26/01/2021 Chivilcoy

Para el intendente, la reapertura de la planta de Adidas "es la mejor noticia del ao"

Guillermo Britos dijo que el regreso a la actividad de la fábrica que había sido cerrada durante el gobierno de Mauricio Macri en 2018, permitirá recuperar en un principio 230 puestos de trabajo.

Cuando Adidas cerró en el 2018 despidieron a 630 trabajadores.
Cuando Adidas cerr en el 2018 despidieron a 630 trabajadores.

El intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, aseguró que la reapertura de la planta de la marca deportiva Adidas, ubicada en esa localidad bonaerense, y que fue cerrada durante el Gobierno de Mauricio Macri, es "la mejor noticia del año" ya que le dará trabajo a 600 familias.

"Fue una empresa que dejó en diciembre de 2018 unas 630 familias en la calle. Recuperarla es la mejor noticia del año, sin dudas”, dijo el jefe comunal.

En diálogo con radio Provincia, Britos destacó la reapertura de la fábrica de calzado deportivo que había cerrado en 2018, y aseguró que “es una gran alegría” para la región.

La planta de la marca deportiva Adidas reabrirá sus puertas de la mano de una firma argentina que la adquirió a sus anteriores dueños, una empresa de capitales brasileños. Se trata de Bicontinentar Footwear Technologies, que adquirió los derechos de Perchet, una filial de la brasileña Paquetá en el país.

El jefe comunal destacó que, en principio, se van a recontratar a 200 de los trabajadores despedidos porque “están ampliamente capacitados, ya que muchos trabajaron los 10 años que estuvo en funcionamiento la empresa”.

Además, indicó que “la empresa se ha comprometido a recontratar a los 600 trabajadores despedidos el año que viene”.

En ese sentido, advirtió que el comodato de la nave donde está emplazada la fábrica "es municipal y está bonificado siempre que se cumpla el convenio, sino la empresa deberá pagar un canon al municipio”.

El inicio de las operaciones se proyecta para abril próximo, con unos 200 trabajadores en una primera etapa, pero con el objetivo de alcanzar los 600 empleos, que sería la mitad de los puestos de trabajo que tuvo la planta antes de cerrar.