06/06/2021 16:46 - EL DISEO EN LOS COLEGIOS

Consideraciones sobre la arquitectura escolar desde Sarmiento a Evita

Un repaso que va desde el mtodo basado en el Higienismo, para proteger a los estudiantes de las enfermedades de poca, hasta las ideas de Mara Montessori, apoyadas principalmente en el desarrollo congnitivo de los alumnos.

Por Rosa Aboy

Guiada por los principios del Higienismo, a fines del siglo XIX y parte del XX, las medidas de las ventanas de las aulas eran calculadas para optimizar la ventilación, el cruce de corrientes de aire y las horas de sol para los alumnos.
Guiada por los principios del Higienismo, a fines del siglo XIX y parte del XX, las medidas de las ventanas de las aulas eran calculadas para optimizar la ventilacin, el cruce de corrientes de aire y las horas de sol para los alumnos.


Por Rosa Aboy, arquitecta, doctora en Historia Moderna, directora Maestra en Estudios Urbanos y de la Vivienda en Amrica Latina FADU-UBA.


Domingo Faustino Sarmiento se preocup tempranamente por la arquitectura escolar. En un viaje por Europa y Estados Unidos, entre octubre de 1845 y febrero de 1848, tom contacto con el matrimonio Mann. En su obra "Viajes", expres su admiracin por la obra de Mann y de las maestras que lo acompaaban.Para Sarmiento, una buena enseanza estaba vinculada a que las escuelas tuvieran una arquitectura en concordancia con las necesidades del sistema pedaggico, junto a una buena ornamentacin para educar el gusto de los nios y aseo apropiado.

El equipamiento tambin era importante. Sarmiento trajo modelos de asientos y bancos ergonmicos de Estados Unidos, pensados para la buena postura de los nios. Tambin se refiri a los tiles para la enseanza, como la pizarra, el globo terrqueo o los cuadros murales.

Entre la poca sarmientina y buena parte del Siglo XX, la arquitectura de los edificios escolares -as como la de los hospitales y otras instituciones- fue guiada por los principios del Higienismo, como modo de conjurar los peligros que para la salud significaban la tuberculosis y las epidemias. Las escuelas fueron diseadas en el marco de este movimiento. As, el volumen de las aulas y la medida de las ventanas fueron calculadas segn los datos cientficos de la poca para optimizar la ventilacin, el cruce de corrientes de aire y las horas de sol para los alumnos.

La ubicación de los patios, la colocación de los árboles y de los juegos comenzaron a ser objeto de regulación estricta, de la mano de la definición de un modelo pedagógico.
La ubicacin de los patios, la colocacin de los rboles y de los juegos comenzaron a ser objeto de regulacin estricta, de la mano de la definicin de un modelo pedaggico.


Por su parte, los patios escolares analizados por la investigadora Ines Dussel han sido una parte integral de los edificios escolares. Si bien el patio-claustro estaba presente ya desde la antigedad, los primeros registros de planos con patios de juego datan de 1660. En el siglo XIX, el patio escolar fue considerado como un espacio regulado y protegido para la recreacin y formacin moral de la infancia. Su ubicacin, la colocacin de rboles, de juegos o aparatos para la ejercitacin fsica comenzaron a ser objeto de regulacin estricta, de la mano de la definicin de un modelo pedaggico.

El patio oper como regulador de la actividad escolar, organizando las transiciones entre espacios y tiempos de estudio, de recreo, de ejercitacin fsica. Adems sirvi como transicin entre el adentro y el afuera de la experiencia escolar.

Maria Montessori, pionera de la educación moderna.
Maria Montessori, pionera de la educacin moderna.

Otra influencia en las escuelas de la Argentina vino de la mano de las ideas de Mara Montessori. Este modelo educativo, elaborado por esta educadora y mdica italiana, se bas en el trabajo de Montessori con nios pobres de Roma y con nios con discapacidad, en un hospital. En su trabajo con ellos observ los impactos de su pedagoga, que enfatiza la actividad dirigida por el nio y la observacin clnica por parte del educador. Esta observacin tiene la intencin de adaptar el entorno de aprendizaje al nivel de desarrollo del nio.

El propsito bsico de este mtodo es liberar el potencial de cada nio para que se autodesarrolle en un ambiente estructurado. Para 1916 haba ya un equipo de maestros formados con el mtodo Montessori en Buenos Aires, actuando en el Normal 1 y se compr material que an puede encontrarse en varias escuelas del pas.

Esa segunda dcada del siglo XX vio emerger diferentes posturas pedaggicas y filosficas respecto de la educacin de los nios. En el Normal 1 se organizaron debates entre los que pregonaban los postulados del mtodo experimental de Mara Montessori y quienes, como Rosario Vera Pealoza, defendan la postura froebeleina, la del kindergarden, ligada al modelo de Pestalozzi y en ltima instancia, al de la escuela normal.

En el Bajo Belgrano, en 1949, se inauguró la Ciudad Infantil Amanda Allen, obra de la Fundación Eva Perón.
En el Bajo Belgrano, en 1949, se inaugur la Ciudad Infantil Amanda Allen, obra de la Fundacin Eva Pern.

El mtodo Montessori fue adoptado a la hora de proyectar los espacios habitacionales, recreativos y de descanso en la Ciudad Infantil Amanda Allen, obra de la Fundacin Eva Pern en el Bajo Belgrano. Segn Germn Gmez Noto hay una relacin entre la pedagoga italiana y algunas polticas pblicas educativas impulsadas por la Fundacin cercana a Evita, como los veinte Hogares Escuela creados durante los siete aos precedentes al golpe de estado de 1955. La propuesta de los Hogares Escuela era "Integracin, no segregacin".

Para ello, los nios asistan a las escuelas pblicas y cada uno mantena los lazos con su familia nuclear, siempre que fuera posible. La arquitectura de los Hogares Escuelas se materializaba en el "estilo californiano" caracterstico de las obras de la Fundacin: paredes blancas, techos de tejas, carpinteras de madera, interiores de calidad con mrmoles y muebles de roble, murales pintados en las paredes libros y juguetes ayudaron a crear un ambiente hogareo.

Pese a las innovaciones pedagógicas y arquitectónicas de los últimos 50 años, las ideas sarmientinas y del peronismo siguen manteniendo su vigencia en las construcciones escolares.
Pese a las innovaciones pedaggicas y arquitectnicas de los ltimos 50 aos, las ideas sarmientinas y del peronismo siguen manteniendo su vigencia en las construcciones escolares.


Los modelos que emergieron en estos aos tuvieron y tienen en la actualidad amplia validez a la hora de pensar y proyectar arquitectura escolar. Si bien en la segunda mitad del Siglo XX y en el Siglo XXI ha habido notables innovaciones en el campo de la pedagoga y tambin, paralelamente, cambios en las tendencias arquitectnicas, innovacin en las tcnicas constructivas y aportes desde la tecnologa y la sustentabilidad ambiental, los modelos alumbrados entre Sarmiento y los aos del primer peronismo son de una notable y extraordinaria pregnancia.