28/06/2021 12:02 - opinin

De pecado, enfermedad y delito a la lucha, los derechos y las polticas pblicas

Sancionada la ley de cupo travesti trans y mientras se espera la sancin de la Ley Integral Trans que asegurar a las personas trans el ejercicio pleno y condiciones de igualdad de sus derechos y libertades para lograr una total inclusin social, opin para Tlam la Dra. Flavia Massenzio, presidenta Federacin Argentina LGBT+ y coordinadora Defensora LGBT de la Defensora del Pueblo CABA, en el Da Internacional del Orgullo LGBT+.

Flavia Massenzio

Por Flavia Massenzio


Para muchas religiones, y sobre todo fundamentalismos religiosos, las personas LGBT+ somos entendidas como un pecado, una aberracin, les causales de las pandemias y apocalipsis. Tambin hasta los 90, la "homosexualidad" era considerada como una "enfermedad" en los manuales de enfermedades mentales. Hoy se sigue luchando a nivel mundial por la no patologizacin de la "transexualidad" al persistir la "disforia" o "incongruencia de gnero" en esos mismos manuales.

Tambin fuimos delito. Hasta el ao 1996, en la Ciudad de Buenos Aires, convivamos con artculos que expresamente criminalizaban la homosexualidad y el travestismo en los Edictos Policiales. En el ao 2012, recin un da despus de que se aprobara la Ley de Identidad de Gnero en Argentina, se derog el ltimo artculo en la ltima provincia que tena esta normativa vigente. El 2012 fue ayer, y an subyacen todos estos resabios sociales, polticos y culturales de ser considerades pecado, enfermedad y delito, que nos llevaron a tanta violencia, marginalidad, expulsin, discriminacin, persecuciones, asesinatos.

Todo esto gener resistencia, lucha y organizacin. Siempre destacamos que en la historia del movimiento LGBT+ es importante analizar -entre otros aspectos desde ya- la coyuntura y el contexto junto con las consignas de la Marcha del Orgullo donde, por ejemplo, en 1992 se march bajo la consigna "Libertad, Igualdad, Diversidad". As fuimos exigiendo, luchando, hasta que se dio un momento histrico, social y poltico, en 2003, donde los derechos humanos -los de todes- empezaron a ser verdaderamente una poltica de Estado, y donde pudimos ir por ms, por nuestros derechos igualitarios, consagrados hoy en tantas leyes como nos fue posible presentar e impulsar en aquella coyuntura: leyes de Matrimonio Igualitario, Identidad de Gnero, Reproduccin Mdicamente Asistida, Servicios de Comunicacin Audiovisuales, Interrupcin Voluntaria del Embarazo; la reforma al Cdigo Penal, que incluy el agravante por crmenes de odio hacia la diversidad sexual; el nuevo Cdigo Civil y Comercial; la Ley contra la Discriminacin en CABA, y tantas otras leyes y ordenanzas que contemplan a la diversidad, como la inclusin laboral, el acceso a la salud y el cupo laboral para personas trans en distintos lugares del pas. No es casual que sean las veintisis mil los nmeros de las leyes nacionales en esos aos.

Hace unos meses, un decreto presidencial estableci el cupo para personas trans en la administracin pblica. Lo mismo hicieron ambas cmaras del Congreso. El 24 de junio, finalmente, este cupo se consagr tambin como ley ampliando y dando un paso ms en las polticas pblicas que an se requieren para revertir la crtica situacin que atraviesan, desde hace dcadas, las personas trans en nuestro pas.

El pas hoy, a casi diez aos de Ley de Identidad de Gnero, con leyes de cupo laboral provinciales, municipales y ahora a nivel nacional, an no ha podido revertir ese alarmante nmero de 35/40 aos de expectativa de vida de la poblacin trans. Por eso sostenemos que este derecho al cupo es un paso en el camino hacia ms polticas pblicas integrales, que permitan atender eficazmente esta realidad. Es un camino hacia una Ley Integral Trans que las contemple; que promueva el ejercicio pleno y en condiciones de igualdad de derechos, contribuya a garantizar el respeto de su dignidad y la inclusin a nivel cultural, econmico, laboral, en el mbito de la salud y de la educacin, as como en otros mbitos de su vida ciudadana.

Cada 28 de junio se conmemora esa primera Marcha del Orgullo de 1969, en Stonewall, Nueva York; ese hito, esa revuelta que con resistencia y lucha soport todo tipo de violencia y march con orgullo, embanderades en un arcoris de diversidad. Este 28 de junio, en el marco del Da Internacional del Orgullo, celebramos la diversidad con la aprobacin de una nueva ley, que propone igualdad real para les compaeres trans, sin que el rbol nos impida ver el bosque. Por eso vamos por la Ley Integral Trans y una nueva Ley Antidiscriminatoria Nacional, como movimiento social y poltico que construye igualdad en todo el pas.
etiquetas