14/02/2021

La escuela presencial debe ser la meta comn en el ciclo lectivo 2021

Vanesa DAlessandre, investigadora asociada del Programa de Educacin de CIPPEC, Dra en Sociologa (UNSAM), Magister en Poltica pblica y desarrollo humano (FLACSO) y Licenciada en Sociologa (UBA) analiza las consecuencias de la pandemia en los sistemas escolares de todo el mundo.

Vanesa  DAlessandre

Por Vanesa DAlessandre


Durante los ltimos das se fortaleci el consenso sobre la urgencia y la posibilidad de regresar a las aulas. Aunque ser una presencialidad diferente, hay motivos para celebrar que el retorno a las aulas est en agenda. Marzo est a la vuelta de la esquina y la posibilidad de planificar el regreso desde el consenso lleva a pensar que el reencuentro de las y los estudiantes con sus docentes pronto ser realidad.

A nivel mundial el ciclo lectivo 2020 dej en claro que la escuela presencial es insustituible. La suspensin de las clases presenciales fue una medida necesaria ante la urgencia, pero su sostenimiento en el tiempo puso en riesgo los aprendizajes, los lazos de los estudiantes con sus compaeros, con sus docentes y sus escuelas, y profundiz las desigualdades preexistentes.

La evidencia internacional es alarmante. En Alemania un estudio reciente comprueba que en confinamiento los estudiantes redujeron a la mitad el tiempo que destinaban a estudiar. En Holanda, luego de ocho meses de suspensin de las clases presenciales, los estudiantes de primaria aprendieron entre un 20 y un 30% menos de contenidos de los que aprendieron sus compaeros de la cohorte inmediatamente anterior. Entre los estudiantes de estratos sociales ms desfavorecidos esta proporcin supera el 55%. Un estudio realizado por el Ministerio de Educacin chileno junto con el Banco Mundial seal que los estudiantes de menores recursos incorporaron un 95% menos de contenidos y los de mayores recursos un 64% menos luego de la suspensin de las clases presenciales por 10 meses. Por su parte, en Argentina, alrededor de un milln de los estudiantes matriculados en los tres niveles obligatorios se desvincularon del sistema educativo durante el 2020.

Aunque el escenario epidemiolgico es incierto, la escuela presencial es la meta del ciclo lectivo 2021. Sostener este consenso depende de nuestra capacidad para generar espacios seguros e impulsar estrategias educativas flexibles para gestionar la intermitencia que muy probablemente imponga el contexto sanitario.

Durante el 2020, el desafo de educar sin clases presenciales aceler el desarrollo de capacidades para ensear y aprender en entornos mediados por tecnologas digitales. La vacunacin masiva posibilita instancias de encuentro que hace apenas unos meses eran impensables. En consecuencia, los modelos educativos hbridos que combinen interacciones presenciales con el trabajo a distancia es una de las claves para afrontar los desafos de educar con distanciamiento. En paralelo, el semforo epidemiolgico en vigencia desde octubre del 2020 es un instrumento potente para gestionar la educacin durante el perodo en que se extienda la pandemia. Su potencial para articular informacin epidemiolgica y educativa territorializada habilita a que las autoridades educativas de los diferentes niveles de gobierno tomen decisiones oportunas y situadas fundadas en criterios comunes acordados previamente.

Hoy contamos con ms recursos para educar en la adversidad que al inicio de la pandemia. Recuperar la presencialidad es urgente, y la vuelta a las aulas hoy es posible. Las clases presenciales son imprescindibles para recuperar los aprendizajes, identificar a los estudiantes con trayectorias escolares debilitadas, revincular a aquellos que interrumpieron su escolarizacin y fundamentalmente, para evitar que estas consecuencias se extiendan y profundicen en el tiempo.