Latinoamérica

11-05-2021 20:23 - Tras el fracaso del lunes

El Gobierno de Colombia insistió con su llamado al diálogo, mientras el número de muertos llegó a 42

Las autoridades expresaron su disposición a negociar con las organizaciones que participan de multitudinarias protestas sociales, en donde se registró una represión indiscriminada de las fuerzas de seguridad.

Telam SE
11-05-2021 | 20:23
Duque volvi este martes a Cali para hablar con las autoridades locales
Duque volvió este martes a Cali para hablar con las autoridades locales

El Gobierno de Colombia renovó este martes su disposición a negociar con las organizaciones que participan de multitudinarias protestas sociales en las que la represión indiscriminada de las fuerzas de seguridad causó más de 40 muertes, a pesar de que el lunes a última hora las partes declararan fracasado el diálogo, en parte por la negativa de las autoridades de responder de manera afirmativa a los planteos del Comité Nacional de Paro. 

El presidente Iván Duque procuró dar otro gesto con una nueva visita sorpresiva a Cali, epicentro de las protestas, aunque solo se reunió con autoridades.

Un dato saliente de la jornada fue que la Defensoría del Pueblo ajustó su número de muertos en las protestas a 41 civiles y un miembro de la fuerza de seguridad, lo que se acerca más a la cifra que manejan las organizaciones civiles y líderes de las protestas.

El Gobierno ratificó su disposición a conversar y que no tolerará que las fuerzas de seguridad abusen de su poder o excedan sus funciones.

"El Gobierno Nacional, a partir de este momento, está en la plena disposición de adelantar una mesa de negociación con el Comité Nacional del Paro para avanzar en los temas de la agenda que acordaremos con el acompañamiento de la Iglesia católica y de las Naciones Unidas", anunció el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, a través de un video.

El funcionario enfatizó que el Gobierno había analizado y evaluado las propuestas presentadas en la primera reunión exploratoria para lograr un acuerdo para poner fin a las protestas en el país, que llevan 13 días e incluyeron denuncias de violación de los derechos humanos, abuso policial y los muertos, entre ellos, el joven Lucas Villa, el estudiante que se convirtió en símbolo de la represión y que murió esta mañana tras días de agonizar.

El anuncio de Ceballos fue considerado por especialistas como un logro del Comité del Paro, que insistió en llamar negociaciones a los encuentros para buscar soluciones entre Gobierno y ciudadanía y no diálogos ni acuerdos, como los presentaba el Poder Ejecutivo.

"Con esto que cede el Gobierno, quedan otras condiciones que el Comité dejó muy firmes para poder concertar una metodología y empezar a negociar: el fin de la violencia por parte de la Fuerza Pública y la presencia del presidente Iván Duque en Cali", reportó el diario local El Espectador.

Ceballos, convertido en vocero del Gobierno de Duque, volvió a rechazar las violaciones a los derechos por parte de las policías, los bloqueos en las rutas y la violencia de la que fueron objeto algunos uniformados.

"Habrá cero tolerancias a cualquier violación de la Constitución y la ley por exceder las funciones de los funcionarios públicos, entre ellos la Fuerza Pública", apuntó el alto comisionado, citado por el diario El Tiempo.

El gobierno colombiano insiste con su llamado al dilogo mientras siguen las protestas
El gobierno colombiano insiste con su llamado al diálogo, mientras siguen las protestas

Tras la reunión del lunes en la casa de Gobierno (Casa Nariño), a la que asistieron Duque; su vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez; el representante de Colombia ante la ONU, Carlos Ruiz; el de la Iglesia Católica, monseñor Héctor Fabio Henao y el propio Ceballos, los delegados de las organizaciones que están en paro destacaron que no hubo acuerdo y anunciaron la convocatoria a nuevas jornadas de marchas.

Además del pedido del cese de la violencia a quienes hacen ejercicio legítimo de su derecho a la protesta, el Comité Nacional del Paro exige una renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual, la defensa de la producción nacional (agropecuaria, industrial, artesanal, campesina) y detener las erradicaciones forzadas de cultivos de uso ilícito y aspersiones aéreas con glifosato.

Asimismo, reclama subsidios a las Pymes, empleos signos y una política que defienda la soberanía y seguridad alimentaria.

El Gobierno, en tanto, planteó seis puntos de discusión: vacunación masiva, reactivación segura, no violencia, protección a los más vulnerables, estabilización de las finanzas públicas y matrícula cero.

Mientras esta brecha está lejos de achicarse, la cuestión clave del número de víctimas empezó a despejarse este martes: la Defensoría del Pueblo ya acepta que hay 41 civiles muertos y un miembro de la fuerza pública, una cifra muy cercana a los 47 que registran las ONGs Temblores e Indepaz.

El Ministerio de Defensa, a la vez, sostiene que hay 849 policías lesionados, 12 por armas de fuego y maneja el dato de 716 civiles que también han sufrido lesiones, aunque sin precisar los heridos de bala.

Duque volvió a Cali –su segunda visita en 48 horas- para buscar una salida a la crisis con la gobernadora de Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, y el alcalde Jorge Iván Ospina.

Según la Presidencia, el paso de Duque por la ciudad fue para un encuentro en materia de seguridad y para “adelantar los avances del equipo de Gobierno en los temas sociales”, consignó la agencia Sputnik.

En la ciudad, cientos de indígenas permanecen concentrados dentro de la estatal Universidad del Valle, luego que otros miles de personas arribaron para unirse a las protestas y hacer sus propias peticiones al Gobierno.

Para mañana está programa otra jornada de marchas y movilizaciones en todo el país.

Medios alternativos colombianos afirman que "el Ejercito y la policía tienen vía libre para matar"

Periodistas medios alternativos que trabajan en el territorio colombiano denunciaron que "el Ejército y policía tienen vía libre para masacrar a los jóvenes", criticaron la "narrativa de odio" creada por los grandes diarios y plantearon la necesidad de una alternativa comunicacional ante las protestas contra el Gobierno de Iván Duque.

"El Gobierno se sirve de grandes medios de comunicación para legitimar una narrativa de odio y habilitar a la llamada 'gente de bien' a tomar las armas en contra de los manifestantes", explicó la periodista Gloria Arias, columnista del diario El Espectador, en la charla virtual.

El argumento favorito que esgrimen los medios hegemónicos y el Gobierno es la amenaza de falta de insumos, alimentos, fármacos a raíz de los bloqueos de rutas, denunciaron.

"La estrategia es poner a todos en una misma bolsa de vándalos y poner a la sociedad civil al servicio de la fuerza de choque del Gobierno", acotó Johan Rodríguez García, comunicador popular de radio comunitaria en Cali.

“En la ciudades, los colombianos 'de bien', cansados de los bloqueos, salen a dispararles a los jóvenes, a los brigadistas de salud, a los manifestantes. Vemos cómo aparecen esos actores que se creían que estaban ocultos, pero están muy vigentes en la sociedad”, alertó Daniela Blanca, del equipo de comunicación del Congreso de los Pueblos.

“¿Quién es la 'gente de bien', quién los matriculó? Esa 'gente de bien' es la que está habilitada para salir armada y matar a los manifestantes”, señaló Arias.

La cantidad de noticias blinda la sensibilidad de la gente y los vuelve impermeables Para que estos ciudadanos armados existan “se necesita una estructura desde el Gobierno y los medios de comunicación para que la sociedad civil habilite la matanza de gente, de niños”, continuó.

La militarización impulsada por Duque tas las manifestaciones del 28 de abril son de una desproporción alarmante que, mientras muchos medios de comunicación deciden callar, los medios alternativos denuncian, indicaron en la actividad.

“La represión más fuerte es en Cali, donde el Ejército y policía tienen vía libre para que masacrar a los jóvenes a las calles”, indicó Blanca. “La respuesta entre un muchacho que está con un par de piedras en la mano o pintando una pared y le dan cinco tiros por la espalda es de una desproporción que el Gobierno debía impedir”, agregó la columnista de El Espectador. “Las fuerzas militares y fuerzas públicas tienen impunidad para hacer lo que quieran y la respuesta del Gobierno es la militarización para resolver a sangre y fuego”, agregó.

Por su parte, Blanca alertó que “a raíz de la militarización hay un fenómeno aún más preocupante: el paramilitarismo que, según el Gobierno de Colombia no existe, pero lo estamos viendo”

Sin ir más lejos, este martes falleció en Pereira Lucas Villa, el joven estudiante que recibió ocho balazos y el lunes fue diagnosticado de muerte cerebral.

“Como medio de comunicación evidenciamos de forma presencial la represión del Estado es desmedido, el uso de armas de fuego que violan protocolos de derechos humanos nacionales e internacionales, el uso de armas que provocaron la muerte a muchas personas. Denunciamos también más de 30 muertes en el país por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía colombiana (Esmad) y personal civil armado sobre todo en Cali con la protección de la Policía”, aseguró Edilson Valencia, comunicador popular de Popayan, al sur de Colombia.

Newsletter

También te puede interesar