13/03/2021 ftbol

De ayer a hoy, la pasin del papa Francisco por San Lorenzo

Desde 1946 con el gran equipo del "Cicln" que entre otros tena a Armando Farro, Ren Pontoni y Rinaldo Martino, el Sumo Pontfice profesa su afecto por el equipo de Boedo.

Desde 1946 hasta el 2021, Francisco nunca ocultó su amor por San Lorenzo (foto archivo)
Desde 1946 hasta el 2021, Francisco nunca ocult su amor por San Lorenzo (foto archivo)

Corra la dcada del '40 cuando el nio Jorge Mario Bergoglio, nacido en el barrio porteo de Flores, se uni afectivamente a San Lorenzo, la institucin fundada por el padre salesiano Lorenzo Massa con la misin de darle contencin social a los chicos que jugaban en las calles de Almagro y Boedo.

El recordado equipo campen de 1946, protagonista de una inolvidable gira por Europa, en la que gole dos veces al seleccionado de Espaa y otra al de Portugal, gener su admiracin cuando apenas tena 9 aos.

Mierko Blazina, Oscar Basso, ngel Zubieta y el clebre tro ofensivo Armando Farro, Ren Pontoni y Rinaldo Martino, integrantes de aquel cuadro "azulgrana", lo convirtieron en un amante del deporte ms popular.

Fue a partir de entonces cuando comenz a frecuentar el viejo estadio Gasmetro de Avenida La Plata, donde su padre Mario Jos, contador y exempleado del ferrocarril, practicaba bsquetbol.

Las dcadas siguientes transcurrieron con el joven Bergoglio como un habitu de la emblemtica cancha en Boedo. All mismo, ya en su etapa de seminarista, delir con los goles del "Nene" Jos Sanfilippo, se deleit con los Carasucias, celebr conquista de Los Matadores en el '68, el bicampeonato de 1972 con el Toto Lorenzo en el banco de suplentes y el ttulo del '74 de la mano de Osvaldo Zubelda.

Sufri por la expropiacin del Gasmetro en 1979 y con el descenso a la Primera B, dos aos ms tarde, en el contexto de una de las crisis institucionales y econmicas ms severas en la historia de su querido San Lorenzo.


En la dcada del '90, antes de convertirse en Arzobispo de Buenos Aires, el padre Bergoglio visitaba con regularidad la Ciudad Deportiva como un referente espiritual para todos los sanlorencistas.

Estuvo a cargo de la misa por el centenario del club en 2008: "Los colores (azul y rojo) se los pedimos a la Virgen. Nunca saquen a Mara Auxiliadora del club porque es su madre, ya que San Lorenzo naci en el Oratorio San Antonio bajo la proteccin de la Virgen", pronunci aquel 1 de abril.

Desde unos das antes de aquella fecha, el 12 de marzo, consta su registro como socio (88235N-0) de la institucin. San Lorenzo public su carnet en las redes sociales cuando se transform en el jefe de la Iglesia Catlica, el 13 de marzo de 2013.

Bajo su papado, crase o no, San Lorenzo experiment una asombrosa recuperacin en todo aspecto. A mediados de 2012 el equipo haba evitado el segundo descenso en una final con Instituto de Crdoba y el entonces presidente Carlos Abdo dej al club en estado de acefala con su posterior renuncia.

Nada haca imaginar que en diciembre de 2013, ya en la gestin Lammens-Tinelli y con Francisco en el Vaticano, San Lorenzo lograra el ttulo del Torneo Inicial en una infartante definicin con Vlez en Liniers.

El arquero Sebastin Torrico, con un manotazo salvador en los ltimos minutos, le neg a Agustn Allione un gol que hubiera significado la consagracin del rival. "El Papa puso la mano con Torrico", asegur Tinelli, que das despus viaj para ofrecerle el trofeo al Sumo Pontfice.


La influencia positiva de Francisco continu al ao siguiente cuando San Lorenzo se quit de encima un histrico estigma con la conquista de su primera Copa Libertadores, objetivo que persegua desde 1960.

Semejante logro motiv que el Papa hiciera un lugar en su agenda y brindara una audiencia para recibir a los protagonistas de aquella gesta: Lammens, Tinelli, Torrico, Julio Buffarini, Juan Mercier, el "Patn" Edgardo Bauza (DT) y Bernardo Romeo (manager).

Los "milagros" papales no quedaron reducidos al aspecto deportivo, tambin se extendieron al mbito institucional porque San Lorenzo avanz sin precedentes en su epopeya de la Vuelta a Boedo, al punto de recuperar la posesin de Tierra Santa, el predio Avenida La Plata.

Su investidura como jefe de Estado nunca pudo aplacar el fanatismo "azulgrana" que Francisco aliment desde edad temprana. En sus recorridas por la Plaza San Pedro antes de la pandemia, el Papa responda con una muletilla que se hizo marca registrada ante cada referencia futbolera recibida: "Que gane San Lorenzo!". Amn.