24/07/2021 14:34 - Bienalsur

El arte contemporneo piensa las nuevas formas de las fronteras en tiempos de pandemia

"Nosotros y los otros: Juntos aparte" rene una serie de muestras, conversatorios y acciones que se enfocan en las cartografas migratorias radicales, sean Colombia-Venezuela, Mxico-USA e Israel-Palestina.

Por Dolores Pruneda Paz


Con un pie en Ccuta, otro en Bogot y otro en Buenos Aires, Bienalsur desarrolla el proyecto "Nosotros y los otros: Juntos aparte", una serie de muestras, conversatorios y acciones que se enfocan en las cartografas migratorias radicales, sean Colombia-Venezuela, Mxico-USA, Israel-Palestina, para preguntarse cmo se reconfigura la problemtica de fronteras, trnsitos e identidades en una coyuntura de pandemia.

En un mundo que "parece encerrarse cada vez ms" con la crisis sanitaria de Covid-19, en esta tercera edicin Bienalsur insiste en "superar fronteras respetando las diferencias", dice a Tlam Diana Wechsler, directora artstica de esta plataforma cultural nica: multisituada, simultnea y procesual, con el foco en la construccin de redes y el intercambio de saberes.

Lecturas poticas, miradas crticas y reconfiguraciones visuales son algunos hallazgos de esta bsqueda de respuestas a las problemticas migratorias que la Bienal de Arte Contemporneo de Amrica del Sur despliega a lo largo de 18.300 kilmetros, en una cartografa que la lleva por los cinco continentes.

Hasta el 12 de septiembre la muestra "Juntos aparte" se exhibir en el Museo Nacional de Colombia, kilmetro 4960 de la Bienal, curada por Alex Brahim. De septiembre a enero la exposicin "Entre nosotros y los otros, juntos aparte" tomar el KM 0, en el antiguo Hotel de los Inmigrantes de Buenos Aires, curada por Wechsler, Brahim y Benedetta Cassini.

Y en octubre "Juntos aparte" celebrar su 3 edicin, con nuevos contenidos a cargo de Brahim, en la ciudad fronteriza de Ccuta donde naci, hace ya seis aos, con el cierre del paso entre Colombia y Venezuela.


Mientras que las obras de Colombia muestran la transformacin del modelo fronterizo colombo venezolano, la exhibicin de Argentina expandir el marco geopoltico a escala global, a partir de un trabajo en convergencia que la Bienalsur viene haciendo hace aos.

En 2015 Wechsler cur "Migraciones en el arte contemporneo", muestra que coincidi con la publicacin de una foto en la prensa internacional del cuerpo de un nio sirio de tres aos ahogado en la costa del Mediterrneo.

La imagen de Alan Kurdi se transform ese ao en un cono del conflicto de los refugiados, hallado muerto en una playa turca junto al cadver de su hermano Galip, de cinco aos, y su madre, Riahn, con quienes escapaba de la guerra en Siria rumbo a Grecia en una barcaza que se hundi con 30 personas: 12 murieron, su padre, Abdullah, sobrevivi, ocho eran nios.

En 2015, antes de que la fotgrafa Nilufer Demir tomara esa foto, el 2 de septiembre, la ONU haba contabilizado 2.656 muertos intentando cruzar ese mar.

"As, un proyecto que llevaba aos de produccin se convirti en un espacio de reflexin de lo que estaba pasando", repasa Wechsler. Medios de todo el mundo tomaron nota de esa muestra y de las polticas de Estado que aplicaban en torno de las migraciones, especialmente las forzadas.

Eso hizo posible darle continuidad al concepto de aquella muestra: la migracin como vector para pensar el tiempo contemporneo en diferentes direcciones, sea en el mundo poltico de los desplazados o dentro mismo del arte.

As en 2016 cur la muestra "Estados inciertos", en Berln, que la dej en la puerta del proyecto "Juntos aparte", que con el llamado abierto internacional que cclicamente hace la Bienal para identificar los temas en debate de la escena contempornea, le permiti confirmar que "trnsitos, migraciones y fronteras segua siendo uno de ellos".

La primera edicin de 'Juntos...', repasa, " ya fue un momento de alta intensidad, en donde la ciudad de Ccuta, una de las fronteras calientes entre Colombia y Venezuela, fue escenario por semanas de una activacin muy potente, con muestras, conversatorios y acciones performticas en el puente Simn Bolvar como la de la mexicana Teresa Margolles", que document en video y fotografa el trabajo de las mujeres en ese borde.

"Antes era carretillera" (transportaba mercanca de otros a travs del puente con una carretilla), le explica una de las jvenes, de 19 aos, a la artista para ese trabajo, "ahora soy trochera", dice: una de las mujeres que cruzan por la trocha, tierra oculta entre matorrales, cargando fardos, incluso enfermos, de un lado a otro del ro Tchira desde que el puente cerr.

"Vale la pena apostar a la continuidad de proyectos fuertemente situados, sobre problemas que afectan la dimensin global de las problemticas contemporneas y lleva esos mrgenes al centro de la comunidad", subraya Wechsler.

"Juntos aparte" se exhibirá en el Museo Nacional de Colombia, kilómetro 4960 de la Bienal, curada por Alex Brahim.
"Juntos aparte" se exhibir en el Museo Nacional de Colombia, kilmetro 4960 de la Bienal, curada por Alex Brahim.

-Tlam: Cul fue el disparador de "Juntos aparte"?

-Alex Brahim:
Cuando el gobierno venezolano cerr las fronteras, en agosto de 2015, supimos que lo que vendra sera irreversible, que transformara para siempre lo que conocamos como el modelo fronterizo, que la vivencia binacional en donde la frontera haba sido un centro y un espacio de circulacin iba a detenerse y que aparecera una nueva forma de frontera, restrictiva, que ira acompaada adems por el desplome econmico social de la regin y que tarde o temprano acabara llevndonos a una crisis humanitaria sin precedentes, probablemente a un xodo masivo de Venezuela y, por extensin, el hecho de que Ccuta un lugar perifrico y casi desconocido acabara apareciendo en el mapa del mundo, fruto de ser el epicentro de este flujo migratorio que acabara impactando a toda la demografa de Colombia y del continente americano a futuro.

-T: Cmo organizaron el proyecto?

-A.B:
Era fundamental generar una respuesta desde el territorio de carcter cvico, de la mano del sector artstico que siempre ha mostrado una enorme hermandad y una gran compenetracin lado a lado de la lnea -hablo del estado de Tchira en Venezuela y del departamento norte de Santander en Colombia- y esto tendra que ser la herramienta para producir un escenario de transformacin que resignificara para los locales lo que es la convivencia y la integracin, que mantuviese presente esa memoria de hermandad y, sobre este nuevo relato, construir un marco de relaciones slidas, a nivel nacional e internacional, que permitiera proyectar la ciudad de una manera positiva.

-T: Qu caractersticas toma hoy este proyecto?

-A.B:
Despus de demostrar que estas visiones de anticipacin acabaron concluyendo en realidades, entendimos que el proceso de Ccuta y la frontera podra resultar ejemplarizante como laboratorio social, a la luz de la produccin de sentido frente a la integracin que tendran que asimilar, tarde o temprano, la nacin colombiana y varios pases de Amrica. En este sentido emerge de una manera muy fuerte la hermandad histrica entre Colombia y Venezuela, que si bien ha sido algo plausible y fruto del cotidiano en las zonas de frontera, en el interior del pas no hay un reconocimiento de la relacin con Venezuela como un nosotros, que es como se entienden las fronteras, sino como un 'los otros' .

-T: Cmo impact la pandemia en todo esto?

-A.B:
Nos dio la triste oportunidad de reposicionar nuestro concepto, porque al situarse la frontera ya no en los lmites geopolticos de los estados nacin sino en la casa, para quien gozamos del privilegio de tener una, o en la piel, para quien carecen de una casa, la comprensin del sentido de encontrarnos 'juntos aparte' adquiri un matiz global y esto ha sido tristemente una realidad que ha llevado a una comprensin cabal del lugar de enunciacin que estbamos proponiendo.

-T:Creen que se puede hablar de una nueva normalidad?

-Diana Wechsler: A
pesar de que este tardocapitalismo liberal se resiste y corcovea frente a los cambios, hay una serie de indicios acerca de que stos no slo son necesarios sino que esta pandemia ha puesto de cara al mundo que los cambios estn empezando a ocurrir. Son indicios pequeos, pero un proyecto como Bienalsur, que trabaja entre lo local y lo global, muestra que este tipo de dinmicas -horizontales, colaborativas, en red, solidarias- que trabajan con la comunidad y a la vez buscan generar otras sinergias en el mundo del arte, son posibles.

-T: Cul es la fuerza de este tipo de iniciativas?

-D.W:
Este proyecto permite situar problemticas y dar visibilidad a comunidades o segmentos que no son visibles o no tienen voz y puede contribuir a modificar, desde el mbito del arte y la cultura, nuestra experiencia vital contempornea. El derecho al acceso a la cultura permite dar visibilidad a otros derechos y nos interesa cmo el arte contemporneo nos puede llevar a hacer un espacio de pensamiento crtico.
etiquetas