29/12/2020 Desde temprano hasta la sancin

Legalizacin del aborto: cmo fue el minuto a minuto en cada sector alrededor del Congreso

Pasadas las 4.13 estalló de alegría el sector verde, al conocerse la legalización del aborto en Argentina; mientras que con el resultado el sector celeste manifestó su bronca y se marchó indignado.


Miles de personas cantaban y bailaban afuera del Congreso para festejar la aprobación de la  Interrupción Voluntaria del Embarazo que por 38 votos contra 29 sancionó como ley el Senado de la Nación a las 4.13 de la mañana de este miércoles

Dirigentes históricas de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito que transitan sus setenta y tantos años, se permitieron bailar junto a la jóvenes.

Llantos, abrazos y aplausos de las jóvenes, grandes protagonistas en los últimos dos años del reclamo en las calles, completaron un cuadro que era esperado con ansiedad por un sector del paìs: el pleno acceso al derecho al aborto.

Por su parte, rostros de cansancio, enojo y derrota se observaron en el sector de quienes estaban en contra de la ley de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), identificados como "celestes", una vez que el Senado sancionó la norma.

Poco antes de la votación, comenzaron a sonar más fuerte los bombos y los cánticos de las cientos de personas presentes, en su mayoría jóvenes, que estuvieron durante las 18 horas de debate.

Tras conocerse la sanción de la ley, muchos presentes manifestaron su bronca y pidieron la renuncia de varios senadores.


Más temprano en el sector verde

El optimismo afloraba entre las personas apostadas en el sector que apoya la legalización del aborto, en los alrededores del Congreso Nacional, donde la música, los cánticos y los aplausos acompañaban los votos positivos del Senado al proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

Diputadas y diputados que votaron el 11 de diciembre la media sanción a la iniciativa subieron al escenario montado por la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

También estuvieron funcionarias, como Malena Galmarini, titular de AySA, quien se mostró ante Télam "muy optimista con el resultado" inminente en la Cámara Alta.

La funcionaria adelantó que "ya está pensando" en mañana, "que empieza una nueva lucha por la implementación plena de la ley".

En la carpa de la Campaña también esperaba la votación Macarena Sánchez, titular del Instituto Nacional de Juventudes, un organismo dependiente de la Jefatura de Gabinete de Ministros, orientado a la promoción de derechos e inclusión de esa franja etaria.


"El mundo nos está mirando -comentó Sánchez a Télam-. Esperamos que esta ley que está por salir sea ejemplo para otros países de la región".

Mientras la "vigilia verde" continuaba, grupos de jóvenes en rondas compartían bebidas y comida en la madrugada porteña, donde el calor no cesaba, y algunas yacían acostadas sobre el asfalto, con la intención de descansar.

También en Corrientes y Callao se improvisaba una rave con DJs y jóvenes bailando un sets de música electrónica en el desarrollo de la movilización.

Cerca de allí, comediantes feministas, como Veronica Lorca y Agustina, del colectivo de Humanistas, también hacían su aporte para animar la jornada.


A favor de la legalización

"La maternidad será deseada o no será", "Ni muertas, ni presas por abortar" y "A la clandestinidad no volvemos nunca más", fueron algunas de las consignas a favor del aborto seguro, libre y gratuito que se multiplicaron en los carteles de organizaciones sociales como La Poderosa.

Quienes estaban a favor del derecho de las personas gestantes a decidir sobre su maternidad, como Melisa Meltzer, integrante del colectivo Actrices Argentinas, se situaron del lado norte de Plaza Congreso, el que se orienta hacia la Avenida Corrientes.


Melzer admitió ante Télam estar "ansiosa" por el trámite parlamentario y consideró que "no tenemos asegurado el futuro, porque en 2018 -cuando el proyecto no fue aprobado por la cámara alta- tuvimos la oportunidad, pero algunos cambiaron su posición, probablemente, por arreglos, negocios o lobbies".

Tanto esa actriz como Celeste Mac Dougall, docente integrante de la Campaña, consideraron que "los argumentos (en torno a la ILE) ya están claros desde 2018, basta con un sí o un no".

"El debate ya se dio y se ganó socialmente, con apoyo a nivel mundial", aseguró la docente.

En tanto, Marina Hidaldo, del colectivo Las Rojas, en medio del baile y percusión de su agrupación, habló de "la confianza que genera la movilización y de la fuerza social que hará que sea ley".


A su alrededor, como en casi todo el "campamento verde", las personas presentes alternaban entre cánticos y bailes, el descanso en reposeras playeras o sobre la misma calle, que irradiaba los 30 grados de calor que azotó a la ciudad, el intercambio de merchandising y el consumo de agua, que en algunos puntos era arrojada cual lluvia para atemperar el agobio veraniego.

Algunas de las vallas fueron intervenidas con carteles verdes que denuncian casos de embarazos de niñas en la Ciudad de Buenos Aires y en provincias, como Jujuy y La Rioja. El denominador común es el eslogan #NiñasNoMadres.

El sector celeste

En el "campamento celeste", ubicado en el sector sur, el que mira hacia la Avenida Belgrano, tumbas simuladas, imágenes de la Virgen y un bebé gigante salpicado con manchas rojas, es la iconografía que dominaba a quienes están en contra de consagrar el derecho a acceder a la IVE.

A partir de las 10 de la noche hubo un marco recambio en el sector, mientras que las familias se marchaban de la plaza sin muchas esperanzas de que el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo fuera rechazado, jóvenes religiosos de distintos credos cristianos llegaban para pasar la noche con globos y cotillón celeste.


"Es muy forzado que se vuelva a tratar este tema (por el aborto) hoy a dos años de haber sido rechazado el proyecto" anterior de ley, señaló a Télam Camila Duro, del Frente Joven, una organización que milita contra el aborto legal.

"Esperamos que haya un rechazo a esta ley, que no es progresista sino que desprotege a los más vulnerables", agregó, y dijo que "la legalización del aborto no trae menos abortos sino que trae aún más y aumentará la mortalidad materna por abortos".

Abortar "es asesinar una vida", expresó Gabriel Darío Carusso, quien se reconoció como militante del Frente Patriótico, que responde al dirigente neonazi Alejandro Biondini.

El hombre, quien también se mostró contrario al aborto en caso de violación, pidió "debatir pero no hagamos ideología de esto" y remarcó: "A mi no me queda ninguna duda de que están achicando a la población con esta ley, es una política comunista marxista".



Cerca de las 15, en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Entre Ríos, un sacerdote celebró una misa ante un puñado de fieles que lo escuchaban de rodillas sobre el pasto, en el que clavaron pequeñas cruces que simulaban tumbas.

La imagen de la Virgen María fue una de las más repetidas en este sector teñido de celeste y banderas argentinas.

Tal como hizo en 2018, Edith Argüello llegó desde Villa Carlos Paz, Córdoba, para manifestarse en contra de la ley que establece el acceso al aborto seguro y gratuito.

"Vinimos a hacerle fuerza a las dos vidas, al niño por nacer, porque quieren meterle en la cabeza a la gente cosas que no son, es toda una politización que no es la realidad de lo que tiene que ser"
, le contó a Télam la mujer.

Y sobre lo que piensan del otro lado del vallado que divide a quienes están a favor de la legalización del aborto de quienes están en contra, sostuvo: "Siento que no tienen mucho conocimiento de lo que es la vida de una persona".

Luego de las 21 arrancó en este sector "el show de la ecografía" que promovía el sonido de latidos por altoparlantes definido como "el ruido de la vida" y la conductora televisiva Viviana Canosa llegaba tarde al acto central, demorada por sus simpatizantes.


Ya en el escenario, advirtió que "si está noche nos toca perder, nosotros ya ganamos porque estamos acá defendiendo la vida. Ellos van a tener que cargar con la cruz de la matanza de niños".

"Ellos quieren que descartes a tus hijos pero no descartan a los suyos, y me duele que muchos comunicadores sean cagones, a pesar de estar a favor de las dos vidas no están acá conmigo".

También criticó a algunas mujeres del campamento verde: "Mientras del otro lado festejan todas en tetas, que no se de dónde viene esa manía de quedarse en tetas y con todos los chicos tirados por ahí, nosotros vamos a seguir luchando por la patria que soñaron nuestros próceres".

Casi al unísono, cerca del escenario se movilizaban curiosos skinheads celestes portadores de un combo muy característico de cabezas rapadas, borcegos y tatuajes celtas y con caracteres y símbolos germánicos.