09/09/2021 20:00 - Brasil

En el caos, Bolsonaro recula y pierde la batalla ante la corte tras su discurso golpista

El mandatario lo afirm, en una carta al pas, 48 horas despus de haber comandado manifestaciones interpretadas como golpistas.

Por Pablo Giuliano, corresponsal en Brasil

El presidente de Brasil afirmó que respetará las decisiones del Supremo Tribunal Federal.
El presidente de Brasil afirm que respetar las decisiones del Supremo Tribunal Federal.


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, retrocedi este jueves de sus posiciones golpistas y accedi, en una carta al pas, a respetar las decisiones del Supremo Tribunal Federal (STF), que lo investiga por varios delitos, luego de que el pas se convirtiera en un caos, con bloqueos de rutas por parte de ultraderechistas que presionaban al propio mandatario a realizar un golpe de Estado,

En medio de la peor crisis institucional entre poderes desde el fin de la dictadura militar en 1985, Bolsonaro se dio vuelta en su camino hacia la ruptura institucional desoyendo a sus bases: durante 48 horas camioneros bloquearon en 15 estados rutas pensando que estaba en marcha el tan ansiado golpe contra la mxima corte, que investiga por golpismo a dirigentes bolsonaristas.

La resolucin lleg del lado de la "vieja poltica": mand a buscar con un avin a su antecesor, Michel Temer, para que le ayude a ponerle fin a una crisis que inici el martes de esta semana, en el Da de la Independencia, cuando desafo con no cumplir las rdenes judiciales en su contra.

"Bolsonaro ha muerto por la boca, la vieja poltica dej que se ahorcara con su propia cuerda ante la fortaleza del Congreso y la corte suprema", interpret ante una consulta de Tlam el socilogo Alberto Almeida, del Instituto Brasilis, autor del libro "El Voto del Brasileo".

En su declaracin al pas, Bolsonaro retrocedi y el mercado financiero, aliado de su agenda neoliberal, le respondi: la bolsa logr recuperarse y cerrar en positivo y el dlar cay revirtiendo la tendencia alcista de un da cargado de tensiones.

"Quiero declarar que mis palabras, a veces contundentes, tienen que ver con el calor del momento y los embates que siempre apuntaron al bien comn", afirm Bolsonaro en una carta a la Nacin con el objetivo de detener la sangra poltica de sus aliados, la presin en los mercados financieros y el fantasma de una ruptura institucional.

Bolsonaro afirm que "nunca" quiso agredir a los poderes y que las causas que le sigue el juez Alexandre de Moraes, del STF, sern enfrentadas dentro del sistema de Justicia.

El mandatario mantiene un pulseada con la Corte por las investigaciones del juez Alexandre de Moraes
El mandatario mantiene un pulseada con la Corte por las investigaciones del juez Alexandre de Moraes


"Reitero mi respeto a las instituciones de la Repblica, fuerzas motrices que ayudan a gobernar el pas", dijo Bolsonaro en una carta de dfiez puntos.

El mandatario intentaba detener a sus militantes en las carreteras del pas que estaban haciendo protestas reclamando cerrar el STF, pero parte de sus aliados polticos dieron con esta carta un mensaje alejado del discurso del pasado martes vinculado a romper con el Poder Judicial.

Temer, quien haba tenido a Moraes como ministro de Justicia y fue quien lo design en la alta corte, acudi al Planalto -donde haba llegado tras conspirar contra Dilma Ruseff, de la que fue vice-, y puso a Bolsonaro al telfono con el juez supremo.

"Quiero declarar que mis palabras, a veces contundentes, tienen que ver con el calor del momento y los embates que siempre apuntaron al bien comn"

JairBolsonaro


No hubo pedidos de disculpas. Hubo un anuncio de parte del presidente de que iba a respetar las decisiones, 48 horas despus de haber lanzado, a los gritos, un anuncio de desobediencia, llamando "canalla" al magistrado.

"Estoy ayudando a pacificar el pas", dijo Temer, quien para las bases bolsonaristas es parte de la corrupcin de la vieja poltica de la negociacin y los intercambios que explotaron con la explosin de la operacin anticorrupcin Lava Jato.

Durante dos meses el bolsonarismo convoc a empresarios rurales, millonarios de la ultraderecha, pastores y militares retirados a organizar un ataque al STF: Bosonaro los correspondi el martes en la Avenida Paulista, llamando a la desobediencia.

Clulas sueltas del bolsonarismo agrario -incluidas mafias de la minera ilegal y el agronegocio que defiende el uso de armas en el campo- se lanzaron entonces a generar conmocin cortando rutas y amenazando con desabastecimiento. Bolsonaro mand un audio de whatsapp llamndolos aliados, pero les pidi que depusieran su actitud porque iba generarse desabastecimiento.



La lucha de los bolsonaristas en las rutas fue lanzada contra el "comunismo" de los jueces, pero mientras se desarrollaban los piquetes y amenazas en todos los rincones del pas, Bolsonaro particip virtualmente de la cumbre de los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudfrica).

Aislado polticamente y con su base fuera de control, Bolsonaro abandon sus crticas al mundo comunista y agradeci a su par chino, Xi Jingping, por la cooperacin por el envo de materia prima para la vacuna del coronavirus.

El mircoles, el Supremo Tribunal Federal haba amenazado a Bolsonaro con iniciarle una causa por atentado contra la democracia si no cumpla las rdenes judiciales. Este jueves se sum el titular de la Justicia electoral, Luiz Barroso, quien lo tild de "farsante" por publicar fake news sobre fraudes electorales.

En las redes sociales, la "matrix" del bolsonarismo no poda entender cmo las Fuerzas Armadas no haban entrado a jugar al golpe de Estado cuando los ruralistas queran hacerlo, manteniendo camiones ltimo modelo de compaas sojeras amenazantes en la Explanada de los Ministerios.

Los negociadores del Gobierno fueron el ministro de Infraestructura, Tarsicio de Freitas, y el jefe de Gabinete, Ciro Nogueira, jefe del bloque derechista llamado Centrao, que le garantiza a Bolsonaro no soportar un juicio poltico.

El dique de los pedidos de impeachment es Arthur Lira, jefe de Diputados, del Partido Progresita, un bolsonarista versin de ltima hora que asumi las riendas de la agenda del Gobierno en la Cmara Baja y este jueves emergi ms poderoso frente al jefe del Ejecutivo.

Lira, Nogueira y Temer son de la llamada vieja poltica que convivieron con los oficialismos desde 1995 en el Congreso. Bolsonaro, con 28 aos de diputado, opt por una solucin con ellos por su supervivencia, pero fue abandonado por quienes, en una suerte de Qanon tropical, bloqueaban las rutas al grito de "libertad".