14/06/2021 23:54 - HISTORIAS DE COMBATIENTES

"Hubo que pelear mucho nuestro lugarcito en el mundo", recalc Schweighofer

El santafesino Adolfo "Fito" Schweighofer, recuerda "la algaraba" que sinti la tripulacin un mes antes, cuando el capitn de su embarcacin les comunic que navegaran hacia el sur para participar de la guerra. Y asegura que "la causa Malvinas est viva".

Por Luciano Couso

Schweighofer tenía 21 años cuando fue a la guerra.
Schweighofer tena 21 aos cuando fue a la guerra.

El veterano de guerra Adolfo 'Fito' Schweighofer, residente en Santa Fe, asegur este martes que "la causa Malvinas est viva", indic que, como veteranos de la guerra de 1982, tuvieron que "pelear mucho" para poder hallar su "lugarcito en el mundo" y destac el rol clave, de "antdoto", que cumplieron los centros de excombatientes frente al proceso de "demalvinizacin" que sigui al conflicto blico.

A 39 aos de la finalizacin de la guerra con Gran Bretaa, Schweighofer, quien particip en el buque destructor ARA Piedrabuena del rescate de los sobrevivientes del ARA General Belgrano el 3 de mayo de 1982, recuerda "la algaraba" que sinti la tripulacin un mes antes, cuando el capitn de su embarcacin les comunic que navegaran hacia el sur para participar en la recuperacin de las islas Malvinas.

Clase 1961, Schweighofer hizo la conscripcin un ao despus de lo que le hubiera correspondido, tras pedir prrroga, y entonces result sorteado para la Armada.

A los 19 aos y con "dos meses de instruccin de muy buena de marinera" en Puerto Belgrano, se embarc en el Piedrabuena hacia el Atlntico Sur.

"Una semana antes del 2 de abril, zarpamos con el buque, sin saber, pero haba algo raro en el ambiente", revivi desde Santa Fe, en dilogo con Tlam.

La tripulacin sinti "una arenga patritica" al entererse que iran a combatir



En plena navegacin, alrededor del 30 de marzo, el capitn les comunic por altavoces que iban a "recuperar las Malvinas".

"No hizo falta que llegramos (al territorio de las islas); los compatriotas que iban en otro buque lograron el xito", rememor el flamante titular del Centro de Excombatientes de Malvinas en Santa Fe y miembro del Consejo Nacional Asesor de Polticas de Malvinas.

"Fue una alegra tremenda, de emocin, con la arenga patritica", revivi Schweighofer en dilogo con Tlam.

Dos meses despus de aquel anuncio por altoparlante, el 3 de mayo, le toc vivir el rescate de unos 280 sobrevivientes del hundimiento del buque General Belgrano, atacado el da anterior por un submarino Conqueror de la Royal Navy britnica.

Para "Fito", el peor momento de su experiencia blica fue cuando se enteraron del hundimiento del barco argentino, algo que ya intuan por la prdida de comunicacin.

"A m lo que ms me marc fue la alarma (del buque Piedrabuena) a las 4 de la tarde del 2 de mayo, porque ah no era broma. Ah ves realmente los nervios, el temor, la angustia, las rdenes que hay que acatar, no sabamos si el submarino estaba (cerca del barco en el que navegaba), ni si era ms de uno", reconstruy.

El excombatiente tambin cont que el regreso al continente, tras la guerra, "fue tremendo" porque "ese protagonismo y todas esas historias que tenamos a esa edad", como el rescate de la tripulacin del Belgrano, se desvanecieron.

"De golpe nos encontramos con que nos daban los DNI y nos decan 'ac no ha pasado nada'. Nadie quera escuchar esas historias, ah nacieron las fortalezas de nuestros movimientos de veteranos de guerra", sostuvo Schweighofer, en referencia al proceso de 'desmalvinizacin' que sigui a la guerra, frente al cual -indic- los centros de excombatientes fueron una suerte de "antdoto".

"No hay que olvidarse que vivamos los momentos posteriores a la dictadura, que haba sido tremenda en tantos aspectos, humanos, social, econmico, poltico, y nosotros estbamos ah en el medio. Buscbamos nuestro lugarcito en el mundo, y hubo que pelearlo mucho", remarc.

Tras regresar de la guerra, Schweighofer busc rehacer su vida por medio del estudio pero la angustia econmica de la poca lo llev al mundo del trabajo.

"Llegu a tener tres trabajos a la vez", record y cont que, finalmente y tras vender "planes de salud", obtuvo un empleo estatal en Santa Fe que le dio "estabilidad".

Consultado por la actualidad del reclamo de soberana, el excombatiente asegur que "la causa Malvinas est viva" y su memoria est "en la juventud, en los medios de comunicacin".

"Se estn desprendiendo muchos temas que hacen a la soberana: los recursos naturales, la pesca, los hidrocarburos. Malvinas tambin es eso: casi dos millones de kilmetros cuadrados de agua en manos inglesas", advirti.

Para Schweighofer, que participa como exsoldado del Consejo Nacional Asesor sobre el tema, la Argentina "va a recuperar Malvinas cuando sea realmente soberano en tantas cosas que nos faltan, cultural y econmicamente".