16/01/2021 pandemia

China: hicieron en cinco das un hospital de 1.500 habitaciones para casos con coronavirus

El hospital terminado es uno de los seis que se están construyendo en la ciudad de Nangong, en la provincia de Hebei. La Comisión de Salud informó que en las 24 horas previas detectaron 130 infecciones nuevas, 90 de ellas en Hebei.

Imagen de archivo.
Imagen de archivo.


China terminó la construcción de un hospital de 1.500 habitaciones para pacientes con coronavirus, cinco días después de detectar un nuevo rebrote por el que el Gobierno apuntó a bienes importados y a las personas que gestionan su ingreso.

China, donde se detectó el primer caso de coronavirus en 2019, había controlado en gran medida los contagios, pero desde diciembre último se empezó a registrar un aumento en el número de casos positivos.

El hospital terminado es uno de los seis que se están construyendo en la ciudad de Nangong, en la provincia de Hebei.

Un total de 645 personas están siendo tratadas en esa ciudad y también en Shijiazhuang, capital de Hebei, donde se está construyendo un hospital de 3.000 habitaciones, informó la agencia de noticias china Xinhua.

También se detectaron contagios en Beijing y en las provincias de Heilongjiang, Liaoning y Sichuan.

La Comisión Nacional de Salud alertó de que las últimas infecciones de propagaron inusualmente rápido.

"Es más difícil de manejar. La transmisión comunitaria ya había ocurrido cuando se detectó el brote, por lo que es difícil de prevenir”, explicó en un comunicado.

La Comisión apuntó por los últimos casos contra las personas y mercancías que llegan del exterior así como a los trabajadores involucrados en las importaciones.

“Todos (los casos) son importados del exterior. Fue causado por personal de entrada o mercancías importadas contaminadas”, afirmó el comunicado.

El Gobierno dice que la enfermedad podría haber llegado a China desde el exterior y explicó que en los bienes importados, por ejemplo en el pescado congelado, se detectó la presencia del virus, aunque los científicos extranjeros se muestran escépticos ante esta hipótesis.



Frente a este panorama, el Gobierno de la capital informó hoy que los viajeros que lleguen a Beijing desde el extranjero deberán someterse a una semana adicional de control médico después de una cuarentena de 14 días, aunque no dio más detalles.

La Comisión de Salud informó que en las 24 horas previas detectaron 130 infecciones nuevas, 90 de ellas en Hebei.

El gobierno de Hebei agregó otros 32 casos, informaron medios locales.

Mientras tanto, un equipo de científicos de la OMS se encuentra en Wuhan listo para investigar los orígenes del virus, tras meses de disputas diplomáticas para que les permitieran el ingreso al país.

El equipo, que llegó el jueves a China, está cursando una cuarentena de dos semanas pero está en comunicación con expertos chinos.