25/07/2021 20:02 - ESPIONAJE

Marruecos neg haber espiado a Macron y dijo que es vctima de una campaa de desestabilizacin

"Marruecos no espi al presidente Emmanuel Macron, ni tampoco al ex primer ministro ni a miembros del Gobierno, no hay evidencia que lo corrobore", afirm el embajador marroqu en Francia en una entrevista con el diario francs Le Journal du Dimanche.

"La relación entre Francia y Marruecos es especial", dijo el embajador de Marruecos en Francia.
"La relacin entre Francia y Marruecos es especial", dijo el embajador de Marruecos en Francia.

El embajador de Marruecos en Francia, Chakib Benmoussa, rechaz nuevamente este domingo las acusaciones que en los ltimos das sealaban que su pas espi al presidente francs, Emmanuel Macron, a travs del software israel Pegasus, de la empresa NSO, y afirm que son "vctimas" de una campaa de "desestabilizacin".

"La relacin entre Francia y Marruecos es especial, construida sobre la historia, sobre lazos humanos y culturales extremadamente fuertes, sobre intereses comunes; es una relacin excepcional que tambin se renueva a la luz del desarrollo de cada uno de los dos pases y los nuevos desafos", explic el diplomtico.

Benmoussa apunt hacia las "redes hostiles" que hay tanto en Marruecos como en Francia, as como "en otros lugares" como responsables de esta "lgica de desestabilizacin" contra Rabat, que ya das antes rechaz toda esta "campaa meditica".

La semana pasada, el diario Le Monde public que adems de Macron, varios miembros del Gobierno y antiguos funcionarios, como el exprimer ministro Edouard Philippe, fueron objetivos en 2019 de una red de espionaje de Marruecos a travs de Pegasus.

Chakib Benmoussa, rechazó nuevamente este domingo las acusaciones.
Chakib Benmoussa, rechaz nuevamente este domingo las acusaciones.

"Es bien sabido que el xito de Marruecos en frica no agrada a todos, especialmente a nuestro vecino, en un contexto en el que Marruecos avanza en muchos temas; puede que no sea del agrado" de algunos, acus Benmoussa, citado por la agencia de noticias Europa Press.

"Los actores que iniciaron este proceso, con fuertes acusaciones, deben ahora aportar pruebas; en esta historia, Marruecos es una vctima, este es un intento de desestabilizar", insisti el embajador, quien neg incluso que Rabat haya adquirido Pegasus.

"La Constitucin marroqu, de acuerdo con los convenios internacionales, protege los datos personales; los servicios marroques forman parte de un enfoque de estado de derecho, la ley determina las modalidades en las que puede intervenir el uso de programas que pueden gestionar datos personales", explic.

El escndalo derivado de la publicacin de estas informaciones ha llevado al presidente de Francia, Emmanuel Macron, uno de los supuestos objetivos de este espionaje, a ordenar la apertura de una investigacin, segn desvel el mircoles el primer ministro francs, Jean Castex.



Forbidden Stories y la asociacin Amnista Internacional obtuvieron una lista con 50.000 nmeros de telfono seleccionados desde 2016 por los clientes del grupo NSO, que desarroll el programa informtico Pegasus, para una eventual vigilancia, y compartieron la lista con 17 medios de comunicacin.

Pegasus es un sistema muy sofisticado que explota las vulnerabilidades de los telfonos mviles inteligentes y, una vez en el aparato exporta los datos del usuario (correos electrnicos, mensajes, fotografas, conversaciones) hacia pginas de internet creadas por la empresa, que se renuevan constantemente para evitar ser detectadas.

La firma israel NSO, creada en 2011, fue acusada con alguna insistencia de colaborar con regmenes autoritarios, sobre todo desde que en 2016 Ahmed Mansoor, un opositor de Emiratos rabes Unidos, denunci estas prcticas, pero la empresa rechaz las versiones, que atribuy a "suposiciones errneas y teoras no corroboradas".

La nmina incluye los nmeros de 180 periodistas, 600 polticos, 85 defensores de derechos humanos y 65 empresarios, segn Le Monde, The Guardian, The Washington Post y los medios mexicanos Proceso y Aristegui Noticias, entre otros, que localizaron buena parte de los posibles espiados en Mxico, Marruecos y Arabia Saudita.

La investigacin en torno a esta herramienta est a cargo del grupo de medios Forbidden Stories, con sede en Pars, que asegura que las pruebas fueron obtenidas de los propios telfonos a travs de un anlisis forense realizado por el laboratorio de seguridad de Amnista Internacional.