04/09/2021 14:56 - ceremonia en Piedra Blanca

Fray Mamerto Esqui fue consagrado beato en Catamarca

La ceremonia se realiz en la explanada de laiglesia de Piedra Blanca, a poco metros de la casa de adobe donde naci en 1826. Unos dos mil fieles siguieron la transmisin a travs de pantallas en un predio cercano.

Por Ral Gonzalo Prez Bustamante

Durante el inicio de la misa, el obispo de Catamarca, Monseñor Luis Urbanc, se dirigió al legado papal para solicitar a Francisco que inscriba en el número de los beatos al Venerable Siervo de Dios Mamerto de la Ascensión Esquiú y Medina. Foto: David Moya
Durante el inicio de la misa, el obispo de Catamarca, Monseor Luis Urbanc, se dirigi al legado papal para solicitar a Francisco que inscriba en el nmero de los beatos al Venerable Siervo de Dios Mamerto de la Ascensin Esqui y Medina. Foto: David Moya

El franciscano Fray Mamerto Esqui fue consagrado beato en la explanada de la iglesia de Piedra Blanca, a poco metros de la casa de adobe donde naci en 1826, en una ceremonia con estrictos protocolos que oblig a unos dos mil fieles a seguir la transmisin a travs de pantallas en un predio cercano.

La santa misa estuvo encabezada por la imagen de la Virgen del Valle que luci un manto especialmente bordado por devotos de la Virgen y de Fray Mamerto Esqui en el que estaba estampado un mapa de Argentina donde sobresalan las provincias de Catamarca, donde naci Esqui; Crdoba, donde fue Obispo Diocesano; el rostro del beato y tres flores como estrellas, que representan los votos que hizo como franciscano, que fueron pobreza, obediencia y castidad.

Durante su paso por Piedras Blancas cientos de vecinos tambin saludaron al nuevo beato con pauelos bancos


Durante a misa la familia de la niña que recibió la gracia del milagro de Esquiú, entregó reliquias pertenecientes al flamante beato al representante del papal. Foto: David Moya.
Durante a misa la familia de la nia que recibi la gracia del milagro de Esqui, entreg reliquias pertenecientes al flamante beato al representante del papal. Foto: David Moya.

Frente a la iglesia, en la plaza principal de Piedras Blancas, se ubicaron en sillas los 1.200 invitados a la ceremonia, entre los cuales el secretario de Culto de la Nacin, Guillermo Olivieri; el gobernador de Catamarca, Ral Jalil; autoridades de distintas provincias y representantes eclesisticos.

Todos presentaron un test antgeno o PCR realizado 24 horas antes de su ingreso a la provincia por pedido del Comit Operativo de Emergencia local.

Es que la pandemia de coronavirus posterg la beatificacin, que finalmente tuvo lugar este sbado, luego de que la Comisin Teolgica de la Congregacin para la Causa de los Santos del Vaticano dio por aprobado el milagro atribuido a Mamerto Esqui, que fue la inexplicable cura de Ema, una nia recin nacida con osteomilietis femoral grave en Tucumn en 2017.


Al comenzar la misa el obispo de Catamarca, Monseor Luis Urbanc, se dirigi al legado papal, cardenal Luis Hctor Villalba, arzobispo emrito de Tucumn, para solicitar a Francisco que inscriba en el nmero de los beatos al Venerable Siervo de Dios Mamerto de la Ascensin Esqui y Medina, quien naci el 11 de mayo de 1826 y falleci el 10 de enero de 1883 en La Posta de El Suncho.

Posteriormente, el vice postulador de la causa Fray Marcelo Mndez hizo un repaso por la vida y obra de Fray Mamerto Esqui y Medina, quien fue fraile, sacerdote, obispo, docente, periodista y reconocido legislador, destacado por su encendida defensa de la Constitucin Argentina de 1853.

La santa misa estuvo encabezada por la imagen de la Virgen del Valle, que lució un manto especialmente bordado por devotos. Foto: David Moya.
La santa misa estuvo encabezada por la imagen de la Virgen del Valle, que luci un manto especialmente bordado por devotos. Foto: David Moya.

Uno de los momentos culmines de la misa se vivi minutos despus de las 10.30, cuando Villalba ley la carta apostlica en la que el Papa inscribe en el libro de los beatos al sacerdote franciscano.

Minutos antes de concluir la misa, Urbanc le entreg un rosario bendecido y enviado especialmente por el Pontfice a Ema, la nia que recibi el milagro, cuya familia retribuy el gesto otorgando reliquias del flamante beato al representante papal.

Despus autoridades eclesisticas develaron la imagen oficial del nuevo beato que a partir de ahora podr ser venerada, y el rito concluy cuando los mas de 1.200 presentes en la explanada del templo comulgaron recibiendo la eucarista.

El milagro que permitió que Fray Mamerto Esquiú sea declarado beato por el Papa ocurrió en la provincia de Tucumán. Foto: David Moya.
El milagro que permiti que Fray Mamerto Esqui sea declarado beato por el Papa ocurri en la provincia de Tucumn. Foto: David Moya.

Mientras tanto, a dos kilmetros de all, cientos de vecinos del departamento Fray Mamerto Esqui, donde viven poco ms de 12.000 personas, siguieron la ceremonia a travs de pantallas gigantes que instal la municipalidad junto a sillas y baos, en el kartdromo de Payahuiaco, ubicado en la Ruta N1.

"Es una emocin gigante que Fray Mamerto Esqui sea declarado beato. Es una fiesta de las que todos los catamarqueos somos parte y que se haya realizado en nuestro departamento, nos llena el corazn", dijo a Tlam Luciano Ariza, un vecino que esperaba el paso de la imagen del flamante beato.

Finalmente los devotos congregados all pudieron ver la imagen que fue colocada en una urna de vidrio y trasladada en la caja de una camioneta desde la Iglesia hasta el kartdromo junto a una nutrida caravana de automviles.

Durante su paso por Piedras Blancas cientos de vecinos tambin saludaron al nuevo beato con pauelos bancos, banderas con la imagen de Esqui, delante de casas ornamentadas con gallardetes y banderas blancas y amarillas del Vaticano.

"Es una fiesta de las que todos los catamarqueos somos parte y que se haya realizado en nuestro departamento, nos llena el corazn"

Luciano Ariza, vecino de la zona

La celebración fue acompañada por el secretario de Culto de la Nación, Guillermo Oliveri, y la plana mayor del Gobierno provincial. Foto: David Moya.
La celebracin fue acompaada por el secretario de Culto de la Nacin, Guillermo Oliveri, y la plana mayor del Gobierno provincial. Foto: David Moya.

El camino para la beatificacin tuvo un paso importantes el 24 de abril de 2019 cuando la Comisin Teolgica de la Congregacin para la Causa de los Santos del Vaticano dio por aprobado el milagro y el 21 de noviembre de ese ao en Roma la Consultacin de los Mdicos de nivel internacional convocada por la Santa Sede declar su inexplicalidad, y fue atribuido a la intercesin del fraile franciscano.

Finalmente, fue decretado beato por el papa Francisco el 19 de junio de 2020.

La ceremonia iba a realizarse el pasado 13 de marzo pero fue postergada hasta hoy por la situacin sanitaria que viva el pas en ese momento derivada de la pandemia de coronavirus.

La misa tuvo lugar a escasos metros de la vivienda de adobe donde naci el fraile, sobre la cual se construy un tinglado para preservarla, y que refugia an algn mobiliario de la poca.

Foto: David Moya.
Foto: David Moya.

La vivienda fue visitada por el legado papal tras un acto que sigui a la misa en el que el arzobispo emrito de Tucumn recibi una rplica en plata del corazn de Fray Mamerto Esqui cincelada por el reconocido platero Juan Carlos Pallarols, quien se encuentra en Catamarca participando de los actos.

La celebracin del primer beato catamarqueo se organiz con tres das de festividades, que comenzaron el viernes cuando el gobernador Jalil recibi al legado papal, que luego presidi una misa en la Catedral Baslica Nuestra Seora del Valle ante un nmero reducido de autoridades provinciales y eclesisticas que portaban doble barbijos y fueron acreditadas con anticipacin.

Para este domingo estn previstos otros actos protocolares y una misa de Accin de Gracias por la Beatificacin que presidir el cardenal Mario Poli, Arzobispo de Buenos Aires.

La ceremonia de Beatificación del fraile Fray Mamerto Esquiú se realizó en la explanada del templo de San José. Foto: David Moya.
La ceremonia de Beatificacin del fraile Fray Mamerto Esqui se realiz en la explanada del templo de San Jos. Foto: David Moya.