Política

24-06-2021 18:00 - Ante el Comité de Descolonización

Solá reiteró el reclamo de soberanía y advirtió sobre la presencia militar del Reino Unido en Malvinas

En el ámbito del Comité de Descolonización de Naciones Unidas, Argentina reiteró el reconocimiento de la soberanía sobre las islas y su disposición al diálogo en el ámbito del organismo internacional, pero también hizo un llamado de atención respecto a las acciones que realiza el Reino Unido.

Telam SE
24-06-2021 | 18:00
El canciller Felipe Sol expondr ante el Comit de Descolonizacin de la ONU
El canciller Felipe Solá expondrá ante el Comité de Descolonización de la ONU.

El canciller argentino, Felipe Solá, renovó este jueves en Naciones Unidas (ONU) el reclamo argentino por la soberanía sobre las Islas Malvinas, dijo que hay “una injustificada y desproporcionada presencia militar” en el archipiélago por parte del Reino Unido y reiteró la voluntad del Gobierno "de seguir buscando sin descanso una solución pacífica de la disputa".

Así lo planteó el titular de la cartera de Exteriores durante su exposición ante el Comité Especial de Descolonización (C-24) de las Naciones Unidas que, en la misma sesión, aprobó una resolución que reitera el llamado a ambas naciones a encontrar una solución pacífica para la controversia.

Votada por consenso, la nueva resolución del C-24 reitera, como todos los años desde 1983, el llamado al Reino Unido y la Argentina a retomar las negociaciones para encontrar, a la mayor brevedad posible, una solución pacífica y definitiva a la controversia de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

Durante la sesión, el canciller Solá tomó la palabra, en lo que fue su primera visita a la sede de Naciones Unidas de la ciudad de Nueva York, en calidad de ministro de Relaciones Exteriores.

Solá reiteró reclamo de soberanía y advirtió sobre presencia militar del Reino Unido en Malvinas

VER VIDEO


“El Gobierno argentino mantiene permanentemente la misma voluntad de continuar con las negociaciones de soberanía con el Reino Unido. Sin embargo, desde hace casi cuatro décadas el Reino Unido se rehúsa a reanudar las negociaciones con la Argentina para encontrar una solución pacífica de la controversia bilateral de soberanía de conformidad con lo establecido por la Asamblea General”, afirmó.

También consideró que el Reino Unido "mantiene en las Islas una injustificada y desproporcionada presencia militar, realizando regularmente maniobras y ejercicios", según dijo en su exposición y en la conferencia de prensa con medios acreditados, al finalizar el encuentro.

Solá se quejó de que el Reino Unido realice en el archipiélago "acciones unilaterales" y recordó que debería abstenerse de hacerlo "hasta tanto se encuentre una solución definitiva a la controversia", tal como lo dispone una resolución de Naciones Unidas.

Entre estas acciones unilaterales, el canciller incluyó "la exploración y explotación ilegal de recursos renovables y no renovables en el área en disputa" al extender "las licencias unilaterales de pesca en las aguas circundantes a Malvinas por 25 años más, a partir de 2031".

Sol se reuni previamente con el Secretario General de la ONU
Solá se reunió previamente con el Secretario General de la ONU.

Acompañado por el jefe de Gabinete, Guillermo Justo Chaves; el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus; y la Representante Permanente Argentina ante las Naciones Unidas, María del Carmen Squeff, Solá enfatizó que "no existe ninguna razón, salvo la intención del Reino Unido de mantener la manifiestamente ilegítima situación colonial, para que no se retome ya mismo el diálogo bilateral por la Cuestión Malvinas".

Al inicio de su discurso, había advertido que "el flagelo del colonialismo afecta particularmente a América latina y el Caribe" porque "más de la mitad de los territorios no autónomos se encuentran" en la región.

"Como el presidente Alberto Fernández ha manifestado, no hay lugar para el colonialismo en el siglo XXI", dijo el ministro de Relaciones Exteriores.

En su mensaje, Solá hizo referencia al "derecho a la libre determinación" y dejó claro que "no es aplicable a las Islas Malvinas", como habían pedido los dos oradores isleños más temprano.

Recordó que "la composición de la población de las Islas es el resultado de la colonización iniciada por el Reino Unido en 1833" y consideró que el "razonamiento" de los isleños en su planteo "no tiene sustento en el derecho internacional" y "no es más que una excusa" que utiliza el Reino Unido "para preservar su presencia colonial en el Atlántico Sur”.

En su repaso histórico, el canciller recordó que en 1833 el "Reino Unido ocupó ilegalmente y por la fuerza las Islas Malvinas", ocho años después de haber celebrado con la Argentina el Tratado de Amistad, Comercio y Navegación.

Subrayó que hasta ese momento la soberanía sobre los territorios hoy disputados "además de ser incuestionable desde el punto de vista del derecho internacional, era pública, pacífica e ininterrumpida desde el mismo inicio de la existencia del Estado argentino".

Y recordó que en 1965, la Asamblea General adoptó una resolución "que fue aprobada sin votos en contra" y que reconoció la existencia de una disputa de soberanía sobre las islas y estableció "que la forma de ponerle fin" era "mediante las negociaciones bilaterales entre ambos Gobiernos".



Además, Solá marcó que en plena pandemia de coronavirus "la Argentina expresó al Gobierno del Reino Unido su disposición a colaborar con los habitantes de las Islas", pero el ofrecimiento "nunca" tuvo respuesta.

Remarcó que la población de las Islas tiene garantizado su acceso a los sistemas públicos de salud y de educación brindados en el territorio continental y destacó la tarea humanitaria concertada con el Reino Unido -con la intermediación del Comité Internacional de la Cruz Roja- que permitió identificar los cuerpos de los soldados argentinos enterrados en Malvinas.

Sin embargo, sostuvo que el Reino Unido, "además de hacer caso omiso al llamado de la comunidad internacional para reanudar las negociaciones, persiste con sus actividades contrarias a la resolución 31/49 de la Asamblea General, que insta a las partes a abstenerse de llevar adelante acciones unilaterales en el área en disputa hasta que se encuentre una solución definitiva a la controversia".

Sobre el final, el jefe de la diplomacia argentina reiteró su firme apoyo a la misión de buenos oficios del Secretario General, António Guterres, con quien se había reunido el miércoles, y agradeció especialmente a los países que copatrocinaron la resolución: Chile, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

Además, extendió su agradecimiento a todas las naciones que se pronunciaron en múltiples foros regionales y multilaterales por resolver esta controversia, tales como la OEA, el G77 más China, el Mercosur, la Cumbre Iberoamericana, la Celac y el Parlasur, el Foro de Cooperación América del Sur-África (ASA) y la Cumbre Países Árabes - Sudamérica (ASPA), entre otros.

También expusieron en la sesión los peticionarios argentinos Paula Vernet y Guillermo Clifton, descendientes de los primeros argentinos que habitaron las islas.

En tanto, los habitantes de las islas estuvieron presentes a través de dos miembros de la Asamblea Legislativa, Mark Pollar y Leona Vidal Roberts, quienes negaron "ser parte de un enclave colonial", pidieron seguir siendo "terreno de ultramar del Reino Unido" y dijeron que la Argentina busca "controlarlos" en contra de su voluntad.

Para Filmus, la comunidad internacional espera "que la disputa de soberanía pueda ser solucionada"

El Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, señaló que la adopción por consenso de una nueva resolución de las Naciones Unidas sobre la Cuestión Malvinas "refleja la voz de la comunidad internacional en su genuina aspiración de que la disputa de soberanía pueda ser solucionada a la mayor brevedad posible de modo pacífico".

Filmus se refirió así a la decisión del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas (C-24) que adoptó hoy una nueva resolución, como todos los años desde 1983, en la que llama al Reino Unido y la Argentina a retomar las negociaciones para encontrar, a la mayor brevedad posible, una solución pacífica y definitiva a la controversia de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

Filmus acompañó a Solá en su exposición en la sesión en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, y luego ambos compartieron una conferencia de prensa conjunta.

La resolución "refleja la voz de la comunidad internacional en su genuina aspiración de que la disputa de soberanía pueda ser solucionada a la mayor brevedad posible de modo pacífico", sostuvo Filmus.

Agregó también que "espera que este llamado sea finalmente escuchado y pueda superarse la persistente negativa del Reino Unido a reanudar el diálogo bilateral".

La resolución aprobada hoy fue copatrocinada por todos los países latinoamericanos integrantes del Comité Especial: Chile, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

Asimismo, durante el tratamiento de la cuestión, también intervinieron en apoyo a la Argentina las delegaciones de China, Rusia, Indonesia, Siria, Sierra Leona, Antigua y Barbuda, Timor Leste y San Vicente y las Granadinas.

Durante la sesión se escucharon numerosas declaraciones a favor de los derechos argentinos por parte de los países de la región, incluyendo las intervenciones en nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac); los Estados Miembros y Estados Asociados del Mercosur.

También el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), pronunciadas por México, Paraguay y Costa Rica respectivamente; en tanto que Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay se pronunciaron en capacidad nacional.

La delegación argentina estuvo encabezada por el canciller Solá, quien transmitió el apoyo unánime de todas las fuerzas políticas de nuestro país a la recuperación pacífica del ejercicio efectivo de la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes y ratificó la permanente voluntad del Gobierno argentino para retomar las negociaciones de soberanía con el Reino Unido.

Adicionalmente, reiteró las denuncias del Gobierno argentino ante las actividades contrarias a la resolución 31/49 de la Asamblea General, que insta a las partes a abstenerse de llevar adelante acciones unilaterales en el área en disputa hasta que se encuentre una solución definitiva a la controversia, entre ellas la exploración y explotación ilegal de recursos renovables y no renovables, así como la injustificada y desproporcionada presencia militar del Reino Unido en las Islas.

Además, tal como había transmitido personalmente al Secretario General, Antonio Guterres, en la reunión que ambos mantuvieron esta semana en la sede de la ONU, Solá reiteró el interés de la Argentina en la misión de buenos oficios encomendada al Secretario General para asistir a las partes en la solución de la controversia.

El C-24, creado en 1961 como órgano subsidiario de la Asamblea General de Naciones Unidas, tiene la función de velar por la aplicación de la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General y, en ese contexto, examina anualmente las 17 situaciones coloniales que aún se encuentran pendientes de resolución, entre ellas la Cuestión Malvinas, que ha sido calificada por la propia Organización como un caso especial y particular.

Newsletter

También te puede interesar