26/12/2020 entrevista

Seven Kayne, a la conquista de America Latina con su romantic style

Con más de un millón de seguidores en Instagram, 182 millones de streams en Spotify y más de 125 millones de visualizaciones en su canal oficial de YouTube, el artista ya no es una promesa en ascenso, sino una realidad.

Por Adrin Moujn

Joaquín Cordovero, nombre real del artista nacido el 1 de agosto de 1999.
Joaqun Cordovero, nombre real del artista nacido el 1 de agosto de 1999.
 
El cantante argentino de música urbana Seven Kayne, que lidera la segunda camada local de la escena y prepara el lanzamiento de su disco en 2021 con el que espera pegar el salto a la conquista de América Latina, manifestó que creía que uno de los secretos para triunfar es “tener la fuerza de juntarte con la gente que te haga bien”.

“Creo que lo más importante es cómo te rodeás, tu círculo te puede levantar o te puede hundir”, afirmó a Télam Joaquín Cordovero, nombre real del artista nacido el 1 de agosto de 1999, quien comenzó acompañando a su hermano con la guitarra en diversos grupos rockeros hasta que a los 17 se enganchó en las competencias de improvisación en las plazas de zona norte del conurbano bonaerense.

Allí conoció a referentes como Khea y a Midel, y esa amistad lo llevó a trabajar con Omar Varela, creador de Mueva Records, y a lanzar sus primeras canciones: "Si te lastimé" -que obtuvo un amplio reconocimiento-, "Atrapado", "Lento" y "Tres rosas".

En 2019 continuó con el estreno de los sencillos "Buenos aires", "Si no fue así", "A mi manera" y "Una semana", que acumulan millones de reproducciones en YouTube. En ese tiempo abrió shows de artistas internacionales como Daddy Yankee y Ozuna, tocó en el Lollapalooza y también fue convocado a trabajar en México.

En 2020 Seven Kayne editó los temas "Decime", "Deja vu", "Con Otra", "WAVE" y "Eyes on my Ice", y preparó "7 Secretos", el anunciado álbum que lanzará en 2021.

Con más de un millón de seguidores en Instagram, 182 millones de streams en Spotify y más de 125 millones de visualizaciones en su canal oficial de YouTube, el artista ya no es una promesa en ascenso, sino una realidad.

SEVEN KAYNE - CON OTRA

- Télam: ¿Cómo llegaste a cantar?
- Seven Kayne:
Yo era seguidor del freestyle y estaba tratando de mejorar eso en las competencias de plaza. Ahí conocí a Midel, que era uno de los mejores raperos de Zona Norte, de donde soy yo. Era muy fanático y cuando me lo pude cruzar en la plaza intenté compartir tiempo con él hasta que nos hicimos muy amigos. Se formó un grupo que nos juntábamos todos los días a hacer freestyle en la casa y de a poco fue virando eso para el lado de la música. No queríamos tanto batallar sino concretar canciones, y de casualidad resulta que Midel y Arse, otro de los chicos del grupo, habían ido al colegio con una chica que era productora y era la compañera de Omar Varela, Mykka, y los dos eran pilares de lo que sería Mueva Records. Ahí pudimos llevar a un estudio lo que era nuestra música.

- T: Lo conociste a Khea también.
- SK:
Soy de Acassuso y me juntaba en la plaza con Midel, y Khea es amigo de Midel desde el colegio también, entonces estaba ahí en el grupo.

- T: En tu música siempre está presente la guitarra; la lograste meter en la música urbana.
- SK:
La guitarra, mis videos y mi música como suena siempre es pauta mía, viene desde mi cerebro. En el primer año tuve productores, estuve conociendo el ámbito de los estudios pero no me enseñaron mucho. Calculo que no veían el potencial en mí y desde el año pasado me metí en la producción de lleno y me volví un productor. Estoy produciendo toda mi música yo solo a partir de mi compu y la colaboro con otros productores, entonces la inclusión de la guitarra sale de mi alma.

- T: ¿Cuáles fueron tus influencias musicales?
- SK:
Yo no fui muy seguidor de la música argentina ni en habla hispana, diría que hasta hace poco. Desde chico mi familia me llevó por el lado de la música en inglés. Cuando conocí acá el rap y el freestyle recién ahí tuve mis primeros contactos con el hip hop. Empecé a investigar sobre el hip hop de afuera porque entiendo que la cultura viene de allá y ahí empecé a ver en serio dónde nació y de dónde vienen las cosas. Eso nació por ver a los freestylers de acá, gente como Midel, que es la persona más cercana que me marcó, y después dos que para mí son ‘senseis’ que son Ysy A y Duki, que desde que los sigo en las plazas decían en sus entrevistas "escuchen a Travis Scott y Kendrick Lamar”. Mi madre desde muy chico que me mostró todo lo que es rock, desde Pink Floyd hasta Rush. Yo fui a ver a Rush, terminé siendo fanático.

"Lo más importante es estar consciente, reconocer y tener la fuerza para juntarte con la gente que te haga bien"

Seven Kayne

- T: ¿Consultabas a Duki, Khea, Ysy o Midel? ¿Te explicaban todo lo que tenías que saber?
- SK:
Totalmente. Esto me encanta aclararlo, en todo este espacio y todo este tiempo Duki e Ysy fueron ejemplos para seguir, estuvieron mostrando cómo hacerlo. Con Khea estuvimos muy a la par, aprendiendo de 0 a 100, y Midel estuvo siempre unos pasos adelante en esto de la rima y siempre me dio el espacio para que mejore. Pero puedo decir que nada de esto y nada de lo que sé hoy me lo enseñaron, todo lo aprendí. Lo de la producción sí, me senté con amigos productores que me ayudaban a avanzar, pero en cuanto a la composición, el micrófono, la letra y los beats, fue desde mirar el ejemplo, procesar, querer estudiar, seguir aprendiendo más y más hasta llegar a donde llegué hoy, que me siento conforme pero entiendo que tengo mucho más para aprender.

- T: ¿Cómo viviste el riesgo que implica la fama? ¿Cómo evitaste marearte con eso?
- SK:
Creo que lo más importante es estar consciente, reconocer y tener la fuerza para juntarte con la gente que te haga bien. En la plaza fueron mis amigos y el primer año de carrera fue mi familia. Me encerré con mi familia y lo sumé a mi hermano a mi equipo a que me acompañe. Después de todo ese año y ese proceso, de vuelta tuve que reorganizarme y tuve que enfrentarme a sacar a mi hermano para reubicarlo en un lugar para que a los dos nos haga mejor. En 2019, me mudé y me fui con mis amigos porque necesitaba nutrirme, curtirme y estar haciendo música todo el día. Para fin de año cuando se estaba volviendo tóxico ese ambiente, porque estábamos todo el día encerrados, el universo me llevó a mudarme solo. Estar cambiando el ámbito, desintoxicándolo y generando este ambiente sano es lo que me hace que me mantenga equilibrado.
etiquetas