comprar informacin a confidentes. Ninguno haba llegado al organismo durante el macrismo. Eran lo que se puede definir como un elenco estable. El ms antiguo era un experto en intervenciones telefnicas.

Durante el ao que dur la bsqueda del ARA San Juan a los familiares los acompa una sensacin: estaban siempre un paso por detrs del gobierno. Cuando iban con un planteo, los funcionarios ya tenan la respuesta preparada. Tambin notaron con extraeza que en algunas actividades haba gente a la que no conocan y sobre todo sufrieron situaciones raras con sus telfonos: aparatos que se recalentaban sin tener actividad, sonidos extraos y, sobre todo, desaparicin de informacin. Todo eso les haca sospechar que los estaban espiando. Lo denunciaron ante la justicia y ante la bicameral que investigaba la desaparicin del submarino.

***


En enero de 2019, el empresario Pedro Etchebest denunci ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que el fiscal Carlos Stornelli y un supuesto abogado, Marcelo Sebastin D’Alessio, lo extorsionaban para no involucrarlo en la causa de los cuadernos, un escndalo que haba estallado en agosto de 2018.

La investigacin convirti a Ramos Padilla en uno de los enemigos pblicos del macrismo, que busc su remocin a travs del Consejo de la Magistratura. En dos aos de investigacin, Ramos Padilla lleg a la conclusin de que la banda de D’Alessio no era un grupo de extorsionadores, sino que contaba con terminales en organismos estatales como la AFI y eso la converta en una organizacin paraestatal que haba intervenido en ms de medio centenar de operaciones con impacto en causas penales o en la vida poltica del pas.

Al investigar a D’Alessio aparecieron los vnculos con personajes que integraron la trama del Proyecto AMBA y se abri una investigacin sobre esa iniciativa de la AFI que, al da de hoy, tiene 26 procesados.

***

El presidente Alberto Fernndez envi a Cristina Caamao a sanear los “stanos de la democracia”, que tienen sede en las varias sedes que la AFI tiene desperdigadas por el pas. Caamao vena con buenos antecedentes. Llevaba dcadas en la justicia como fiscal, tena buena relacin con los organismos de derechos humanos, haba sido secretaria de Seguridad durante el gobierno de Fernndez de Kirchner y la entonces procuradora Alejandra Gils Carb haba puesto en sus manos la direccin de la oficina de escuchas cuando se la sacaron a la exSIDE.

Parte del saneamiento que Fernndez le encomend tena que ver con relevar y denunciar las irregularidades que hubieran tenido lugar durante la gestin de Arribas y Majdalani. Caamao present ocho denuncias ante la justicia federal. La primera, en febrero de 2020, versaba sobre la vigilancia ilegal que la AFI haba hecho sobre Cristina Fernndez de Kirchner con espas apostados en las afueras de su departamento y del Instituto Patria. Caamao tambin denunci hackeos de mails y el espionaje masivo sobre periodistas, activistas y acadmicos que tuvo lugar durante las cumbres de la Organizacin Mundial del Comercio (OMC) y del G20, que para Macri significaron el regreso de la Argentina al mundo.

En simultneo se abrieron otras investigaciones, como la de los Sper Mario Bros, en los tribunales federales de Lomas de Zamora. Ramos Padilla tambin sigui con sus pesquisas. Para agosto de 2020, el juez de Dolores estaba abocado al anlisis del Proyecto AMBA y le reclam a Caamao que compilara toda la informacin que existiera sobre las seis nuevas bases y las tres histricas, entre las que se encontraba la de Mar del Plata.

***

Caamao cruz los pocos metros que separan la sede de central de inteligencia de la Casa Rosada cargando una carpeta, con un paso ms rpido de lo habitual. Cuando lleg, le mostr al presidente lo que acababan de encontrar: eran documentos que daban cuenta que la AFI, desde su delegacin marplatense, haba seguido a los familiares del ARA San Juan. El 23 de septiembre de 2020 Caamao present la denuncia ante la justicia federal de Mar del Plata.

—No estbamos hablando ni de terroristas ni de crimen organizado, sino de un grupo de familiares que estaba tratando de buscar a los familiares que quedaron atrapados en el submarino ARA San Juan, o sea que resulta perverso este espionaje— dijo la interventora en una conferencia de prensa desde la Casa Rosada que brind esa misma tarde junto con el entonces ministro de Defensa, Agustn Rossi.

La causa qued radicada en el juzgado de Santiago Inchausti, que deleg la investigacin en el fiscal general Daniel Adler. Despus de unos meses, el juez mand el expediente a su colega de Dolores para que la investigara dentro de la trama que rode al Proyecto AMBA.

***

Una de las hiptesis del juez es que la AFI espi a los familiares para anticipar su movimientos y evitarle otro trago amargo a Macri.

La AFI no document la primera reunin entre Macri y los familiares en la Base Naval. O no se encontraron esos documentos. sa es una de las hiptesis que maneja el juez Martn Bava, que subroga el Juzgado Dolores desde marzo y que cit al ex presidente a indagatoria por el espionaje a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan. La otra hiptesis que baraja es que esa reunin haya sido lo que motiv a que la AFI se dedicara a anticipar los movimientos de los familiares para evitarle al presidente otro trago amargo.


Durante la instruccin de la causa, se pudieron reconstruir seis hechos vinculados al espionaje de los familiares:

-Cuando se cumplieron los dos meses de la desaparicin del submarino, el 15 de enero de 2018, hubo una misa en la Base Naval de Mar del Plata. La AFI sigui a una hermana de un tripulante y se infiltr entre un grupo de parientes que llevaron su reclamo al Concejo Deliberante de General Pueyrredn.

-Un informe del 3 de febrero de 2018 da cuenta del seguimiento a cuatro mujeres, esposas o parejas de los submarinistas, para saber cules seran las inquietudes que iban a llevar a la reunin que tendran tres das despus con el entonces presidente.

-El 10 de febrero de 2018, los espas siguieron a una madre y a los familiares que llegaron a la residencia de Chapadmalal para dejarle una carta al entonces presidente.

-El 2 de abril de 2018, fotografiaron y recopilaron informacin de las redes sociales de la hermana y la compaera de un submarinista que fueron hasta el Golf Club de Mar del Plata para intentar hablar con Macri.

-Cuando se cumpli el ao del hundimiento del San Juan, la AFI sigui y fotografi a quienes se manifestaron frente a la Base Naval.

-Los informes sobre las movilizaciones de los familiares comenzaron el 28 de diciembre de 2017 y, segn reconstruy la justicia, los seguimientos se dieron en al menos otras diez oportunidades.

***

Los imputados no negaron el espionaje a las familias del ARA San Juan. Algunos, como Arribas, se mostraron ajenos; otros, como Majdalani, buscaron justificarlas. La exsubdirectora general de la AFI dijo que el organismo tena un rea de enlace con la Casa Militar y colaboraba con la seguridad presidencial haciendo las tareas de “adelantado” para reconocer el terreno en el que iba a moverse el jefe de Estado. Iuspa Bentez tambin se expres en ese sentido e incluso reconoci que l y otro agente estuvieron en el Golf Club cuando fueron las dos mujeres a intentar hablar con Macri.

La informacin, dijo el jefe de la delegacin de Mar del Plata, se la pasaban a travs de Telegram a la Direccin de Reunin Interior, que estaba a cargo de Eduardo Winkler y era la que reuna datos de lo que suceda en las provincias.

Para el juez todos esos elementos los incriminan. Bava dict el procesamiento contra Arribas, Majdalani, Winkler, Iuspa Bentez y los cinco agentes de la AFI de Mar del Plata. En la misma resolucin, llam a indagatoria a Macri por el espionaje a los familiares.

***


Macri caminaba tranquilo por Miami Beach cuando recibi la noticia: el juez Martn Bava acababa de citarlo a indagatoria por espionaje ilegal

Desde Miami, el expresidente recibi un llamado de su abogado Pablo Lanusse, que todava trataba de digerir la resolucin del juez Bava. Cuando se la pasaron, no saba ni de qu causa le estaban hablando, le confi a algunos interlocutores. El exministro Germn Garavano tambin habl con el expresidente para orientarlo. El acuerdo fue que Lanusse denunciara la citacin como una maniobra de persecucin contra el expresidente y que dijera que an as se iba a presentar ante la justicia. Tenan que despejar los fantasmas que se crearon a partir de la huida de su asesor judicial Fabin Rodrguez Simn para no presentarse a una indagatoria similar.

En el macrismo masticaban bronca contra Ramos Padilla, a quien le atribuan seguir manejando desde La Plata el juzgado de Dolores, y empezaban a disear una estrategia para sacarse de encima a Bava. El men inclua postergar la citacin todo lo posible, recusar al juez, plantear que no se puede investigar en Dolores lo que habra sido ordenado desde la Casa Rosada y, por supuesto, activar denuncias contra el magistrado en el Consejo de la Magistratura.

El final de esta historia an no se escribi, pero Macri termin en el centro del espionaje que orbit alrededor suyo. A diferencia de lo que sucedi con la nota de La Nacin del 2 de abril de 2017, esta vez ya no tendr a nadie que d explicaciones por l.