04/05/2021 16:16 - LESA HUMANIDAD

Pablo Daz: "Por favor, qutenle la prisin domiciliaria a los represores"

El sobreviviente de "La Noche de los Lpices" relat su secuestro y cautiverio durante el juicio por los crmenes cometidos en los centros clandestinos de detencin conocidos como Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes y El Infierno, en Lans.

Pablo Díaz se quebró contando su cautiverio cuando era adolescente en el Pozo de Banfield.
Pablo Daz se quebr contando su cautiverio cuando era adolescente en el Pozo de Banfield.

Pablo Daz, uno de los sobrevivientes de "La Noche de los Lpices", reclam este martes que se les quite el beneficio del arresto domiciliario a los represores acusados por el secuestro, torturas y violacin sufridas por los 9 estudiantes secundarios en septiembre de 1976 y por otras 500 vctimas durante la ltima dictadura militar, al dar su testimonio ante la justicia.

"Qu horror, qu dolor, squenle la domiciliaria, les pido por favor; el crimen de lesa humanidad es el peor crimen del mundo", expres con voz quebrada Daz al cerrar su declaracin ante el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, donde relat durante ms de 3 horas su secuestro, su cautiverio junto a los otros estudiantes secundarios platenses y las torturas padecidas.

Pidi tambin no caer "en discusiones banales y cuantitativas sobre si fueron 30 mil o 9 mil" las vctimas del terrorismo de Estado durante la dictadura cvico-militar.

"Squenle la domiciliaria, les pido por favor; el crimen de lesa humanidad es el peor crimen del mundo".



"Hagan este ejercicio, pongan en fila a 9 mil personas y a la primera desndenla, pnganle picana elctrica en los pectorales, vagina o pene, arrnquenle las uas, y vilenla tantas veces como sea posible, hasta cansarse; despus pguenle un tiro en la nuca y trenla en una fosa comn. Y cuando se cansen de hacer esto con las primeras cinco personas de la fila, llamen a sus hijos, a su esposa, a sus amigos para que los ayuden a hacerlo y an as les faltar 8.885 personas para hacerle lo mismo", grafic.

Por eso, Daz reiter que los represores "tienen que tener prisin comn y efectiva".

El TOF 1 juzga desde el 27 de octubre ltimo a 17 represores, entre ellos a Miguel Etchecolatz, por los secuestros, torturas, crmenes y abusos sexuales cometidos contra casi 500 vctimas alojadas en los centros clandestinos de detencin conocidos como Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes y El Infierno, en Lans.

El juicio se realiza de manera virtual y juzga a 17 represores.
El juicio se realiza de manera virtual y juzga a 17 represores.


La mayora de los represores gozan de arresto domiciliario, salvo Etchecolatz y Jorge Di Pasquale.

"Hace 37 aos que di el primer testimonio en relacin a lo que voy a ratificar hoy, lamento por los que no han podido sobrevivir y agradezco haber sido adolescente cuando fui vctima porque me permite hoy poder testimoniar", expres Daz.

Cont detalles de su secuestro, el 21 de septiembre de 1976, cuando fuerzas conjuntas se presentaron esa madrugada en su casa y se lo llevaron, ante la mirada de sus padres y 6 hermanos.

Con emocin remarc que "el 16 de septiembre ya haban sido secuestrados Mara Claudia Falcone, Horacio Ungaro, Claudio De Acha, Francisco Lpez Muntaner, Daniel Racero y a partir del 17 a otros estudiantes secundarios: Emilce Moler y Patricia Miranda".

Durante la audicnecia se proyectaron escenas de la película "La Noche de los Lápices".
Durante la audicnecia se proyectaron escenas de la pelcula "La Noche de los Lpices".


Se refiri as a los estudiantes, en su mayora eran integrantes de la Unin de Estudiantes Secundarios (UES), secuestrados tras reclamar por el boleto estudiantil secundario gratuito.

Explic que primero fue llevado al centro clandestino de detencin "Arana", donde los represores le dijeron con sorna que lo iban a llevar "a la mquina de la verdad", lo que, desde su inocencia, interpret que "era como en las pelculas, que tenan sensor que indicaban cmo mentas, yo reclamaba me llevaran a esa mquina".

La "mquina de la verdad" era la picana elctrica, como descubri muy pronto Daz, quien fue interrogado, maniatado y con los ojos vendados, sobre su participacin en agrupaciones polticas y estudiantiles.

Tras un simulacro de fusilamiento, Daz fue trasladado al Pozo de Banfield que, como record, "tena la caracterstica que ramos todos adolescentes" los alojados en ese lugar.

All -dijo- se encontr con los estudiantes secuestrados el 16 de septiembre y con otras jvenes que estaban embarazadas.

El sobreviviente aport nombres de los militares que vio en los centros clandestinos, nombres de los detenidos con los que comparti cautiverio y las mujeres que dieron a luz en la clandestinidad, a cuyos hijos nacidos en esas circunstancias les dijo que sus madres "nunca quisieron abandonarlos, nunca".