Internacional |

solicitud

Legisladores y personalidades mundiales reclamaron la libertad de Assange, fundador de WikiLeaks

Ese fue el mensaje repetido en el simposio "FreeAssange" realizado en simultáneo desde distintas partes del mundo, a través de una videoconferencia en la que por Argentina participaron los senadores Taiana y Oscar Parrilli, más los diputados Valdés y Fernanda Vallejos, como también Pérez Esquivel y la exembajadora en Gran Bretaña Alicia Castro.

Telam SE
17-04-2021 | 18:15
Assange permanece detenido en una prisin de mxima seguridad en Belmarsh
Assange permanece detenido en una prisión de máxima seguridad en Belmarsh.

Legisladores de varios países, entre ellos los presidentes de la comisiones de Relaciones Exteriores del Senado y Diputados Jorge Taiana y Eduardo Valdés, junto personalidades del mundo como el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, el exministro de Economía griego Yanis Varufakis y el excandidato a presidente del laborismo británico Jeremy Corbyn, reclamaron la libertad del australiano Julian Assange, fundador de WikiLeaks.

Ese fue el mensaje repetido en el simposio "FreeAssange" realizado en simultáneo desde distintas partes del mundo, a través de una videoconferencia en la que por Argentina participaron los senadores Taiana y Oscar Parrilli, más los diputados Valdés y Fernanda Vallejos, como también Pérez Esquivel y la exembajadora en Gran Bretaña (entre 2012 y 2015) Alicia Castro.



En la conferencia participó asimismo la abogada de origen sudafricano Stella Moris, pareja de Assange, madre de sus dos hijos, Gabriel, de 3 años, y Max, de 1.

Moris solicitó a la administración estadounidense de Joe Biden que desista del pedido de extradición contra el ciberactivista, y además recordó que el anterior gobierno demócrata, el de Barack Obama, "indultó a la supuesta fuente (de WikiLeaks) Chelsea Manning (exsoldado y exanalista de inteligencia), que está libre".

Manning filtró a WikiLeaks documentos clasificados sobre acciones militares de Washington en Afganistán e Irak, más cables de las embajadas de Estados Unidos y salió en libertad en mayo de 2017, luego de que Obama le conmutara el resto de la pena.

En su intervención, la pareja de Assange dijo que aún no había encontrado las palabras "para describir lo que estamos pasando" y definió al padre de sus hijos como "la persona más considerada y generosa que conozco".

"Lo que le están haciendo es la crueldad en su forma más cruda", acusó la abogada, tras lo cual planteó que la intención de extraditarlo a Estados Unidos implica una violación de la soberanía ya que pretenden, alertó, aplicar una ley norteamericana a un australiano que se encuentra en Gran Bretaña.

Un pedido de libertad que se multiplica


La campaña por la liberación de Assange tomó más fuerza tras el triunfo de Biden, y en febrero último varias ONG asociadas a la defensa de la libertad de prensa y los derechos civiles, entre ellas Reporteros Sin Fronteras, Aministía Internacional (EEUU) y el Instituto Knight de la Primera Enmienda de la Universidad de Columbia, le solicitaron al Departamento de Justicia que retire las acusaciones.

En ese marco se realizó el Simposio de Parlamentarios Internacionales, que fue coordinado por el legislador británico Richard Burgon, laborista de la Cámara de los Comunes, y que tuvo como moderador al periodista Tim Dawson, de la Unión Nacional de Periodistas de Gran Bretaña e Irlanda.

"Necesitamos construir un movimiento de parlamentarios alrededor del mundo para que le digan a la administración de Biden que finalice la persecución en contra de Julian Assange", exhortó Burgon al abrir la conferencia.

La exembajadora Castro, quien trató bastante a Assange mientras estuvo a cargo de la representación argentina en Londres, recordó que el australiano estuvo casi siete años asilado en la embajada de Ecuador en Gran Bretaña y dijo que esa situación le permitió "visitarlo muchas veces".


"Pude comprobar que es un hombre obsesionado por democratizar la verdad y por abrir a todos los hombres y mujeres de este mundo, sin ninguna discriminación, los secretos del complejo militar-industrial", reveló y luego recalcó: "Assange es un héroe de la humanidad".

Varufakis, quien adquirió notoriedad junto al exmandatario de Grecia Alexis Tsipras, de quien luego se distanció con duras críticas, definió a Assange como "una pesadilla para el establishment y las oligarquías", ya que "reveló poderes, culpabilidades y secretos".

"Creo que fue Mike Pompeo (exsecretario de Estado de Donald Trump) quien describió a Julian Assange y WikiLeaks, a la hora de decir por qué debían ser erradicados, como una agencia de inteligencia hostil no estatal, lo que es exactamente correcto", subrayó Varufakis y luego remarcó que ese espíritu, de investigar y "revelar lo que pasa detrás de las puertas cerradas", debería ser adoptado por medios periodísticos alrededor del mundo.

Taiana, en tanto, evaluó que la situación en la que se encuentra Assange se debe a "le mostró al mundo lo oscuro, la poca transparencia, de los sistemas de inteligencia mundiales", tras lo cual se comprometió a trabajar por la libertad "desde el Congreso argentino".


"Debe ser inaceptable para quienes representamos a nuestros pueblos que las grandes potencias controlen la información y la opinión pública, y acusen y persigan descaradamente a quienes los exponen", añadió el senador del FdT.

También desde el Senado, Parrilli exhortó a sus pares de distintas partes del mundo a "participar e insistir en la opinión pública de los países involucrados, para presionar a los gobiernos de Estados Unidos e Inglaterra, porque esto no va a cambiar si no hay una fuerte presión", advirtió.

Pérez Esquivel, por su parte, hizo un llamamiento al sistema de Justicia británico por "la terrible injusticia a la que están sometiendo manteniendo en la cárcel a Assange" y luego dijo que el encarcelamiento del ciberactivista se debe "a una persecución política del gobierno de Estados Unidos, porque reveló las atrocidades cometidas en diferentes países".

Valdés, finalmente, anunció que trasladará al Grupo de Puebla la propuesta de sumarse a la campaña por la liberación del creador de WikiLeaks.

Assange permanece detenido en una prisión de máxima seguridad en Belmarsh, al sudeste de Londres, luego de que un pedido de extradición de Estados Unidos fuera rechazado por una jueza británica que alegó problemas de salud y riesgo de suicidio: los tribunales estadounidenses le imputan 17 delitos de espionaje y uno de intrusión informática, lo que podría significar hasta 175 años de cárcel.

También te puede interesar