01/05/2021 16:28 - ro Paran

En el primer da de prrroga, el debate sobre la va troncal se perfila en desdoblar la licitacin

Legisladores, gremialistas, especialistas y representantes de las empresas impulsan propuestas contradictorias para el futuro de una actividad estratgica: entre las diversas ideas, gana espacio la alternativa de separar las actividades del dragado y el balizamiento.

Por Martn Piqu

Los actores involucrados en la operatoria de la vía navegable troncal del río Paraná retomaron el debate sobre el dragado y señalización.
Los actores involucrados en la operatoria de la va navegable troncal del ro Paran retomaron el debate sobre el dragado y sealizacin.

Con la designacin del flamante ministro de Transporte Alexis Guerrera, los actores involucrados en la operatoria de la va navegable troncal del ro Paran retomaron el debate sobre el dragado y sealizacin de los canales que se utilizan para la exportacin de la mayor parte de la produccin agropecuaria de la Argentina.

En el primer da de la prrroga de 90 das que sostuvo en funciones al consorcio Hidrova SA (conformada por el grupo belga Jan de Nul y el holding argentino Emepa SA), legisladores, gremialistas del sector, especialistas y representantes de las empresas impulsan propuestas contradictorias para el futuro de una actividad estratgica: entre las diversas ideas, gana espacio la alternativa de separar las actividades del dragado y el balizamiento en la prxima licitacin.

Esa iniciativa dejara el campo abierto para disolver la asociacin entre la empresa Jan de Nul, una de las dragadoras ms grandes del mundo, y Emepa SA, sociedad que surgi desde Chascoms vinculada inicialmente a la actividad ferroviaria pero que a partir de la concesin otorgada en 1995 logr convertirse en un nombre asociado a la sealizacin de los canales navegables del Paran desde Confluencia hasta el Ro de la Plata.

Entre las diversas ideas, gana espacio la alternativa de separar las actividades del dragado y el balizamiento en la prxima licitacin



La expectativa, en todo caso, est depositada en lo que har la cartera de Transporte mientras est vigente la prrroga de tres meses en la concesin de Hidrova SA, aunque quienes siguen de cerca las negociaciones sobre el futuro de la va fluvial descuentan que el plazo de 90 das no alcanzar para completar todos los preparativos que requiere una licitacin internacional.

En relacin a cules sern las medidas de la cartera de Transporte, fuentes oficiales informaron a Tlam que "se estn siguiendo los lineamientos que dej (Mario) Meoni acordados con el Presidente", una definicin que adelanta una suerte de continuidad respecto de los criterios y prioridades que en esta materia vena trazando Meoni hasta su trgico fallecimiento en la ruta nacional 7.

El primer paso para esa continuidad fue la decisin de prorrogar por 90 das la actividad del consorcio Hidrova SA tal como est funcionando en la actualidad, de acuerdo al decreto inicial 235/1995, es decir a travs de la modalidad de contrato de concesin de obra pblica por peaje.

Segn ese tipo de concesin, la prestataria del servicio realiza tareas encomendadas por el Estado (como el dragado del fondo para hacer posible el trnsito de buques de gran calado y la sealizacin para guiar la navegacin en esas rutas) y a cambio queda facultada para cobrarles directamente a los barcos transportistas por el uso de esos canales.

Sobre el mantenimiento del formato de contrato por peaje en nuevas concesiones, las posturas son divergentes. No parece haberse encontrado un punto de acuerdo, como s ocurre con el desdoblamiento de la licitacin: por ejemplo, el senador Jorge Taiana (Frente de Todos-Buenos Aires) es uno de los impulsores de incorporar cambios en este aspecto.

"El peaje tiene que ser distinto", recalcó el excanciller Jorge Taiana.
"El peaje tiene que ser distinto", recalc el excanciller Jorge Taiana.

"El peaje tiene que ser distinto", recalc el excanciller ante una consulta de esta agencia y sobre ese punto asegur que por el contrato de obra pblica por peaje la recaudacin de la concesionaria Hidrova SA es "no menos de 200 millones de dlares anuales cuando el conjunto del gasto no est por encima de los 120 o 130 millones anuales". "Eso es lo que dicen las empresas que quieren entrar a competir", cont.

Y luego argument: "El peaje lo debe cobrar el Estado, porque debe haber un control eficaz de lo que transita por la Hidrova, que es lo que no ha habido hasta ahora; perfectamente lo puede cobrar el Estado y pagarle a quienes hagan el trabajo -empresas privadas, cooperativas, nacionales, lo que sea- sobre el trabajo realizado", plante.

"El peaje lo debe cobrar el Estado, porque debe haber un control eficaz de lo que transita por la Hidrova"


Jorge Taiana


Por su parte, el secretario general del gremio de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, se mostr algo escptico sobre la factibilidad de modificar el tipo de operatoria, con el cobro de un peaje por parte del concesionario.

"No estn diciendo nada novedoso", dijo a Tlam, y en ese sentido afirm que "en el '74, el sindicato (por Dragado y Balizamiento) propuso salir de la centralizacin de la administracin pblica para que lo que se recaudaba por la va navegable volviera a reinvertirse en la flota". "Pero eso no se hizo nunca", asegur a esta agencia.

Desde una postura ms ambiciosa, el exsubsecretario de Puertos y Vas Navegables Horacio Tettamanti (ejerci el cargo entre 2011-2015) se manifest en desacuerdo con el sostenimiento de la concesin a un grupo privado (sea desdoblada o unificada en una nica licitacin) y pidi repetir un modelo utilizado en 2013.

"En aquel momento se venca la concesin de Riova SA en el canal Martn Garca, era el mismo contrato que hoy tenemos vigente, el mismo modelo menemista, por peaje y entregado al manejo de una multinacional. Y nosotros nos hicimos cargo del Martn Garca. Lo primero que se hizo fue recuperar la facultad de cobrar el peaje", repas Tettamanti.

Y entonces detall: "Y a partir de ese momento lo que hicimos fue, si haba dragas locales, las utilizbamos, y lo que no se poda hacer, se contrataba".

"Si la mquina est, se usa; si no est, se aquila, se compra o se construye", exhort.

Las preocupaciones ambientales no parecen estar entre las prioridades del sector privado.
Las preocupaciones ambientales no parecen estar entre las prioridades del sector privado.

Otro punto clave de todo el debate es si vencido el plazo de la prrroga -aunque los 90 das se pueden extender otra vez- se debe realizar prontamente la nueva licitacin, o si es preferible "una solucin temporaria", en palabras de Hernn Orduna, extitular de la Comisin Administradora del Ro de la Plata.

Para Orduna, como tambin para Taiana, para encontrar "una solucin definitiva" hay un requerimiento ineludible y es realizar "los estudios de impacto ambiental" que, remarc, "nunca se hicieron".

"Hay que hacer el estudio hidrosedimentolgico (anlisis de la dispersin de los sedimentos) y antes de eso hay que hacer el relevamiento batimtrico (estudio de la profundidad de ro y de la topografa del fondo) porque, con la erosin que hay, con los problemas ambientales que hay, los grandes buques pasan y barren con los humedales y los mrgenes de las riberas", alert.

Las preocupaciones ambientales, sin embargo, no parecen estar entre las prioridades del sector privado.

El conglomerado agroindustrial est ms bien enfocado en garantizar la continuidad de la concesin privada bajo la modalidad de contrato de peaje, con poca o nula participacin estatal.

Algunas voces, como la del titular de la Cmara Argentina de la Industria Aceitera (Ciara) Gustavo Idgoras, abogan sin embargo por la participacin de nuevos actores internacionales en el proceso licitatorio.

"Promovemos una nueva concesin, pero le pedimos al Ejecutivo que sea transparente, que permita la participacin de todos y no haya tratos injustos a favor de una empresa", seal esta semana el representante de los aceiteros, durante una charla-debate por Zoom que organiz la Facultad de Agronoma de la UBA.

Junto al gigante belga Jan de Nul, que intentar retener la concesin, en la futura pulseada podran participar la empresa holandesa Boskalis, especializada en dragado, y tambin el holding chino CCCC (China Communications Construction Company).

En definitiva, la discusin sobre el futuro de la va navegable troncal ser tema de debate en el Congreso (donde avanza la creacin de la Comisin Bicameral de Seguimiento y Control) como tambin en el Consejo Federal de la Hidrova, en el que tienen participacin las provincias ribereas.

Todos los participantes saben que por esos canales fluviales no slo se traslada la produccin exportable del pas sino que adems es el escenario de episodios reiterados de sobre y subfacturacin que perjudica al fisco, contrabando y hasta trfico de drogas.