20/03/2021 aniversario

A cinco aos de la visita de Obama a La Habana, nada indica que Biden retome las relaciones con Cuba

La visita a la isla que inici Obama hace un lustro fue una noticia de impacto internacional. Joe Biden, su entonces vicepresidente,tuvo una activa participacin en la relaciones internacionales. Sin embargo, una vocera de la Casa Blanca anticip, hace unos das:"Un cambio de poltica hacia Cuba no es una de las prioridades del presidente".

Por Daniel Casas

Las imágenes de los mandatarios dieron vuelta al mundo.
Las imgenes de los mandatarios dieron vuelta al mundo.
A cinco aos del mayor avance en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba en casi 60 aos, coronadas el 20 de marzo de 2016 con la histrica visita a La Habana del entonces presidente Barack Obama, el retroceso que implic la gestin del republicano Donald Trump no mejorar sustancialmente con el retorno de los demcratas al poder, segn anunci la Casa Blanca.

"Un cambio de poltica hacia Cuba no es una de las prioridades del presidente (Joe) Biden", anticip hace nueve das la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, para sofocar las especulaciones sobre que el cambio de signo poltico en el Gobierno de Estados Unidos tendera a volver a las relaciones de la era Obama.

Biden fue vicepresidente de Obama y tuvo una activa participacin en la relaciones internacionales. Incluso la actual primera dama, Jill Biden, visit Cuba en octubre de 2016 en su rol de segunda dama estadounidense para "intercambiar" criterios sobre educacin, salud y cultura, segn informan las crnicas del momento.

La visita a Cuba que inici Obama hace un lustro fue una noticia de impacto internacional. Las imgenes del mandatario estadounidense recorriendo con su familia las restauradas calles de La Habana Vieja o presenciando un partido de bisbol entre un equipo estadounidense y uno local fueron portada en todos los diarios del mundo.

Obama y Raúl Castro.
Obama y Ral Castro.

Lo mismo ocurri con el encuentro que Obama y Ral Castro, por entonces presidente de Cuba, mantuvieron en el Palacio de la Revolucin, tras lo cual ambos pronunciaron discursos donde marcaron sus diferencias en temas como derechos humanos y democracia, pero privilegiaron las reapertura de las relaciones comerciales, para insuflar vitalidad a la alicada economa cubana.

"Mucho ms pudiera hacerse si se levantara el bloqueo de Estados Unidos; reconocemos la posicin del presidente Obama y su Gobierno contra el bloqueo y los llamados que hizo al Congreso para que lo elimine", seal Castro, que insisti en que las medidas adoptadas "son positivas pero no suficientes".

"Tenemos dos sistemas distintos de Gobierno, tenemos diferencias, pero lo que le he dicho (a Castro) es que nosotros vamos hacia adelante, no vamos hacia atrs; no vemos a Cuba como una amenaza a los Estados Unidos; el hecho de que yo este aqu abre un nuevo captulo", asegur el estadounidense.

Obama saluda al finalizar su visita a Cuba.
Obama saluda al finalizar su visita a Cuba.

Obama, con su poder de oratoria, agreg: "El destino de Cuba no ser decidido ni por Estados Unidos ni por ninguna otra Nacin", sino que "lo definirn los cubanos y nadie ms", aunque dej claro que Washington "seguir hablando en nombre de la democracia". Esas palabras dieron la vuelta al mundo.

Tlam recogi en esos das cientos de testimonios en las calles habaneras. Haba esperanzas con los beneficios de una apertura de relaciones, pero en dosis modestas. Internet, insumos tecnolgicos, nuevas fuentes de trabajo alternativas al Estado o al cuentapropismo, eran algunos de los temas que estaban en las listas del ciudadano comn.

Tambin estaba presente la reivindicacin de la resistencia al bloqueo, pero menos, ya sea por desconocimiento del interlocutor o por tener la suficiente edad como para recordar los tiempos en que la extinta Unin de Repblicas Socialistas Soviticas (URSS) resolva muchos de los problemas que luego fueron cotidianos y con pocas chances de solucin.

El mandatario norteamericano marcó un hito en las relaciones con la isla.
El mandatario norteamericano marc un hito en las relaciones con la isla.

Pero a Obama le quedaban diez meses de mandato. En las elecciones de octubre el republicano Donald Trump derrot ajustadamente a la demcrata Hillary Clinton y la historia cambi.

Das antes de esas elecciones el candidato republicano haba anticipado que si llegaba a la Casa Blanca dara marcha atrs con la apertura hacia la isla.

"El pueblo de Cuba ha luchado mucho. Revertir las rdenes ejecutivas y concesiones a Cuba de Obama hasta que las libertades sean restauradas", dijo Trump y, a pesar de que el mandatario saliente emiti una directiva presidencial para que lo avanzado en la relacin bilateral fuera "irreversible", el magnate tir todo por la borda, como en otros tantos temas.

El viaje representaba la  posibilidad de finalizar el bloqueo con la isla.
El viaje representaba la posibilidad de finalizar el bloqueo con la isla.

Llegado el fin de su mandato, y ante la posibilidad cierta de no ganar su reeleccin, Trump se preocup por volver a colocar a Cuba en el listado de pases que colaboran con el terrorismo internacional ante la negativa de la isla a extraditar a la cpula del Ejrcito de Liberacin Nacional (ELN), la principal guerrilla activa en Colombia, tras las fallidas negociaciones de paz con el Gobierno colombiano.

Cuba argument que como garante de esas negociaciones de paz no poda romper los protocolos que indicaba que en caso del fracaso de ese dilogo, como ocurri, los lderes del ELN tendran un salvoconducto de 72 horas para volver a su pas sin ser perseguidos por las autoridades, pero nada cambi la decisin de Trump.

El caso es que tampoco Biden parece dispuesto a volver en la relacin al punto en que quedaron cuando Obama le entreg las llaves de la Casa Blanca a Trump.

La familia Obama fue a un estadio a ver un juego béisbol.
La familia Obama fue a un estadio a ver un juego bisbol.

Jen Psaki dijo el ltimo 10 de marzo que la administracin Biden est comprometida con "hacer de los derechos humanos un pilar central de nuestra poltica estadounidense" y "revisar cuidadosamente las decisiones polticas tomadas en la administracin anterior, includa la decisin de designar a Cuba como un Estado patrocinador del terrorismo".

Pero hasta el momento, el secretario de Estado de Biden, Antony Blinken, no emiti ninguna seal conciliadora hacia Cuba.