Política

27-02-2021 16:45 - entrevista a Mariano Przybylski

"Queremos asegurarnos que se esté investigando bien lo qué pasó con Arshak"

El director nacional de Políticas contra la Violencia Institucional de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación cuestionó el accionar del juez y del fiscal que investigan la desaparición del agente de la Policía de la Ciudad, y expuso las razones por las que el organismo que encabeza Horacio Pietragalla solicitó ser aceptado como querellante y el traslado de la causa a la Justicia Federal.

Por Martn Piqu
Por Martín Piqué
27-02-2021 | 16:45
Desde el 24 de febrero de 2019 por la tarde no se volvi a saber nada de Arshak Karhanyan
Desde el 24 de febrero de 2019 por la tarde no se volvió a saber nada de Arshak Karhanyan.

El director nacional de Políticas contra la Violencia Institucional de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Mariano Przybylski, cuestionó el accionar del juez y del fiscal que investigan la desaparición, hace dos años, del agente de la Policía de la Ciudad Arshak Karhanyan, y expuso las razones por las que el organismo que encabeza Horacio Pietragalla solicitó ser aceptado como querellante y el traslado de la causa a la Justicia Federal, para investigar el hecho bajo la hipótesis de 'desaparición forzada'.

"En el caso de Arshak, miembro de la Policía de la Ciudad, la Secretaría de Derechos Humanos, o sea el Estado Nacional, quiere poder acceder a la causa, sugerir medidas de pruebas y asegurarnos que se esté investigando bien para saber la verdad de qué es lo que pasó con Arshak", remarcó Przybylski en una entrevista con Télam.

"Que el juez (Alberto Baños, del Juzgado Criminal y Correccional Nº 27) haya demorado meses en autorizar a la familia a ser querellante, meses largos en el principio de la investigación, etapa que es fundamental para llegar a la verdad, no tiene ninguna explicación jurídica o legal, y mucho menos en términos de Derechos Humanos", cuestionó el funcionario.

"También pedimos que la causa pase a ser investigada como desaparición forzada, una figura que requiere que una persona esté por un tiempo prolongado desaparecida y que haya habido algún tipo de injerencia, o sospecha de injerencia, de algún organismo o grupo del Estado, o de una fuerza de seguridad, o un grupo de policías", afirmó.

Karhanyan, de 29 años, fue visto por última vez el 24 de febrero de 2019 a las 15, al salir de un local de Easy en Rivadavia y Paysandú, en Caballito, donde había comprado una pala, pero al mediodía del mismo día se había encontrado con otro efectivo de la Policía porteña, Leonel Herba, en la vereda de su domicilio, también en Caballito: las imágenes de una cámara de seguridad los mostraron a ambos mientras escuchaban un WhatsApp de audio en el celular de Herba.

Desde ese 24 de febrero de 2019 por la tarde no se volvió a saber nada de Karhanyan, quien se desempeñaba en la comisaría vecinal 7B de la Policía de la Ciudad (en Caballito) y antes lo había hecho en la División Investigaciones de la misma fuerza.

"La última persona con la que él habla es un compañero suyo, y después hay una serie de medidas que estuvieron a cargo de la Policía de la Ciudad que nos llaman la atención"

Tras un pedido de la familia, la Secretaría de Derechos Humanos se presentó el último miércoles en el juzgado a cargo de Baños y demandó ser aceptada como querellante.


- Télam: ¿Qué consecuencias legales tendrá esa solicitud?
- Mariano Przybylski: En un proceso penal únicamente quienes son parte pueden pedir pruebas, sugerir medidas de prueba, controlar también la realización de esas medidas de prueba. Según el Código de Procedimientos, la Secretaría no tendría facultades para presentarse como querellante: el Código define como querellante a la víctima o a su familia directa. Pero históricamente ese criterio se fue ampliando a través de fallos judiciales, sobre todo en la Corte Suprema, que fue autorizando a diversos organismos del Estado, en diversas temáticas, a poder ser querellantes en determinadas causas. Además, teniendo en cuenta que la investigación viene muy mal, que no se está haciendo nada y no hay una hipótesis concreta -y esa es una preocupación de la familia y de la Secretaría (de DDHH) también-, nos parece conveniente pedir que intervenga el fuero federal, para ver si podemos apuntalar la investigación. La Secretaría de Derechos Humanos -o sea el Estado Nacional- quiere poder acceder a la causa, sugerir pruebas y asegurarse que se esté investigando bien para saber la verdad de qué es lo que pasó con Arshak.

- T: Él había trabajado en la División Investigaciones de la Policía de la Ciudad.
- M.P.: Exactamente. La última persona con la que él habla es un compañero suyo, otro agente de la Policía de la Ciudad, (Leonel) Herba, como consta en otra de las imágenes que se captan desde una cámara de seguridad: es la última persona con la que Arshak tiene contacto antes de la desaparición. Y después hay una serie de medidas que estuvieron a cargo de la Policía de la Ciudad que nos llaman la atención.

- T: ¿No es una irregularidad que tras la desaparición de un miembro de la Policía de la Ciudad las pericias al celular y los primeros rastrillajes los haya hecho esa fuerza?
- M.P.: Absolutamente. El Código Procesal Penal Nacional, que es el que rige este proceso, porque estamos en la Justicia Nacional, dice expresamente que cuando hay alguna sospecha de un delito cometido por el miembro de alguna fuerza de seguridad, todas las acciones que ordena el fiscal, las tareas investigativas, las debe hacer un miembro de otra fuerza. Que el juez y el fiscal (por Santiago Vismara) hayan dispuesto la intervención de la Policía de la Ciudad es una irregularidad. Pero, ¿qué pasa? ¿Cuál es la explicación que ellos dan, pero que es incorrecta y no corresponde? Que no estaban investigando un delito, sino el paradero: una averiguación de paradero. Una persona que se perdió. Pero eso está mal. Porque el contexto de la investigación, por el contexto del hecho, porque (a Arshak) se lo vio hablando con un policía de la Ciudad, y si además él era policía de la Ciudad, si desaparece de la noche a la mañana y no se sabe más nada, y porque habían pasado ya varios días, por todo eso, por lo menos, por prudencia, hubiese correspondido que le otorgaran las tareas (de investigación) a otra fuerza de seguridad.

- T: ¿Cuánto tiempo se tardó en aceptar a la familia como querellante?
- M.P.: Ocho o nueve meses, aproximadamente. Nosotros todavía no tuvimos acceso al expediente, recién pedimos ser querellantes, pero por lo que nos contó la familia, fueron unos ocho meses. Aunque todavía no tuvimos una intervención en el expediente toda la información que sabemos –porque obviamente conocemos la causa- la conocemos a través de la familia y de los abogados de la familia.

"El error inicial es haber delegado esas pruebas y esa investigación a la fuerza cuyos miembros están sospechados"

- T: Justamente, los abogados de la familia denuncian que uno de los celulares analizados como prueba apareció vacío y desactivado después de una pericia que hizo la Policía de la Ciudad, y que las cámaras alrededor de la esquina donde fue visto por última vez primero no aparecían y luego, cuando la Policía las entregó, las grabaciones eran posteriores al último día en que se lo ve con vida (el 24 de febrero de 2019).
- M.P.: Bueno, todas esas cuestiones, que a nosotros nos transmitió la familia, y los abogados también, son parte de la decisión de por qué nos presentamos como querellantes y por qué estamos pidiendo que esta causa sea investigada como una desaparición forzada. Aunque todavía no estamos en el expediente, no lo pudimos ver, por lo que nos dice la familia esas cuestiones podrían formar parte de un encubrimiento estatal, que es lo que requiere la figura de la desaparición forzada. El error inicial es haber delegado esas pruebas y esa investigación a la fuerza cuyos miembros están sospechados.

- T: Desapareció un policía un domingo a la tarde en pleno Caballito y la última persona que lo vio fue otro policía. La desaparición de Karhanyan es impactante y, sin embargo, es un caso que casi no ha tenido difusión.
- M.P.: No tuvo la trascendencia mediática de otros casos, eso es cierto. Un policía de la Ciudad que desaparece de un día para el otro y del que no se sabe más nada de él hace dos años. Eso es una realidad, es así. Eso sí, si hay un encubrimiento o hasta dónde llega ese encubrimiento, yo eso no lo puedo decir: eso es lo que queremos que se investigue y es parte de lo que se tiene que investigar en el marco de la hipótesis de la desaparición forzada. ¿Y qué implica la desaparición forzada? Que algún grado de connivencia o de participación de algún órgano del Estado hay. Puede ser un grupo de policías, ni siquiera toda la institución, con el poder que maneje.

También te puede interesar