24/04/2021 A 45 das del balotaje

El prximo presidente de Per enfrentar la inestabilidad de un Congreso dividido

Quien resulte electo encontrar en el parlamento unicameral un panorama similar al de sus antecesores desde 2001 –a excepcin de Pedro Pablo Kuczynski- sin mayora propia ni ajena, con una gran fragmentacin.

Una semana antes de la primera vuelta, Castillo, que ahora pelea la Presidencia, figuraba sexto según las encuestas.
Una semana antes de la primera vuelta, Castillo, que ahora pelea la Presidencia, figuraba sexto segn las encuestas.

A casi un mes y medio previo al balotaje por la Presidencia de Per, lo nico seguro hoy es que los dos competidores renen altas dosis de rechazo popular y que quien gane deber trabajar duro no solo para mejorar la situacin sanitaria y reconstruir la economa, sino tambin para asegurarse la gobernabilidad frente a un Congreso con la representacin poltica muy fragmentada.

Sea quien fuere el ganador, a los obvios desafos coyunturales -la gestin de la pandemia y la reconstruccin econmica tras la contraccin de 11,1% en 2020- deber sumar el de la gobernabilidad, luego de un perodo quinquenal de Gobierno que consumi cuatro presidentes y dos Congresos.

Quien resulte electo encontrar en el parlamento unicameral un panorama similar al de todos sus antecesores desde 2001 -excepto Pedro Pablo Kuczynski en 2016-18, que tuvo mayora parlamentaria del opositor Fuerza Popular-, sin mayora propia ni ajena, y con una gran fragmentacin.


Cmo quedaran las bancas

Con el escrutinio para el Congreso prcticamente completado, el partido del ganador de la primera vuelta, el sindicalista de izquierda Pedro Castillo, Per Libre (PL), obtendra 36 de las 130 bancas, seguido por Fuerza Popular (FP), de quien ser su rival en el balotaje, la exlegisladora populista de derecha Keiko Fujimori, con 24; el centrista Accin Popular, con 17, y los derechistas Renovacin Popular, con 15, y Alianza para el Progreso, con 13.

Tambin ocuparn escaos el liberal Avanza Pas, con probablemente siete; la fuerza de izquierda Juntos por el Per, con seis; el derechista Podemos Per, con cinco, y los centristas Somos Per, con cuatro, y Partido Morado, con tres.

Una lectura lineal sugiere que le resultara ms sencillo formar alianzas parlamentarias al partido de Keiko Fujimori que al de Castillo, aunque conviene no olvidar el rechazo que an genera en Per todo lo que se relacione con el apellido Fujimori.


Al sondeo de Ipsos con vista al balotaje, 55% respondió que "definitivamente" no votaría por Fujimori.
Al sondeo de Ipsos con vista al balotaje, 55% respondi que "definitivamente" no votara por Fujimori.

(S)Baj el fujimorismo(s)
Merece recordarse la experiencia de este quinquenio a punto de terminar, en el que el fujimorismo perdi su mayora en 2017 luego que parte de su bloque -encabezada por otro Fujimori, Kenji, hermano de Keiko- aceptara salvar la cabeza de Kuczynski en un juicio poltico a cambio de un indulto para Alberto Fujimori, y en el que, en 2019, el apoyo parlamentario a Manuel Merino como presidente de la Repblica se diluy en menos de una semana.

Con la certeza de tener que trabajar y negociar con un Congreso muy fragmentado, ahora la gran incgnita que queda es quin ser el prximo presidente o presidenta de Per.

Castillo aventaja a Fujimori en las nicas dos encuestas de intencin de voto publicadas hasta ahora tras la segunda vuelta: 42% a 31%, segn la firma Ipsos (con 16% en blanco o nulo y 11% indecisos), y 41% a 26%, segn Datum (15% en blanco o nulo y 18% indecisos).

Esta tendencia reproduce de algn modo el resultado de la primera vuelta, que gan Castillo con 19,06% de los votos vlidos seguido por Fujimori con 13,37%, pero tambin con 29,88% de inasistencia y 18,21% de sufragios en blanco o nulos, segn el escrutinio oficial de la Oficina Nacional de Procesos Electorales.


Desde hace años, Fujimori concentra una alta proporción de "antivoto".
Desde hace aos, Fujimori concentra una alta proporcin de "antivoto".

El “antivoto”

Sin embargo, no debera considerarse definitiva si se toma en cuenta lo voltil de la opinin pblica peruana, cuya intencin de voto fue muy variable no solo antes de la primera vuelta del domingo 11 -Castillo figuraba sexto o sptimo hasta una semana antes, segn los diversos sondeos- sino tambin para todos los procesos electorales en lo que va del siglo.

La enorme fragmentacin de la representacin poltica que caracteriza a Per desde hace al menos dos dcadas no solo determin que todas las elecciones en ese perodo se resolvieran en segunda vuelta, sino que convirti en actor central de los procesos electorales y de las encuestas al "antivoto", que expresa a quin un elector no votara bajo ninguna circunstancia.

Desde hace aos, Fujimori concentra una alta proporcin de "antivoto" y acaso por ello perdi ajustadamente en balotaje las dos elecciones presidenciales anteriores -en 2011 ante el nacionalista Ollanta Humala y en 2016 ante el liberal Kuczynski-, incluso cuando hace cinco aos haba ganado la primera vuelta.



El lmite: la reivindicacin de Fujimori padre

Fujimori expresa lo que para muchos en Per es un lmite intolerable: la reivindicacin -que ella por momentos hizo explcitamente y en otras ocasiones relativiz o neg- de su padre, Alberto Fujimori, presidente entre 1990 y 2000 y actualmente preso por delitos de lesa humanidad y corrupcin.

Al mismo tiempo, a Castillo se lo vincul con dos sectores que son tab para la mayora centroderechista de los peruanos: el Movimiento de Amnista y Derechos Fundamentales (Movadef, considerado grupo de fachada de Sendero Luminoso) y el chavismo venezolano, y de ambos sealamientos se desmarc el jueves pasado, en una entrevista con la radio Exitosa.

Las sombras sobre Castillo

"Nosotros deslindamos abiertamente con situaciones o posturas extremistas en el pas", dijo Castillo, un par de das despus de que Vladimir Cerrn, fundador y secretario general de PL, calificara al Movadef como "brazo ideolgico de un grupo terrorista".

Adems, asegur enfticamente que "ac no hay chavismo" y pidi al presidente de Venezuela, Nicols Maduro, que "antes de decir algo concerniente al Per, que primero arregle sus problemas internos, que venga y se lleve a sus compatriotas que han venido a delinquir".


Los sondeos en porcentajes

A otra pregunta del sondeo de Ipsos con vista al balotaje, 55% respondi que "definitivamente" no votara por Fujimori y 5% que "probablemente no lo hara" contra 20% que la elegira sin condiciones y 15% que "podra" votar por ella.

Pese a estas cifras, su "antivoto" descendi en relacin con el que la misma encuestadora registr una semana antes de la primera vuelta, cuando haba alcanzado a 65% seguro y 7% probable.

Por su parte, Castillo concit 33% de rechazo firme y 8% probable contra 34% de adhesin segura y 18% posible, tras no haber sido medido a principios de este mes por no figurar hasta entonces entre los seis primeros favoritos.