13/03/2021 Brasil

Lula recibi la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus

El expresidentefue inoculado sin bajarse de su auto en una estacin dispuesta por el gobierno estadual de San Pablo.

Lula se vacunó y convocó a la población a que se inmunice.
Lula se vacun y convoc a la poblacin a que se inmunice.

El expresidente de Brasil Luiz Incio Lula da Silva recibi este sbado la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus en San Pablo y convoc nuevamente a la poblacin a que se inmunice "para librarse de este monstruo", en referencia al virus.

El dirigente del Partido de los Trabajadores (PT), de 75 aos, fue inoculado sin bajarse de su auto en una estacin dispuesta por el Gobierno estadual que ya declar la emergencia sanitaria con toque de queda nocturno y cese de actividades presenciales por el aumento de casos.

"Todo lo que la gente quiere es vacunarse para deshacerse de este monstruo llamado coronavirus", dijo el exmandatario, poco despus de una inmunizacin que fue difundida por sus redes sociales y reproducida por medios locales.


En una conferencia de prensa realizada el mircoles pasado luego de la anulacin de sus condenas en la Operacin Lava Jato, Lula convoc a la poblacin a vacunarse y a usar tapabocas, pese a "las decisiones imbciles del Presidente (Jair Bolsonaro) y el Ministro de Salud", el general Eduardo Pazuello.

San Pablo anticip para este fin de semana el inicio de la vacunacin de las personas mayores de 75 aos.

En el estado la situacin es tan crtica que tambin se suspendieron los partidos, inclusive sin pblico, del campeonato paulista de ftbol, todos los cultos religiosos, el funcionamiento de oficinas y los comercios, adems de las clases, aunque se mantendrn abierta las escuelas para apoyo y comedores.

La ocupacin de camas de terapia intensiva lleg al 100% en los mayores hospitales de San Pablo y en total el estado tiene una ocupacin hospitalaria del 87% cuando el 17 de febrero era del 66%.

La segunda ola con la variante de Manaos puso en colapso a los tres estados del sur -Rio Grande do Sul, Santa Catarina y Paran- y ahora San Pablo se encuentra al borde de no tener capacidad para atender a todos.