07/08/2021 13:42 - Estudio de la UNESCO

Preocupa la creciente violencia de gnero en entornos digitales

Distintos estudios de organismos internacionales coinciden en que afecta sobre todo a mujeres periodistas, perjudica su salud mental y emocional, provoca abandono de la profesin, silencia voces a travs del maltrato y afecta al sistema democrtico.

Por Silvina Molina, editora de Gnero y Diversidades


La violencia de gnero ejercida a travs de las redes sociales afecta especialmente a las periodistas y a mujeres que expresan sus ideas polticas en esos espacios, provocando dao fsico, emocional, autocensura, abandono de la profesin, silenciando voces a travs del maltrato y afectando al sistema democrtico, segn advierten organismos internacionales.

As lo demuestran distintos estudios sobre violencia en lnea a mujeres periodistas o que trabajan en medios de comunicacin realizados en el ltimo ao por la Organizacin de las Naciones Unidas para la Educacin, la Ciencia y la Cultura (Unesco) junto al Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, sus siglas en ingls), tambin por la Federacin Internacional de Periodistas, Reporteros sin Fronteras, la International Women's Media Foundation, y la Relatora Especial sobre violencia hacia las mujeres de ONU, Dubravka Simonovic .


Todos los informes coinciden en que la violencia de gnero online afecta sobre todo a mujeres periodistas, que perjudica su salud mental y emocional, provocando que algunas se autocensuren y que otras usen seudnimos para seguir trabajando.

Hay profesionales que deciden suspender, desactivar o suprimir sus cuentas en redes sociales. Es lo que hizo con su perfil en Twitter Ofelia Fernndez, la legisladora (FdT) ms joven de Latinoamrica, luego de mltiples ataques.

Otra dato que aportan las investigaciones es que muchas periodistas abandonan la profesin.

"La violencia en lnea contra las periodistas no slo viola el derecho de la mujer a llevar una vida libre de violencia y a participar en lnea, sino que tambin socava el ejercicio democrtico y la buena gobernanza y, por lo tanto, crea un dficit democrtico", dice la relatora Simonovic.

Esta violencia se relaciona con la desinformacin y la misoginia, responde a motivos polticos, y los ataques violentos son sistemticos y organizados, son conclusiones comunes de estos estudios.

Y hay coincidencia en que las plataformas de redes sociales no responden an de manera efectiva.

"Los abusos en lnea contra las mujeres periodistas y las mujeres en los medios de comunicacin son un ataque directo a la visibilidad de las mujeres y su participacin plena en la vida pblica"

Dubravka Simonovic

Es urgente no seguir tolerando y fomentando la violencia en redes sociales.
Es urgente no seguir tolerando y fomentando la violencia en redes sociales.

El estudio 'The Chilling: Global trends in online violence against women journalists' de Unesco e ICFJ, es el mas reciente y completo, ya que para hacerlo se entrevist a 901 periodistas de 125 pases, entre ellos Argentina.

All se lee que "los principales perpetradores de la violencia online son trolls annimos y actores polticos".

Y sigue: "Los actores polticos fueron las segundas fuentes ms sealadas (37%) de ataques y abusos despus de los atacantes annimos o desconocidos (57%)", destaca Unesco.

Adems concluye que los ataques "no son aislados, son sistemticos y orquestados".


Esta semana en Argentina, la palabra 'petera' fue tendencia en Twitter, relacionada con la actriz y conductora Florencia Pea, en el marco de sospechas instaladas por el diputado nacional Fernando Iglesias (Juntos por el Cambio), que defini como "encuentro sexual" una reunin de la actriz con el presidente de la Nacin, Alberto Fernndez, para hablar de la situacin laboral de personas del espectculo en contexto de pandemia.

Tambin tuvieron reuniones varios actores, como Luis Brandoni, y empresarios del sector como Adrin Suar, entre otros. Pero no fueron considerados 'peteros' ni se hablo de encuentros sexuales.

Adems, en este contexto, se sumo la tendencia "conchita" en Twitter.

As deca ser llamado uno de los femicidas mltiples de Argentina, Ricardo Barreda.

En un pas con reales y alarmantes ndices de femicidios, se elige una palabra que remite a un femicida para seguir violentando a una mujer.

Una violencia que "causa un dao psicolgico significativo, especialmente cuando es prolfica y sostenida", seala The Chilling.


La Relatora de ONU revela en su informe que las agresiones a periodistas "suelen ir acompaadas de mensajes machistas, denigrantes y humillantes", algo que no pasa cuando se ataca a hombres.

Otro aporte es una indagacin que hizo The Guardian, que encarg una investigacin sobre los 70 millones de comentarios que se haban dejado en su sitio web desde 2006 y descubri que, de los 10 colaboradores ms atacados, 8 eran mujeres, de las cuales 2 eran lesbianas.

En tanto un trabajo sobre el tema de la International Women's Media Foundation y Troll-Busters determina que "son las periodistas las que reciben en promedio tres veces ms comentarios inapropiados o insultantes que sus colegas hombres en redes sociales y que esa violencia tiene efectos disuasorios, ya que genera autocensura y vergenza".

"Son las periodistas las que reciben en promedio tres veces ms comentarios inapropiados o insultantes que sus colegas hombres en redes sociales"

International Women's Media Foundation

No hay una nica accin para prevenir la violencia de gnero en entornos digitales, deben ser variadas y coordinadas entre Estado, responsables de las plataformas digitales y medios de comunicacin.

En todos los informes se encuentran propuestas al respecto.

Pero nada sirve si seguimos tolerando y fomentando la violencia en redes sociales.

"Los abusos en lnea contra las mujeres periodistas y las mujeres en los medios de comunicacin son un ataque directo a la visibilidad de las mujeres y su participacin plena en la vida pblica", afirma Dubravka Simonovic.