31/07/2021 18:59 - elecciones

El discurso negacionista reapareci en el inicio de la campaa como estrategia electoral

Intelectuales y analistas de la opinin pblica coincidieron en que ese tipo de manifestaciones busca "rditos polticos en proyectos que captan sin tapujos un ncleo duro y consolidan votos que suman a las expresiones ms moderadas del mismo espacio".

Por Silvina Caputo

Pablo Vázquez: "Estos discursos reaccionarios cuestionan solapadamente la lucha de los organismos de derechos humanos.""
Pablo Vzquez: "Estos discursos reaccionarios cuestionan solapadamente la lucha de los organismos de derechos humanos.""


La reaparicin de expresiones negacionistas del Terrorismo de Estado en el arranque de la campaa electoral abri otra vez el debate sobre las motivaciones por las que precandidatos que compiten en las urnas emiten dichos que contrastan con acuerdos sociales extendidos desde la recuperacin de la democracia, como los valores de Memoria, Verdad y Justicia, o el nmero de los 30 mil desaparecidos.

Luego de que el precandidato a diputado nacional de Juntos por el Cambio Ricardo Lpez Murphy negara la cifra de los 30 mil desaparecidos, intelectuales y analistas en opinin pblica coincidieron en que ese tipo de manifestaciones busca "rditos polticos en proyectos que captan sin tapujos un ncleo duro y consolidan votos que suman a las expresiones ms moderadas del mismo espacio".

"Estos discursos reaccionarios cuestionan solapadamente la lucha de los organismos de derechos humanos, que identifican con sus opositores polticos y, por elevacin, tienden entonces a desacreditarlos", evalu por caso el politlogo Pablo Vzquez en dilogo con Tlam.

Tambin la asesora presidencial y sociloga Dora Barrancos, desde un enfoque recostado en lo electoral, plante que con los discursos negacionistas "algo se pesca de ah" a la hora de buscar apoyos en las urnas, ya que ese tipo de posiciones pblicas pretenden atraer "un electorado que busca resignificar el pasado, justificando e intentando resignificar" la memoria social de la dictadura cvico-militar.

"Este agitar (de posturas que contradicen consensos en materia de Derechos Humanos) tiene que ver con buscar a una parte de ese electorado, al que se quiere atraer, y ah aparece un intento de justificacin de lo injustificable", remarc Barrancos.

Bolsas mortuorias con nombres de funcionarios, colgadas de las rejas de Plaza de Mayo durante una protesta opositora.
Bolsas mortuorias con nombres de funcionarios, colgadas de las rejas de Plaza de Mayo durante una protesta opositora.


En sentido similar se pronunci el escritor y periodista Mempo Giardinelli, para quien la adopcin de posturas negacionistas en el debate pblico est asociada a una estrategia de bsqueda de "rdito electoral" por parte de un determinado espacio poltico, que se dirige a "los sectores ms retardatarios de la sociedad".

En dilogo con Tlam, Giardinelli aadi que ese discurso cuasi-'procesista' "delata la pobreza conceptual de esta gente", al referirse no slo a la frase de Lpez Murphy sino tambin a manifestaciones como los tuits de la precandidata de JxC Sabrina Ajmechet, ligada a Patricia Bullrich, quien describi el secuestro y desaparicin de los estudiantes de La Noche de los Lpices como "un operativo contra un grupo montonero".

El lunes pasado, Lpez Murphy cuestion la cifra de los 30 mil desaparecidos: "No creo en ese nmero, yo creo lo que dijeron Daro Loprfido y Graciela Fernndez Meijide", provoc el exfuncionario de la Alianza en una entrevista televisiva en la que incluso lleg a decir que "ese nmero (los 30 mil) se origin para llamar la atencin de los europeos", y que fue "artificialmente inflado".

Las declaraciones del exministro de Economa, junto a otras expresiones negacionistas del Terrorismo de Estado realizadas por representantes de la oposicin, derivaron el martes pasado en la presentacin en el Senado de un proyecto de ley que promueve la penalizacin de este tipo de posiciones pblicas.

Sobre las manifestaciones que niegan o relativizan los crmenes imprescriptibles del Terrorismo de Estado, Vzquez consider que esos dichos se pronuncian "por oposicin del proyecto poltico" del adversario, ya que quienes las profieren "buscan generar una reaccin en contra de la identificacin que pueden tener partidos como el Frente de Todos o el kirchnerismo con la lucha por los derechos humanos".

"El negacionismo del Terrorismo de Estado patentiza lo reaccionario"

Pablo Vzquez


"No importa lo que se dice porque no hay penalidad. Este efecto es impulsado adems por las redes (sociales), donde se puede decir cualquier cosa con tal de ser tendencia. En lo poltico, y en campaa, esto busca ser replicado por un referente, en este caso Lpez Murphy, y reproducido en un medio tradicional como puede ser la televisin", describi el politlogo.

"El negacionismo del Terrorismo de Estado patentiza lo reaccionario, y (los dirigentes que lo promueven) lo hacen en plena campaa porque, si bien ese discurso capta un ala dura, esos votos se sumarn luego a las alas ms moderadas que en Juntos por el Cambio tienen su expresin en Mara Eugenia Vidal y en Horacio Rodrguez Larreta", agreg Vzquez.

Y para completar el anlisis, concluy: "Lo cierto es que a la hora de contabilizar los votos todos van al mismo lado", puntualiz y asegur que a esos sectores polticos les "redita cuestionar a los 30 mil (desaparecidos) porque eso implica cuestionar la labor que, por ejemplo, tuvieron en su momento el expresidente Ral Alfonsn y, desde hace unos aos, el kirchnerismo".

Memo Giardinelli: "Este tipo de discurso delata la pobreza conceptual de quien lo emite"
Memo Giardinelli: "Este tipo de discurso delata la pobreza conceptual de quien lo emite"


Por su parte, Barrancos, doctora en Historia e investigadora del Conicet, sostuvo que con la ola de declaraciones que buscan confrontar con el discurso de los organismos de Derechos Humanos "las derechas estn trayendo a superficie una convocatoria a la reinterpretacin del pasado, para concluir en que 'la dictadura no fue tan feroz'".

"En la discusin de los 30 mil estn discutiendo una recalificacin del pasado dictatorial. En campaa lo hacen porque hay una parte de la poblacin argentina que va en el mismo sentido", advirti e indic que, si bien "no todos se animan a expresar" ese tipo de posturas, muchos lo hacen "en bsqueda de un electorado con afinidad hacia esos repertorios".

Proyecto de ley

Ms all de las indagaciones intelectuales sobre el resurgido negacionismo, la sucesin de declaraciones que relativizan o justifican la dictadura cvico-militar llev a que el senador nacional Alfredo Luenzo (Chubut somos Todos) presentara el martes pasado un proyecto que establece sanciones penales a quienes tengan conductas negacionistas y/o apologistas del genocidio y de crmenes de lesa humanidad.

La iniciativa lleva la firma de Luenzo y ya fue girada a la Comisin de Justicia y Asuntos Penales de la Cmara Alta, que encabeza el senador Oscar Parrilli (Frente de Todos-Neuqun).

Sobre la propuesta de fijar penas a ese tipo de manifestaciones, Giardinelli subray que "as como ahora parece moda poltica practicar el negacionismo en boca de resentidos y autoritarios", el Estado "debiera estar atento por si se pasan de la raya de la democracia y la paz, para, en tales casos, denunciarlos por apologa de la violencia".

El proyecto de ley en cuestin, caratulado como "Sancin penal a conductas negacionistas y/o apologistas de genocidio y crmenes de lesa humanidad", modifica el artculo 213 del Cdigo Penal para reprimir "con prisin de un mes a un ao el que hiciere pblicamente y por cualquier medio la apologa de un delito o de un condenado por delito".

Adems, la iniciativa propone reprimir con "prisin de tres meses a dos aos o multa equivalente a uno y hasta cien salarios mnimos, vital y mvil" al que pblicamente "negara, minimizara, justificara o reivindicara la comisin de los delitos de genocidio, de lesa humanidad o crmenes de guerra contemplados en los artculos 6, 7 y 8 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional y en los tratados internacionales de derechos humanos con jerarqua constitucional".

El proyecto prev, tambin, que el carcter de funcionario pblico sea considerado agravante del delito e incluso establece la "destitucin definitiva e inhabilitacin especial para ocupar cargos pblicos por el doble de tiempo de la condena".

En sus fundamentos, la propuesta seala que tiene por objeto castigar a quienes nieguen genocidios o crmenes de lesa humanidad incluyendo, obviamente, los cometidos durante la ltima dictadura cvico-militar.

"Son comportamientos y discursos que niegan determinadas realidades y hechos histricos relevantes, percibidos por la mayor parte de la sociedad como hechos de mxima injusticia", destaca la iniciativa.