28/01/2021 buenos aires

Comienza el juicio a un excura por 9 aos de abuso sexual infantil en un colegio de Caseros

Tras permanecer tres años y medio en prisión preventiva, Carlos Eduardo José será sometido a partir del jueves a un juicio oral y público acusado de "abuso sexual gravemente ultrajante triplemente agravado" contra una alumna del colegio parroquial.

El exsacerdote Carlos Eduardo José será sometido a un juicio oral y público el 4 de febrero
El exsacerdote Carlos Eduardo Jos ser sometido a un juicio oral y pblico el 4 de febrero

Tras permanecer tres años y medio en prisión preventiva, el exsacerdote Carlos Eduardo José (62) será sometido a partir del jueves próximo a un juicio oral y público acusado de "abuso sexual gravemente ultrajante triplemente agravado" contra una alumna del colegio parroquial que dirigía en la localidad bonaerense de Caseros, a quien según la acusación agredió sexualmente entre sus 12 y 21 años de edad.

En simultáneo al desarrollo del debate oral que tendrán a su cargo los jueces del T.O.C N° 2 de San Martín, Raúl Luchelli Ramos y Mónica María Carreira, otras tres víctimas del sacerdote aguardan el veredicto de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires para que avancen sus causas declaradas prescriptas en instancias anteriores.

Uno de los abogados de la víctima cuyo caso llega a juicio la semana próxima, Héctor Silveira, explicó a Télam que los tres agravantes corresponden a "su carácter de sacerdote, por tener a la menor a su guarda como representante legal del colegio y por haberle provocado un grave daño a la salud", cargos que le podrían valer una pena de "entre 8 y 20 años".

José está tras las rejas desde julio de 2017 por haber permanecido prófugo una semana.

En virtud de esta actitud esquiva es que Justicia le denegó sucesivos pedidos de excarcelación o prisión domiciliaria.

El excura llegó a juicio por "un hecho que sucedió en un período de tiempo comprendido entre 1999 y 2008", y la denunciante es la ahora joven mujer Mailín Gobbo (33), quien concurrió a la institución educativa que José dirigía -el Instituto San José Obrero- hasta el segundo año de secundaria, cuando decidió cambiarse de colegio pero sin poder perder contacto con el sacerdote que seguía concurriendo a su casa como amigo de la familia.

Según testimonios anteriores de la joven que prefirió no participar de esta nota ni dar declaraciones periodísticas hasta la sentencia, el sacerdote la sacaba del aula casi diariamente para confesarla sentada en su falda, momento que aprovechaba para manosearla.

Lo mismo hacía en la pileta del colegio, donde la acompañaba con la excusa de enseñarle a nadar.

Silveira explicó que estos hechos son coincidentes con los denunciados por otras tres jóvenes que "tienen diferentes edades" pero que "no eran compañeras ni de grado ni de aula". 



"Como son todos hechos ocurridos antes de la reforma del Código Penal les cabe la prescripción a los 12 años; pero como se contabiliza a partir del último hecho, la denuncia Mailin no se encuentra prescripta a pesar de que tardó 7 años en animarse a hacerla tras poder recordarlo y verbalizarlo", dijo Silveira, quien tiene a su cargo la querella junto a su socio Alejandro Stipancic.

El abogado explicó que "los otros 12 hechos" denunciados por otras tres mujeres se consideraron prescriptos, decisión que fue recurrida a la Corte Suprema de la Provincia.

El principal argumento contra la prescripción es que "existen leyes vigentes -que son los tratados internacionales Convención de los Derechos del Niño y la Convención Belén do Pará (Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer) aprobado por ley del Congreso- que tienen rango constitucional y por lo tanto están por encima del Código".

Silveira explicó que "en Capital ya hay jurisprudencia favorable de la Cámara (Federal de Casación Penal)" que en 2016 revocó la prescripción de la acción penal en un caso de abuso sexual de una niña que recién pudo hacer la denuncia cuando cumplió 22 años.

"En Provincia no tenemos esa suerte por eso buscamos la misma comprensión de la Corte de la provincia, pero si no tenemos respuesta favorable e iremos a la Corte Federal", dijo.

En su vieja redacción el Código Penal no establecía como causa de suspensión del tiempo de prescripción, la minoría de edad de la víctima de delitos contra la integridad sexual y recién mediante la reforma de 2011 se estableció que en estos casos la prescripción empieza a correr desde que se cumple la mayoría de edad.

Finalmente, por la reforma de 2015 estipuló que incluso habiendo cumplido la mayoría de edad, la prescripción queda suspendida hasta que la víctima formule la denuncia.

Para el abogado será muy importante la decisión de la Corte y del TOC Nº2 también para las denuncias por venir porque hay "muchísimos más" casos en las distintas localidades a las que el exsacerdote fue trasladado como toda respuesta por parte de la Iglesia a la denuncia eclesiástica realizada por Mailín en 2009.

"Tenemos referencias de que siguió abusando en Tandil y Azul; por donde estuvo hay abusos y tenemos un registro de posibles víctimas que se cuentan de a cientos", dijo.