25/01/2021 Italia

El premier italiano renunciar este martes para poder formar un nuevo Gobierno

Con su renuncia, Conte busca darle una salida a la crisis política originada en la salida de la coalición gobernante de la fuerza Italia Viva y que el premier logró sortear a medias con la confianza obtenida la semana pasada en el Parlamento.

Por Corresponsal

Conte utilizó ya un método similar en agosto de 2019.
Conte utiliz ya un mtodo similar en agosto de 2019.

El primer ministro italiano Giuseppe Conte renunciará este martes a su cargo para tratar de formar un nuevo Gobierno y darle una resolución a la crisis política iniciada la semana pasada con la salida de la coalición oficialista del partido Italia Viva del expremier Matteo Renzi, según informó hoy la presidencia del Consejo de Ministros.

Conte reunirá a las 9 locales (5 de Argentina) a su gabinete para "comunicar a los ministros la voluntad de dirigirse al Quirinale para entregar su dimisión", informó en un comunicado el Gobierno, en referencia a la intención del premier de entregar su renuncia al presidente Sergio Mattarella en el Palacio sede de la jefatura de Estado italiana.

Con su renuncia, Conte busca darle una salida a la crisis política originada en la salida de la coalición gobernante de la fuerza Italia Viva y que el premier logró sortear a medias con la confianza obtenida la semana pasada en el Parlamento.

Al entregar su dimisión, Conte tratará de obtener un encargo de Mattarella que le permita formar un nuevo Gobierno que incluya a fuerzas de centro que se sumen a la coalición de centroizquierda formada por el Partido Democrático (PD), el Movimiento Cinco Estrellas (M5E) y Libres e Iguales (Lel), según la prensa italiana.

En caso de que Mattarella no le de un nuevo encargo a Conte, el presidente podría designar a otra persona para que busque formar un nuevo Gobierno, como reclama parte de la oposición, o disolver las cámaras del Parlamento para convocar a nuevas elecciones.

En las últimas horas, se habían intensificado los pedidos para que Conte encuentre una nueva salida a la crisis tras la demora del plan del premier para incorporar a nuevos aliados de centro que pudieran "alargar la mayoría" de Gobierno, como se había propuesto en su discurso en el Senado el martes pasado, cuando obtuvo 156 apoyos que lo ratificaron en el cargo pero lo dejaron a cinco votos de la deseada mayoría absoluta.

Según coinciden hoy los diarios La Stampa y Repubblica, varios de los "constructores" -los cinco votos claves que le faltan en el Congreso para recuperar una mayoría propia- le habrían pedido al premier que presente su renuncia formal a Mattarella para recibir el encargo de formar un nuevo Gobierno al que los legisladores de centro puedan sumarse de manera formal.

Conte utilizó ya un método similar en agosto de 2019, cuando renunció al Gobierno que encabezaba desde junio de 2018 en una alianza entre el Cinco Estrellas y la derechista Liga.

En aquella ocasión, recibió el encargo de Mattarella y formó una nueva coalición con el M5E, el PD y LeI, una alianza que lo mantuvo en el poder hasta el día de hoy.

La aceleración de la decisión de Conte se dio para evitar lo que parecía una segura derrota política en la sesión de ratificación que debía enfrentar este miércoles su ministro de Justicia Alfonso Bonafede y para la que Italia Viva ya había adelantado su voto negativo.

Italia Viva, formada en septiembre de 2019 para dar un "apoyo crítico" a Conte, rompió con el Gobierno a mediados de enero por diferencias en la gestión de la pandemia, entre otros temas, y retiró del gabinete a sus dos ministras, además de dejar al Ejecutivo sin el apoyo de sus 30 diputados y 18 senadores, especialmente claves.

Mientras tanto, la oposición de centroderecha que agrupa a Fuerza Italia de SiIvio Berlusconi, Liga de Matteo Salvini y Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, reforzó su pedido de una convocatoria a elecciones.

"O hay un Gobierno de salvación nacional o volvemos a las urnas. Mejor dos meses de parálisis por la campaña electoral que dos años de quietud", expresó Berlusconi en un comunicado, en referencia a la fecha teórica de vigencia del Gobierno de Conte, en marzo de 2023.

Antes de anunciar su renuncia, Conte había continuado hoy con la ronda de encuentros para buscar agrandar la coalición y ganar volumen político y se reunió con las cámaras patronales del país, incluida la unión industrial Confindustria, para buscar involucrarlos en el diseño del plan de manejo de los 209.000 millones de euros que el país recibirá de Europa para afrontar la pospandemia.

El actual Gobierno, conocido como "Conte bis", es el número 66 en los 75 años de historia de la República Italiana. Los últimos cinco primer ministros fueron elegidos por acuerdos parlamentarios y no surgieron de los candidatos que se presentaron a cargo en elecciones.