04/08/2021 19:19 - Chaco

Piden 10 aos de prisin en un juicio "reparador" e histrico por violencia sexual

La solicitud recae sobre Noem Alvarado, la docente acusada de corrupcin de menores y partcipe necesaria del abuso de dos nias en los aos '80 por su esposo, el exdiputado ya fallecido Daniel Pacce.

Noemí Alvarado está acusada de corrupción de menores y partícipe necesaria del abuso de dos niñas perpetrado por su esposo, el exdiputado ya fallecido Daniel Pacce.
Noem Alvarado est acusada de corrupcin de menores y partcipe necesaria del abuso de dos nias perpetrado por su esposo, el exdiputado ya fallecido Daniel Pacce.

El fiscal Sergio Cceres Olivera solicit 10 aos de prisin para Noem Alvarado (84), la docente acusada de corrupcin de menores y partcipe necesaria del abuso de dos nias perpetrado en el Chaco en los aos '80 por su esposo, el exdiputado ya fallecido Daniel Pacce, en lo que se constituye como el caso de violencia sexual ms antiguo en llegar a juicio.

"Este no es un juicio ms, es un juicio reparador por el caso de abuso sexual ms antiguo del pas, es caso que evidencia claramente qu significa el respeto de los tiempos de las vctimas", dijo el representante del Ministerio Pblico Fiscal (MPF) en una de las ltimas audiencias del juicio que se desarrolla en la Cmara Tercera del Crimen ante el tribunal que integran Ernesto Azcona, Virginia Ise y Natalia Kuray.

En el marco de las 16 jornadas del debate que comenz a fines de mayo, un total de 25 testigos brindaron su declaracin.

Durante su alegato trasmitido en vivo por las redes del Poder Judicial, Cceres Olivera destac la incidencia de "las circunstancias y momento histrico en que estos hechos gravsimos ocurrieron" y que imposibilitaron a las vctimas contar lo sucedido o a sus familiares hacer la denuncia.

"Los hechos comenzaron en 1979, en plena dictadura militar. Hemos escuchado durante este juicio lo difcil que era entonces denunciar un caso de abuso sexual infantil, recurrir a una comisara o a un juez y que la investigacin avanzara", dijo el fiscal de Cmara.

"Ms an cuando el acusado era una persona de poder, como es el caso del poltico Daniel Pacce o su mujer, que era directora de un colegio", agreg.

Los hechos probados

Cceres Olivera consider probado que entre 1979 y 1986, cuando tena entre 5 y 12 aos, Rosala Alvarado fue abusada de forma "crnica" por el marido de su ta Noem Alvarado con la colaboracin de sta, en la casa que el matrimonio comparta. Y lo mismo le ocurri a Beln Duet, la otra vctima, en 1984, cuando tena solo tres aos.

"Noem Alvarado usaba distintos artilugios para lograr que Daniel pudiera estar a solas con las y abusarlas" tocando sus genitales o mostrndoles los suyos, lo que tena lugar preferentemente en el dormitorio del matrimonio "donde estaba la caramelera y el televisor" con los que atraan a las nias.

Para el fiscal, la octogenaria mujer "llevaba a las nias a la habitacin donde las esperaba Pacce" y de donde entraba y sala mientras el hombre manoseaba a las menores; adems de mantener relaciones sexuales con su marido en presencia de las nias.

Teniendo en cuenta "la edad avanzada de la imputada", el fiscal solicit que el cumplimiento de una eventual condena de prisin tenga lugar "en modalidad domiciliaria morigerada", porque adems el principal objetivo de las vctimas es "que se sepa la verdad" y no que pase sus ltimos das en una crcel comn.

Tras hacer proyectar una foto de Rosala y Beln a las edades en que fueron vctima de abusos, el fiscal llam a pensar en "esas nias que en ese momento no pudieron recurrir a que se hiciera justicia" y a quienes an hoy "que ya son mujeres de ms de 40, el dolor las acompaa y lo har toda la vida".

En ese sentido, el fiscal asegur que las tres licenciadas en psicologa que entrevistaron a las vctimas concluyeron que el relato de ambas era "verosmil, que no hay ningn sntoma de fbula o de influencia de terceros" y que ambas tienen secuelas traumticas consistentes con abuso sexual infantil.

El fiscal tambin cit el caso de los hermanos D.M. y L.M. que le relataron haber sufrido episodios similares en "la casa del horror", pero que hasta el momento no quisieron formalizar la denuncia.

"Se puede llegar a decir que Rosala o Beln mienten, pero les pregunto, seores jueces: tambin lo hacen D.M. y L.M, personas que tambin fueron vctimas que se animaron a declarar pero pidieron que no se difunda pblicamente sus nombres?", dijo.

"D.M. cuando fue citada a la fiscala y se sent a declarar delante del secretario, se larg a llorar y no pudo hablar ms por lo que necesit de apoyo para que pudiera expresar y contar que le pas lo mismo. Y cuando vino LM, tambin, un hombre ya grande, de cerca de dos metros de altura, que cuando se sent a hablar volvi a ser un nio, igual que Rosala y Beln", dijo.

El fiscal tambin cit testimonios segn los cuales Noem Alvarado "minimiz" los hechos y desalent la formalizacin de las correspondientes denuncias haciendo uso de su poder e influencia.

"Cuando los padres se enteran de lo que le haba pasado a Beln, intentaron en aquella poca realizar la denuncia y fueron desalentados. Tambin se hablaba de una estigmatizacin de que iba a terminar teniendo Beln y que tenan que seguir adelante. Era el contexto de impunidad en que se manejaban Daniel Pacce y Noem Alvarado", dijo.

Y cuando la madre de la nia la enfrent "la repuesta fue 'ay, este Daniel, otra vez con sus andanzas!' minimizando el horror".

En el caso de los hermanos DM y LM, cuando la madre de los nios "trat de hacer pasar como que ac no pas nada, le dijo 'vamos a seguir siendo amigas' y trat de buscarla cuando falleci la madre del marido para intentar de comprar su silencio".

"Lo que hizo fue buscar la forma de de acallar a las vctimas que estoy seguro de que no son solamente ellos, que son muchas ms", agreg.

Pacce fue funcionario del gobernador chaqueo Florencio Tenev (1983-1987) y diputado nacional del Partido Justicialista por Chaco entre 1987 y 1991.

Los alegatos

Este jueves, desde las 8, ser el turno del alegato de la querella y el jueves har lo propio la defensa de la acusada, tras lo cual el tribunal estar en condiciones de dictar sentencia.

Si bien estos hechos se produjeron antes de las reformas introducidas por Ley Piazza (2011) y la posterior Ley de Respeto a los Tiempos de las Vctimas (2015), los casos no estn prescriptos y pueden ser igualmente juzgados hoy en virtud de los tratados internacionales que Argentina ya haba suscripto en esos aos.

Las sobrevivientes y protagonistas de esta historia pasaron por distintas instancias judiciales hasta lograr llegar al juicio, ya que el tiempo transcurrido entre los abusos y la denuncia -unos 37 aos- impona el argumento judicial de la prescripcin.