20/02/2021 conflicto interno

A cuatro aos del acuerdo de paz, Colombia sigue sufriendo violencia y desigualdad social

Mientras grupos criminales dedicados al narcotrfico, paramilitares y exguerrilleros se disputan a sangre y fuego un vasto territorio, el presidente Ivn Duquese quita responsabilidad sobre el aumento de la violencia: "Los asesinatos de lderes sociales no son algo que haya empezado a ocurrir en mi gobierno, viene de atrs y ms atrs."

Por Jorge Pailh

Alrededor de 500 líderes sociales y 250 excombatientes desmovilizados fueron asesinados en los últimos cuatro años.
Alrededor de 500 lderes sociales y 250 excombatientes desmovilizados fueron asesinados en los ltimos cuatro aos.

Ms de 500 lderes sociales y alrededor de 250 excombatientes desmovilizados fueron asesinados en los ltimos cuatro aos en Colombia, desde el acuerdo de paz que el Estado firm con la entonces guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en noviembre de 2016, un hito que prometa terminar con seis dcadas de violencia pero que en todo este tiempo devino en parte en letra muerta frente a muchas decisiones del Gobierno de Ivn Duque, aplicado discpulo del polmico lvaro Uribe.

El pas cafetero, jaqueado adems como todo el planeta por la pandemia de coronavirus, que ha causado ms de 57.000 muertes sobre 2,2 millones de casos -segn datos de la Organizacin Mundial de la Salud (OMS)-, enfrenta conflictos internos protagonizados por grupos criminales dedicados al narcotrfico, paramilitares y exguerrilleros que abandonaron el acuerdo de paz, que disputan a sangre y fuego un vasto territorio.

La pregunta que se impone es: La violencia sin techo que sufre el pas es consecuencia del acuerdo de paz? O en todo caso, el acuerdo de paz se est cumpliendo parcial o totalmente?

Duque se ha distanciado ms de una vez del acuerdo de paz, la ltima vez en una entrevista con el diario espaol El Pas en diciembre pasado: "La idea ma de paz con legalidad es un concepto que no est atado al antes o al despus del proceso. La realidad es que tenemos un grupo muy importante de personas en proceso de reincorporacin y nos hemos concentrado en que este proceso salga bien".

El mandatario tambin se quito responsabilidad sobre el aumento de violencia en el pas:

"Hemos ido construyendo seguridad en el territorio y tambin aparato judicial. Hoy podemos decir que este ao vamos a cerrar con la menor tasa de homicidios en 46 aos. El ao pasado tuvimos la tercera menor tasa en 44 aos", asegur y aclar: "Los asesinatos de lderes sociales no son algo que haya empezado a ocurrir en mi Gobierno, viene de atrs y ms atrs."

Pero la descripcin hecha por defensores de derechos humanos y activistas sociales consultados por Tlam es muy diferente.

El presidente Iván Duque se ha distanciado más de una vez del acuerdo de paz.
El presidente Ivn Duque se ha distanciado ms de una vez del acuerdo de paz.


La visin de defensores de Derechos Humanos y activistas sociales

"El Estado colombiano tiene una deuda histrica con las regiones ms abandonadas y alejadas del pas: Choc, Sur de Bolvar, suroccidente colombiano, Catatumbo, Nordeste de Antioquia, zonas del Amazonas, entre otras, que concentran la mayora de los pueblos indgenas, afros, campesinos y ambientalistas que estn en permanente trabajo organizativo para exigir sus derechos", retrat a Tlam Jimmy Moreno, vocero del Congreso de los pueblos, un conglomerado de izquierda que agrupa a diferentes actores sociales, la mayora castigados por el conflicto.

Julio Csar Hincapie Betancourth, del Movimiento Nacional de Vctimas de Crmenes del Estado (Movice), apunt directamente sus dardos hacia el gobierno de Duque, al que responsabiliz de implementar una "poltica negacionista del conflicto" primero, para terminar luego garantizando el funcionamiento de "una horrenda democracia narcotraficante".

Para el dirigente, el rechazo al acuerdo de paz en el plebiscito de octubre de 2016 y la posterior eleccin de Duque demostraron que "an hay cerca de 10 millones de personas que apoyan a Uribe, esa ultradercha genocida que hay en Colombia".

"El Estado se qued sin argumentos: antes los mataba porque eran guerrilleros; despus, porque son narcotraficantes..."

Julio Csar Hincapie Betancourth

En tanto, Lourdes Castro, del Programa Somos Defensores, un espacio de ms de 20 aos que trabaja para resguardar las condiciones de seguridad de lderes sociales, advirti que el principal problema del acuerdo de paz hoy es que las autoridades no impulsan su cumplimiento.

"De los principales puntos que establece el acuerdo, los que mayor desarrollo han tenido son los que tuvieron que ver con el desarme y la reincorporacin de las FARC a la vida civil y las medidas de verificacin" del pacto, explic la especialista.

Castro apunt como "deficientes o nulas" otras directrices como "la reforma natural integral" que intentaba atender los reclamos histricos que dieron origen a la insurgencia en 1964, as como el hecho de que "no se avanz en la adjudicacin de tierras a campesinos ni en la sustitucin de cultivos ilcitos por otros lcitos para que esas comunidades mantuvieran su fuente de ingreso. El Gobierno slo implement un programa de erradicacin forzada de cultivos y nada ms".



Todas estas faltas o deficiencias respecto del resultado de ms de cinco aos de negociaciones entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la principal guerrilla colombiana tienen, para los activistas consultados, un teln de fondo: la continuidad de una poltica que criminaliza la protesta y acalla los reclamos de los jvenes, los lderes sociales y los militantes ambientalistas.

"El Gobierno mantiene una poltica de persecucin, criminalizacin de la protesta social, estigmatizacin, militarizacin del territorio, connivencia con el paramilitarismo, incremento de las masacres, judicializacin a lxs liderxs sociales, desconoce los altos niveles de feminicidios y la crisis social", detall Moreno, y agreg: "todo se concibe como una estrategia de eliminacin fsica y de la libertad de quienes hacen parte de la oposicin o tienen una visin de construccin de poder popular".

En el mismo sentido, Hincapie Betancourth asegur que la violencia estatal es "una poltica de Estado que lleva dcadas en Colombia": "Cuando estaba el conflicto existan diversas organizaciones sociales o polticas que interactuaban sin ninguna proteccin de la insurgencia, pero cuando la guerrilla dej de existir es como que qued un vaco all. Entonces, el Estado se qued sin argumentos: antes los mataba porque eran guerrilleros; despus, porque son narcotraficantes..."

"El Gobierno slo implement un programa de erradicacin forzada de cultivos y nada ms"

Lourdes Castro

Para el activista del Movice la victoria de Duque en las urnas fue el punto de quiebre en el cumplimiento o no del acuerdo de paz.

"Tenamos la posibilidad en 2018 de acentuar ese camino hacia la paz si Gustavo Petro (izquierda) hubiera ganado las elecciones, pero esos poderes mafiosos que estn muy vinculados al paramilitarismo y a los partidos de derecha lo impidieron", lament.

Sin embanderarse con ninguna divisa partidaria, Castro conjetur que el anhelado camino hacia la paz comenzar "si en las elecciones de 2022 se logra un cambio de mando en los territorios, en el Congreso y en la Presidencia" con la victoria en las urnas de "espacios progresistas y democrticos".