11/05/2021 18:36 - "Dos Soledades"

Vargas Llosa-Garca Mrquez: una amistad que termin con un puetazo

Alfaguara reedita "Dos soledades: un dilogo sobre la novela en Amrica Latina",el libro que recrea la conversacin en la facultad de Arquitectura, Urbanismo y Artes de la Universidad Nacional de Ingeniera de Lima (UNI) los das 5 y 6 de septiembre de ese ao, ante un auditorio colmado. La pelea personal entre los escritores que termin con una pia.

Por Carlos Daniel Aletto

 En el aeropuerto de Caracas se encuentran ambos autores por primera vez en 1967.
En el aeropuerto de Caracas se encuentran ambos autores por primera vez en 1967.

Para qu sirven los escritores? es la pregunta con la que empieza el libro "Dos Soledades", en el cual se reproduce la charla que mantuvieron en 1967 los futuros premios Nobel Mario Vargas Llosa y Gabriel Garca Mrquez, quienes estrenaban ese ao una ntima amistad que durara hasta el famoso puetazo del escritor peruano al colombiano, el 12 de febrero de 1976, dando por tierra de forma definitiva con esa relacin.

En 1967 suceden una serie de hechos trascendentales que vinculan a los dos escritores centrales del llamado "boom". Garca Mrquez publica "Cien aos de soledad", la novela faro de la literatura latinoamericana, con un xito comercial poco visto hasta ese momento. Por su parte, Vargas Llosa obtiene la primera entrega del Premio Rmulo Gallegos por su novela "La casa verde". Hasta ese momento, ambos escritores solo haban mantenido una relacin epistolar hasta que coincidieron en el aeropuerto de Caracas.

 "Dos soledades: un diálogo sobre la novela en América Latina", el libro que por estos días reedita Alfaguara.
"Dos soledades: un dilogo sobre la novela en Amrica Latina", el libro que por estos das reedita Alfaguara.
Adems de estos episodios, sucedi un hecho que dar origen a "Dos soledades: un dilogo sobre la novela en Amrica Latina", el libro que por estos das reedita Alfaguara: la conversacin en la facultad de Arquitectura, Urbanismo y Artes de la Universidad Nacional de Ingeniera de Lima (UNI) los das 5 y 6 de septiembre de ese ao, ante un auditorio colmado. La charla se reprodujo por altoparlantes en los pasillos de la casa de estudios para que el pblico que se haba quedado afuera tambin pudiera escuchar el dilogo entre los dos jvenes escritores: el colombiano de 40 aos y el peruano de 31.

En el aeropuerto de Caracas se encuentran ambos autores por primera vez. Vargas Llosa llegaba de Londres -viaje en el que ley "Cien aos de Soledad"- para recibir el Rmulo Gallegos por su tercer libro, mientras que Garca Mrquez arribaba de Mxico. Ambos escritores se haban ledo, se carteaban y militaban la causa de Cuba. Por este motivo Vargas Llosa haba consultado si tena que recibir el premio otorgado por el Gobierno venezolano de Ral Leoni, que no comparta las ideas revolucionarias de Fidel Castro, prohiba en su pas la participacin de las "extremas izquierdas" y era acusado de represin. Le haban propuesto al escritor peruano que aceptara el premio y entregara el dinero al argentino Ernesto Che Guevara. El autor de "La ta Julia y el escribidor" no acept la propuesta.

Ese mismo ao (1967), el autor de "La hojarasca" se fue a vivir a Barcelona con Mercedes, su mujer. Dos aos despus, en 1969, se instalaron en Sarri, en el mismo barrio, Vargas Llosa y su nueva esposa, su prima Patricia Llosa. A partir de ese momento, la amistad entre los dos matrimonios se fortaleci, a tal punto que sus viviendas eran llamadas "las casas comunicantes".

"En realidad, no conozco a nadie que en cierta medida no se sienta solo. Este es el significado de la soledad que a m me interesa", dice Garca Mrquez en la charla que recoge "Dos soledades". Ambos escritores, adems de compartir esa sensacin solitaria (por eso el ttulo del libro), tenan en Barcelona a la misma agente literaria, Carmen Balcells, se reunan con los mismos escritores latinoamericanos y compartan galas con editores y escritores de la llamada "Gauche Divine".

En la conversacin de la que da cuenta el libro hablan de cmo los relatos familiares pasan a ser literatura -el abuelo de Garca Mrquez funda un pueblo luego de tener que abandonar el suyo por matar a un hombre- y de cmo el recuerdo de Aracataca (la ciudad natal del colombiano) se convierte en Macondo. Vargas Llosa enumera los materiales con los que ha trabajado el autor de "Cien aos de soledad": "experiencias personales, experiencias culturales, hechos histricos, hechos sociales" y cmo "el problema mximo" es convertir todos estos ingredientes en literatura.

Como un guio al escritor peruano, su amigo asegura durante la charla que los libros de caballera se parecen a la realidad de Amrica. Por eso no duda de que su literatura "es realista". Garca Mrquez se mantiene preocupado por haber escrito una "novela reaccionaria" como Leopoldo Torres Nilsson le acaba de decir en Buenos Aires. "Todo en Amrica Latina, tenemos tantos problemas, todo es tan horrible, que me parece que el solo hecho de hacer una novela hermosa, ya es reaccionario", le dijo el cineasta, segn las palabras del colombiano durante la charla.

En 1971, un primer desencuentro de ideas pone en prueba la amistad de los dos escritores. El 20 de marzo de ese ao, en Cuba, el poeta Heberto Padilla, que desde 1967 trabajaba en la Universidad de La Habana, es detenido a raz del recital dado en la Unin de Escritores, donde ley "Provocaciones". Arrestado junto a su pareja, la poeta Belkis Cuza Mal, ambos acusados de "actividades subversivas" contra el Gobierno. Su encarcelamiento provoca una reaccin de conocidsimos intelectuales entre los que figuran adems de Vargas Llosa, Julio Cortzar, Simone de Beauvoir, Marguerite Duras, Carlos Fuentes, Alberto Moravia, Octavio Paz, Juan Rulfo, Jean-Paul Sartre, Susan Sontag, y muchos otros. Despus de 38 das de reclusin en Villa Marista, Padilla lee en la Unin de Escritores su famosa "Autocrtica", en la que reniega de sus obras y de sus ideas expresadas anteriormente.

Vargas Llosa sostiene hasta el da de hoy, en varias entrevistas pblicas a raz de la reedicin de "Dos soledades", que el autor de "La mala hora" no quera pelearse con la izquierda y explicar, como s tuvo que hacer l, que no era de la CIA. Segn la hiptesis del peruano, Garca Mrquez prefiri no enemistarse con la izquierda "porque son los que manejan la literatura y la cultura y que los que no piensan como ellos, tal es el caso personal, son atacados". Lo cierto es que en 1971, viviendo ambos en Barcelona tienen dos posturas diferentes en "el caso Padilla". Sin embargo, se mantuvo la amistad sin ningn problema hasta el verano de 1974, cuando el autor de "La guerra del fin del mundo" considera que su estancia en Barcelona haba llegado a su fin.

Vargas Llosa regresa a Lima por mar. Segn el escritor Dasso Saldvar, autor de la biografa "Garca Mrquez, el viaje a la semilla", el escritor peruano conoce en el trasatlntico a una mujer y se va a vivir con ella. Patricia, la esposa del escritor peruano, habla con el matrimonio amigo, cuyo consejo es que no descarte la separacin legal.

García Márquez después del golpe de Vargas Llosa, por Rodrigo Moya Moreno.
Garca Mrquez despus del golpe de Vargas Llosa, por Rodrigo Moya Moreno.
Dos aos despus, el 12 de febrero de 1976, Vargas Llosa llega al Teatro Bellas Artes de la Ciudad de Mxico, donde se iba a estrenar la pelcula "La odisea de los Andes", cuyo guin haba escrito. En el pasillo estaba Garca Mrquez, quien, con los brazos abiertos, recibe del peruano -que haba sido boxeador en su juventud- un gancho de derecha en mitad de la cara que lo derrib. Vargas Llosa le dice a su amigo derrumbado e inconsciente: "Esto es por lo que le dijiste (o hiciste) a Patricia", afirmaron luego testigos del momento.

Un mes despus de la pelea, Vargas Llosa confiesa en el programa "A Fondo" de la Televisin Espaola que fue un incidente personal, sin caractersticas literarias ni polticas. En el mismo programa conducido por Joaqun Soler Serrano, sin abandonar la sonrisa, explica que el "altercado violento" tampoco fue fraguado, como deca cierta prensa con "ms imaginacin que los novelistas", por un editor para aumentar las ventas de "El otoo del Patriarca" y de "Pantalen y las visitadoras".

Enmarcada tambin en una pelea personal, el escritor Plinio Apuleyo, uno de los grandes amigos de Garca Mrquez, da otra versin: el origen de todo fue a principios de 1976. Mientras Vargas Llosa estaba en un congreso en Bogot, su mujer se acerc a Barcelona, para comprar un piso, y se aloj en el Hotel Sarri. Garca Mrquez la llev al aeropuerto en su coche. El muy serio hispanista y gran bigrafo de Mrquez, el ingls Gerald Martn, sostiene que en ese viaje el colombiano le hace un chiste a la esposa de su amigo acerca de que si pierden el viaje en avin "ya se montaran ellos una fiesta". La esposa pierde finalmente el avin, y al llegar a Lima le cuenta lo sucedido a su marido. Esta versin parece ratificada por el propio autor de "El coronel no tiene quien le escriba", quien en un congreso, asegur que no tena enemigos personales y que su ruptura con Vargas Llosa era "un problema de Mario y de los chismes que le cont Patricia, que le llen de cuentos la cabeza".

Durante el comienzo de esa gran amistad, en el transcurso de la conversacin que se reedita en "Dos soledades" Garca Mrquez contesta a la pregunta "Para que sirven los escritores?" con una primera respuesta que pareci no ser exitosa: el escritor colombiano contesta, con cierta puerilidad, pero sin dejar de sostener toda su arte potica "escribo para que mis amigos me quieran ms".