02/02/2021 Regin

Chile se incorpor al Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela

"Ante la grave crisis que afecta a Venezuela, y en el marco de los esfuerzos de la comunidad internacional por contribuir a una transición pacífica a la democracia en ese país, Chile tomó la decisión de incorporarse al GIC", informó la cancillería chilena.

La desición fue informada por la cancillería chilena.
La desicin fue informada por la cancillera chilena.

Chile anunció este martes que se incorporó al Grupo Internacional de Contacto (GIC) integrado por países americanos y europeos interesados en hallar una solución pacífica a la "grave crisis" política, económica y humanitaria que sufre Venezuela.

La decisión "se materializó" ayer y el canciller, Andrés Allamand, participó este martes, se manera remota, de la sexta reunión ministerial del GIC, agregó la nota, publicada en el sitio web del Ministerio de Relaciones Exteriores chileno.

Según el documento, Allamand, en ese encuentro, "destacó la importancia de la convergencia entre las instancias internacionales ante la grave crisis humanitaria, política e institucional que atraviesa Venezuela".

Asimismo, "enfatizó la necesidad de que todos los actores avancen en un proceso político de transición y se celebren, a la brevedad, elecciones presidenciales y parlamentarias libres y transparentes, bajo supervisión internacional".

El comunicado aclaró que Chile "mantendrá su participación en el Grupo de Lima y en otras instancias internacionales que apunten a una solución pacífica y democrática a la compleja situación en Venezuela".

"Ante la grave crisis que afecta a Venezuela, y en el marco de los esfuerzos de la comunidad internacional por contribuir a una transición pacífica a la democracia en ese país, Chile tomó la decisión de incorporarse al GIC".


Cancillería chilena


En la declaración de la reunión -de la que también participó por primera vez la República Dominicana-, el GIC reiteró que "la única forma de salir de la crisis es reanudar las negociaciones políticas con prontitud y establecer con urgencia un diálogo inclusivo y un proceso de transición liderado por Venezuela que conduzca a elecciones creíbles, inclusivas y transparentes".

El foro exhortó a "las fuerzas de la oposición democrática a unirse como parte de un esfuerzo más amplio y concertado para un mayor diálogo, que requerirá compromisos difíciles si Venezuela quiere llevar a cabo una transición exitosa a la democracia, la estabilidad y la prosperidad".

Sostuvo asimismo que "todos los presos políticos", que la ONG Foro Penal cuantificó en 353 en su último informe, la semana pasada, "deben ser liberados de forma inmediata e incondicional", pues "la intimidación y las represalias continuas contra los actores políticos agravan aún más la crisis, creando más obstáculos para el retorno pacífico a la democracia y el estado de derecho".

Además, el GIC expresó su "profunda preocupación por el empeoramiento de la situación humanitaria en el país y sus vecinos, ahora agravada por la pandemia Covid-19" y reclamó "acceso completo y sin trabas tanto al personal humanitario como a los bienes, con el fin de proporcionar el acceso que se necesita con urgencia a alimentos, gasolina, medicamentos y servicios básicos de salud, incluido el acceso a las vacunas", según el texto publicado en el sitio web de la Unión Europea (UE).

Impulsado por la UE, el GIC fue creado en febrero de 2019, pocos días después de que el parlamento venezolano, entonces controlado por la oposición, designara a su presidente, Juan Guaidó, como mandatario interino de la república tras desconocer el período de gobierno iniciado poco antes por Nicolás Maduro, por considerar que surgió de elecciones irregulares.

Entonces, el GIC apareció como una alternativa más dispuesta a incluir al chavismo en la búsqueda de una salida a la crisis institucional venezolana, en contraste con el Grupo de Lima -fundado en 2017-, más cercano a la oposición de Caracas aunque opuesto expresamente a la eventualidad de una invasión armada, cosa que en aquel momento no descartaban ni los adversarios internos de Maduro ni Estados Unidos.

El GIC nació en una reunión celebrada en Montevideo, de la que participaron delegados de Alemania, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, España, Francia, Italia, México, Países Bajos, Panamá, Portugal, el Reino Unido, Suecia y Uruguay.

Con el tiempo se agregaron otros países, entre ellos la Argentina, que lo hizo en agosto de 2020 y, tal como ahora Chile, sin abandonar su presencia en el Grupo de Lima.
etiquetas