15/09/2021 16:29 - Un conflicto irresuelto

Espaa y Catalua abrieron un dilogo sobre la autonoma catalana

Los independentistas llegan a la cita con dos demandas clave que el Gobierno espaol ya anticip que no contempla aceptar: el permiso para la celebracin de un referndum de autodeterminacin y un pedido de amnista para los encausados en 2017.

Los catalanes reclaman el permiso para la celebración de un referéndum de autodeterminación y la amnistía para los encausados por participar del desafío secesionista de 2017.
Los catalanes reclaman el permiso para la celebracin de un referndum de autodeterminacin y la amnista para los encausados por participar del desafo secesionista de 2017.

Los presidentes de Espaa, Pedro Snchez, y de la regin autnoma de Catalua, Pere Aragons, retomaron conversaciones sobre la autonoma catalana tras una pausa por la pandemia, en una reunin que estuvo marcada por las divisiones entre los separatistas.

El encuentro, que se celebr en Barcelona, comenz con una reunin bilateral entre Snchez y Aragons.

Snchez reconoci la lejana de posiciones con Aragons, pero dijo confiar en la negociacin para resolver el conflicto poltico.

"Hemos constatado que seguimos manteniendo posiciones polticas muy alejadas, radicalmente distintas, pero hemos coincidido que la mesa de dilogo es el mejor camino para avanzar y encontrar soluciones", sostuvo el presidente espaol en conferencia de prensa tras reunirse con el lder independentista.

"Hemos constatado que seguimos manteniendo posiciones polticas muy alejadas, radicalmente distintas, pero hemos coincidido que la mesa de dilogo es el mejor camino para avanzar"

Pedro Snchez

"Fue una reunin de casi dos horas que considero importante porque supone la voluntad de los dos gobiernos de buscar soluciones", afirm Snchez, quien agradeci la hospitalidad del lder independentista y expres su "cario" por Catalua.

Aragons, por su parte, tambin destac la importancia del dilogo y sus dificultades.

"Estamos en un momento para centrarnos en la construccin de confianza y de metodologa, de reforzar el proceso de negociacin con un trabajo discreto pero peridico", afirm el lder independentista despus de la reunin, a la que calific un "punto de partida" y una "nueva fase en el conflicto poltico con el Estado espaol".

"Constatamos las dificultades de estos procesos, que nunca son fciles y siempre largos, pero subrayamos la voluntad de trabajo y el consenso de que la mesa es el instrumento adecuado", agreg.


Los independentistas llegaron a la cita con dos demandas clave: el permiso para la celebracin de un referndum de autodeterminacin, que requerira modificar la Constitucin, y un pedido de amnista para los encausados por participar del desafo secesionista de 2017.

Dicho intento unilateral de separacin por medio de un referndum qued trunco despus de que Madrid interviniera la autonoma de Catalua y persiguiera a sus lderes, algunos de los cuales se exiliaron o fueron detenidos, entre ellos, el entonces presidente regional, Carles Puigdemont.

La formacin Esquerra Republicana de Catalua (ERC), en cambio, socio clave de la coalicin de Snchez en el Congreso espaol, apuesta por una estrategia ms flexible en busca de obtener ventajas econmicas para la regin a la vez que presiona por la independencia.

Madrid sostiene que cualquier voto sobre el futuro de Catalua debera basarse en una propuesta para mejorar la relacin de la regin con el resto de Espaa.

Los independentistas llegaron con dos demandas clave: el permiso para la celebracin de un referndum y un pedido de amnista para los encausados por participar del desafo secesionista de 2017



Sobre la peticin de un referndum de autodeterminacin y amnista para los encausados independentistas, Snchez dijo que "no es posible" para el Gobierno de Espaa.

Por este motivo, consider importante comenzar a negociar sobre asuntos donde las posiciones sean "ms cercanas" con la "esperanza de llegar a una solucin pactada" en un futuro.

Snchez cree que el "reencuentro" con Catalua es "clave" tras una dcada de conflicto en torno al proceso independentista y se mostr decidido a "recobrar afectos" entre los catalanes.

Sin embargo, el lunes, al confirmar que estara en la reunin, Snchez marc el terreno cuando les solicit a los soberanistas que no centren la cita en el referendo de autodeterminacin porque eso es inaceptable para el Gobierno y solo llevara a la frustracin.

"Empecemos por las cuestiones en las que nos podemos entender", reclam el lder espaol. "El referendo, no solo est fuera de la Constitucin, tampoco es lo que necesita Catalua en este momento, ms fracturas. Adems, lo que sea (referente a) Espaa lo tenemos que decidir entre todos los espaoles", advirti el mandatario.

Las expectativas de xito son escasas: no se espera ms que un acuerdo sobre la metodologa de las reuniones siguientes



Para sumar tensin a la negociacin, esta semana Madrid anunci que suspenda una inversin millonaria en el aeropuerto de Barcelona, uno de los primeros resultados de la colaboracin de ERC con los socialistas, junto con el indulto a los separatistas de 2017.

Aragons dijo que era un "chantaje" pero mantuvo su fidelidad a Madrid y excluy de la negociacin a los miembros de JuntsXCat que no integran el Gobierno regional, una jugada con la que evit desafiar a Snchez pero que le abri un frente con Puigdemont.

Las expectativas de xito son escasas, por lo que de la reunin no se espera ms que un acuerdo sobre la metodologa de las reuniones siguientes.