29/12/2020 Seguridad Santa Fe

Sain: "Hay una industria del sicariato en Rosario"

El Ministro de Seguridad de Santa Fe se refirió al hallazgo de dos cuerpos descuartizados que, según la investigación, podría haber sido ordenado desde la cárcel por Brandon “Gordo” Bay, un joven de 25 años líder de una banda narcocriminal.

Acto de entrega de patrulleros en la ciudad de Santa Fe
Acto de entrega de patrulleros en la ciudad de Santa Fe

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, dijo que “hay una industria del sicariato en Rosario” y que si se comprueba que el descuartizamiento de dos cuerpos fue ordenado por un narco preso, se trata de alguien que “pretende controlar un negocio de alta rentabilidad a través de la violencia extrema”.

El funcionario provincial se refirió al hallazgo de dos cuerpos descuartizados en contendedores de residuo, que según la investigación fiscal podría haber sido ordenado desde la cárcel por Brandon “Gordo” Bay, un joven de 25 años líder de una banda narcocriminal.

Los investigadores detectaron audios enviados por el acusado desde prisión a allegados suyos que operan extramuros en los que habla de usar “una motosierra” y matar “a lo mexicano”.

“Rosario es una excepción en la provincia de Santa Fe y sabemos quiénes fueron los mandantes”, dijo Sain y añadió: “Bay ordena matar a lo mexicano, para nosotros está delineada la investigación”.

Durante un acto de entrega de patrulleros en la ciudad de Santa Fe, el funcionario señaló que “hace mucho" que habla de "la industria del sicariato, no hay que hacerse el tonto”.

En esa línea, sostuvo que “eso parece que duele cuando se dice, porque creemos que vivimos en una sociedad distinta a la que realmente vivimos”.

“Si se comprueba de que Brandon Bay está detrás de eso, hay que recordar que él ordenó la matanza de un búnker en San Lorenzo, que dijo ‘maten a todos, chicos, chicas, menores’”, continuó.

Sain puntualizó que Bay “es uno de los lugartenientes más violentos” del narcotráfico ya que “tiene 25 años y es un animal”.

Además, sostuvo que “pretende controlar un negocio de alta rentabilidad a través de la violencia extrema, y desde el Servicio Penitenciario”.

A modo de balance, el ministro de Seguridad explicó que este año la Policía trabajó “mucho en el delito predatorio”, cuyo aumento asignó a la crisis social por la pandemia.

“No quiero decirlo como justificación sino como análisis: entramos al gobierno con 30 por ciento de pobreza en la provincia, hoy tenemos 47 por ciento, y eso es más violencia, más delito predatorio”, indicó.

Sain sostuvo que “estamos deteniendo personas sin antecedentes, personas que salen a robar cualquier cosa, no profesionales, no volcadas al mundo criminal y a esas personas tenemos que atenderlas de la mejor manera posible, sin perder de vista que con la policía en la guardia del hospital, no resolvemos el problema de fondo”.

“El sistema de seguridad no va a resolver la desigualdad y la violencia atada a ella”, concluyó.