14/08/2021 00:05 - Gassman en Buenos Aires

La leccin de Vittorio

“Buenos Aires es el nico lugar en el mundo donde me siento como en casa", sola decir Vittorio Gassman (1922-2000), el gran actor que a lo largo de las dcadas, visit muchas veces nuestro pas. Nora Lafon recrea uno de sus ltimos viajes, cuando interpret en el teatro Coliseo "Ulises y la ballena blanca".

Por Nora Lafon

La periodista Nora Lafon junto al gran Vittorio, en 1992. (Álbum personal).
La periodista Nora Lafon junto al gran Vittorio, en 1992. (lbum personal).

Cuando era una adolescente y por primera vez vi en cine “Arroz amargo“ (pelcula de 1949, dirigida por Giuseppe de Santis y protagonizada por Silvana Mangano y Vittorio Gassman), pens que las actrices italianas eran todas hermosas; pero como el personaje de Gassman era tan desagradable ni siquiera lo vi ni tan buen actor ni tan hermoso…

Pasado el tiempo me reconcili con l cuando lo reencontr como Paul Bronte, el violinista que enamora a Elizabeth Taylor en ”Rapsodia” (1954, de Charles Vidor), pero todava mucho ms como Anatole Kuragin en “La guerra y la paz” (1956, de King Vidor), ambas filmadas en su etapa Hollywood.Nunca hubiera imaginado que alguna vez tendra la oportunidad de verlo en escena y, mucho menos, que llegara a mantener una larga charla con el.

"Il gaucho" que aquí se llamó "Un italiano en la Argentina" (1965)
"Il gaucho" que aqu se llam "Un italiano en la Argentina" (1965)

Sin duda entre ambos pocas, pasaron otras cosas... A Vittorio comenc a revalorarlo cuando me enter de que todo lo que ganaba en cine y televisin lo dedicaba a su Teatro Popular Italiano, la compaa con la que recorra su pas representando los clsicos para que los ms humildes pudieran conocer a los grandes creadores.

Poco despus se fueron a estrenando sus grandes films italianos. Toda la serie bajo la direccin de Mario Monicelli sobre todo “Los desconocidos de siempre” (1958), donde interpretaba al torpe Peppe il Pantera, y “La Armada Brancaleone” (1960), en la que erael Brancaleone da Norcia.

Ms tarde, con Ettore Scola, film las esplndidas “La familia” (1987) y“La cena” (1998), donde hacia un gran Carlo, y unos aos antes el Gianni Perego de “Nos habamos amado tanto" (1974). Y con el genial Dino Risi hizo dos joyas como“Los monstruos” (1963) y esa magnfica e incomparable “Perfume de mujer” (1974), donde nos conmova con el capitan Fausto Consolo.

"Perfume de mujer" (1974)


Un grande sobre las tablas

Aos despus tuve el honor de apreciarlo en un teatro. Como era muy chica me haba perdido verlo en el Oden, cuando en 1951 personific al “Orestes",de Vittorio Alfieri, o al Kowalski de “Un tranva llamado deseo”, unas de las obras cumbre de Tennessee Williams. Entonces, Gassman integraba la compaa de Diana Torrieri.

En 1963 volvi con su propia compaa: el Teatro Popular Italiano, para presentar en el pera “Il gioco degli eroi”,una antologa sobre el herosmo que hasta inclua fragmentos de “Los persas“, de Esquilo. En el 64 vino a filmar “Un italiano en Argentina”, nuevamente dirigido por Dino Risi y aprovech para presentar su unipersonal “Ii teatro fa male”, que inclua un texto de Franz Kafka, uno de Luigi Pirandello y un tercero de Luciano Codignola.

Gassman retorn a nuestro pas en 1984 para presentar el mismo espectculo y en 1985 estren “Solitudine”, una mezcla de textos poticos, teatrales y musicales de Prevert, Dostoievsky, Neruda, Brecht, Alberti, Melville entre otros.

Antes de la cena de despedida, tras la última función de "Ulises y la ballena blanca", obra basada en "Moby Dick", de Herman Melville. (Álbum personal).
Antes de la cena de despedida, tras la ltima funcin de "Ulises y la ballena blanca", obra basada en "Moby Dick", de Herman Melville. (lbum personal).

Su primera despedida de Buenos Aires fue en 1992 con “Ulises y la ballena blanca”, obra basada en la novela “Movy Dick“, de Herman Melville, que present en el teatro Coliseo. A partir de mi habitual relacin con el teatro me toc estar muy cerca. Pude as enterarme por los tcnicos que la noche previa al estreno, despus del ensayo final, Vittorio estuvo un largo tiempo acostado sobre el escenario, como tratando de absorber los pasos de todos los que lo haban transitado.

Comprob que era una persona tremendamente gentil, y una tarde cuando estbamos esperando que llegaran unos periodistas para entrevistarlo mantuvimos una larga y hermosa charla. Lo primero que le pregunt fue por qu pareca tan arrogante en sus primeras pelculas. ”Porque en ese entonces era asi… como si me llevara el mundo por delante”, me respondi. Durante esa charla descubr la razn por la cual nos visitaba con tanta frecuencia: “Buenos Aires es el nico lugar en el mundo donde me siento como en casa. Es como si estuviera en Roma o en Milan. No tengo que cambiar nada de mi vida. Todo es parte de la normalidad. Con la ciudad y con la gente. Me siento cmodo y feliz”.

Un recuerdo para Nora, de puño y letra. (Álbum personal).
Un recuerdo para Nora, de puo y letra. (lbum personal).


Antes de que finalizara aquella breve temporada -en la conoc a su hijo Alessandro, que integraba la compaa, lo mismo que Cipe Lincowsky, como actriz invitada-, le consult dnde quera celebrar el xito de las funciones y pidi cenar en “Fechoria”, que en ese tiempo todava estaba en la avenida Crdoba, junto al Sanatorio Gemes.

Hacia all fuimos y les cuento que lo que pas fue muy interesante. Como habitualmente la Fundacin Cultural Coliseum produca los espectculos italianos y pese a que ste no era no era el caso, como se trataba de Gassman, asisti Antonio “Tonino” Macri, secretario de la Fundacin, quien a su vez invit a su hermano Franco. Adems, participaron de la cena el director del teatro, Dino Rawa Jasinski, y otros integrantes del Coliseo.

El primer problema para ciertos invitados fue que para ordenar la comida no slo debamos -como corresponde- estar todos sentados, sino que debamos aguardar la llegada del homenajeado. Esto ocasion la primera mala cara de Franco Macri. Pero la situacin empeorara...

Vittorio, al llegar advirti que no ordenara hasta tanto no llegara su asistente, la seora que desde haca veinte aos era la encargada de ayudarlo con el vestuario pero tambin de levantar el camarn despus de la ltima funcin.Fue asi que la comida se demor an ms, aguardndola. Y mientras que muchos aprovechamos para disfrutar la inteligente y brillante charla con Gassman, otros no pudieron ocultar su disgusto. Fue una verdadera leccin de un hombre fiel a su tica y a sus ideas polticas.

“Buenos Aires es el nico lugar en el mundo donde me siento como en casa.Es como si estuviera en Roma o en Milan"



De la misma manera al da siguiente antes de partir, le pidi a una de las secretarias de la direccin del Coliseo que lo acompaara a comprar algunos recuerdos. No mand a compra los regalos, lo que hubiera sido mas cmodo. ni eligi el mismo para todos. l no era as... Seleccion con mucho cuidado lo que quera para cada uno de los que haban trabajado para la obra. Con la misma generosidad y respeto con que vivi su vida y la de los cientos de personajes que interpret.

Era todo un hombre, un militante poltico que siempre vivi con pasin en funcin de lo que pensaba y lo que senta. Tan admirable como persona como en toda su carrera de enorme actor de teatro y de cine. Decididamente un ser irrepetible.