25/09/2021 13:26 - divorcio cultural histrico

Castillo y el difcil abrazo entre Lima y los Andes en Per

El presidente se presentesta semana en la Celac y en lasasambleas de ONUyla OEAataviado con el sombrero de paja y con la vestimenta que le es caracterstica, lo que gener numerosas crticas en medios y redes de Lima ms por la apariencia del mandatario que por el contenido poltico de sus propuestas.

Por Gonzalo Ruiz Tovar

Castillo aseguró que no es "comunista", como afirma la oposición, y que su Gobierno respetará la propiedad privada. Foto: AFP
Castillo asegur que no es "comunista", como afirma la oposicin, y que su Gobierno respetar la propiedad privada. Foto: AFP

El primer viaje al exterior de Pedro Castillo como presidente de Per gener numerosas crticas en medios y redes de Lima ms por la apariencia del mandatario que por el contenido poltico, lo que pareci ratificar la hiptesis del divorcio cultural histrico entre la capital y los Andes.

"Castillo es un Presidente que no viene de las lites, un maestro rural, campesino, hijo de un pen de hacienda. Un Presidente que usa casacas de textiles andinos, que no viste traje ni corbata, genera rechazo en sectores de las clases media y media alta que no consideran digna esa presentacin", explic el antroplogo y doctor en Filosofa Guillermo Salas, profesor de la Pontificia Universidad Catlica de Per (PUCP).

En contraste, quienes provienen de los Andes ven al mandatario como "un profesor con la cara de ellos, que habla como ellos, se viste como ellos", agreg el socilogo y doctor en Antropologa David Ugarte, catedrtico de la Universidad San Antonio Abad, en la ciudad andina de Cusco.

"Un Presidente que usa casacas de textiles andinos, que no viste traje ni corbata,genera rechazo en sectores de las clases media y media alta que no consideran digna esa presentacin"

Guillermo Salas

Castillo se present esta semana en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos (Celac) y en las asambleas de las Naciones Unidas (ONU) y la Organizacin de Estados Americanos (OEA) ataviado con el sombrero de paja de su departamento natal, Cajamarca, y con la vestimenta que le es caracterstica, para decir, entre otras cosas, que no es "comunista", como afirma la oposicin, y que su Gobierno respetar la propiedad privada y promover la inversin nacional y extranjera.

Algunos sectores tuvieron reacciones a favor y en contra del contenido de las intervenciones, pero otros se convirtieron en crticos de moda para cuestionar el "look" del mandatario y de su esposa, Lilia Paredes, quien tambin opt por prendas sencillas, ajenas al glamour de otras primeras damas.



Una ruptura cultural con races histricas

Salas, Ugarte y otro profesor de la PUCP, el antroplogo y doctor en Filosofa Juan Carlos Callirgos, coincidieron en entrevistas con Tlam en que la aparente ruptura cultural tiene races profundas, que se sumergen en la historia.

"Desde el siglo XIX, las lites se fueron apartando de los indgenas, pues consideraban que ellas s hablaban el lenguaje de la civilizacin. Lima se fue modernizando pensando en Pars", apunt Callirgos.

En paralelo con ese distanciamiento, que se expresaba en muchas reas, el avance econmico en Lima y el interior era -y sigue siendo- desigual.

Segn el Instituto Nacional de Estadstica e Informtica, el ingreso promedio en la capital donde habitan 9,7 millones de personas casi duplica al del resto del pas, en donde viven 22,9 millones.


Un ajustado triunfo de Castillo

En ese contexto se dieron las elecciones de este ao: despus de un proceso caracterizado por la pobreza de propuestas y las campaas de demolicin contra candidatos moderados, pasaron al balotaje Castillo, que tena el programa ms a la izquierda, y Keiko Fujimori, situada en el extremo derecho del arco.

Segn los expertos, en la definicin final el fujimorismo y sus aliados recurrieron al "terruqueo" –la descalificacin como "terroristas" para todas las fuerzas y referentes de izquierda- y en forma ms encubierta al "choleo" –una forma de degradar a los andinos-, mientras que desde lo que hoy es el oficialismo se apel a cualquier argumento para atacar a la adversaria y se la identific como parte de las "argollas" -como se conoce a los crculos de poder- de siempre.

Los resultados fueron dramticos: el hoy presidente gan por 0,25 puntos porcentuales -es decir, por 44.260 votos de diferencia en un padrn de ms de 17,6 millones de personas- y lo hizo gracias a que sus claras victorias en todos los departamentos andinos revirtieron sus fuertes derrotas en Lima y la costa norte. En la menos poblada Amazona, en cambio, los triunfos se alternaron y siempre por distancias cortas.

Estas tendencias se han mantenido en los dos meses de Gobierno.

En Lima hay una frrea oposicin, mientras que en los Andes sigue el respaldo a Castillo, aunque ya con desgaste



En Lima hay una frrea oposicin, mientras que en los Andes sigue el respaldo a Castillo, aunque ya con desgaste.

Pese a esta divisin, Salas consider que no es bueno generalizar porque "el campo limeo es enorme y tambin lo es el campo andino". Adems, destac que se necesita estudiar ms el tema para entender por qu el rechazo a Castillo es tan fuerte en Lima si buena parte de sus habitantes son inmigrantes andinos o descendientes.

Ugarte aventur que esos inmigrantes podran haber sido alcanzados por el "slvese quien pueda" de la metrpolis, o estn prevenidos para no perder lo avanzado, o sucumbieron ante la "satanizacin" de la derecha.

Adems, consider decisiva la influencia en sectores humildes de iglesias evanglicas y su discurso reaccionario.

Muchos analistas temen que esta ruptura y la polarizacin puedan llevar a confrontaciones, por lo que es necesario actuar pronto en la bsqueda de soluciones, aunque nadie parece tener claro cmo se hara eso.

Para Callirgos, el momento actual no permite ser optimista para un alivio de tensiones.

"Para comenzar a encontrar soluciones habría que comenzar por cerrar la brecha y que las élites de Lima dejen de ver a lo andino solo como una estrategia de marketing para el turismo".
"Para comenzar a encontrar soluciones habra que comenzar por cerrar la brecha y que las lites de Lima dejen de ver a lo andino solo como una estrategia de marketing para el turismo".

"Estn todos los problemas derivados de la pandemia y un contexto global que facilita el crecimiento de la extrema derecha, como se ve con (Donald) Trump o (Jair) Bolsonaro", sostuvo.

"Ahora, para comenzar a encontrar soluciones habra que comenzar por cerrar la brecha y que las lites de Lima dejen de ver a lo andino solo como una estrategia de marketing para el turismo", agreg.

Salas, a su vez, consider que el riesgo de un agravamiento de la situacin est "sobredimensionado". "La gente est en el da a da, no piensa en esas cosas", argument.

En el pasado, Lima fue sede del virreinato espaol ms poderoso de la regin y los Andes vecinos fueron el epicentro de la civilizacin ms avanzada de Sudamrica. Siglos despus, el abrazo entre esos dos mundos sigue siendo difcil de concretar.