22/12/2020 reporte infografa

Murieron 257 personas por coronavirus en el pas y hubo 8.141 nuevos casos

Con las cifras de este martes ascienden a 42.254 los fallecidos y 1.555.279 los contagiados desde el inicio de la pandemia.

La cartera sanitaria indicó que son 3.399 los internados en unidades de terapia intensiva
La cartera sanitaria indic que son 3.399 los internados en unidades de terapia intensiva

Otras 257 personas murieron y 8.141 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, con lo que suman 42.254 los fallecidos registrados oficialmente a nivel nacional y 1.555.279 los contagiados desde el inicio de la pandemia, informó el Ministerio de Salud.

La cartera sanitaria indicó que son 3.399 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 54,1% en el país y del 58,6% en la Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA).

Un 45,82% (3.731 personas) de los infectados de este martes (8.141) corresponden a la Ciudad y a la Provincia de Buenos Aires.

De los 1.555.279 contagiados, el 88,71% (1.379.726) recibió el alta y 133.299 son casos confirmados activos.

El reporte vespertino consignó que murieron 143 hombres, 83 residentes en la provincia de Buenos Aires; 9 en la Ciudad de Buenos Aires; 1 en Chubut; 9 en Córdoba; 3 en Corrientes; 3 en Entre Ríos; 1 en La Rioja; 12 en Mendoza; 3 en Río Negro; 1 en Santa Cruz; 15 en Santa Fe; y 3 en Tucumán.

También fallecieron 112 mujeres: 66 en Buenos Aires; 8 en la Ciudad de Buenos Aires; 1 en Córdoba; 4 en Entre Ríos; 2 en La Rioja; 6 en Mendoza; 1 en Río Negro; 22 en Santa Fe; y 2 en Tucumán.

El Ministerio indicó que dos personas residentes en la provincia de Buenos Aires fueron registradas sin datos de sexo.

Este martes se registraron en la provincia de Buenos Aires 3.019 casos; en la Ciudad de Buenos Aires, 712; en Catamarca, 37; en Chaco, 191; en Chubut, 409; en Corrientes, 143; en Córdoba, 494; en Entre Ríos, 140; en Formosa, 7; en Jujuy, 3; en La Pampa, 247; en La Rioja, 9; en Mendoza, 138; en Misiones, 24; en Neuquén, 327; en Río Negro, 396; en Salta, 45; en San Juan, 153; en San Luis, 13; en Santa Cruz, 312; en Santa Fe, 1.180; en Tierra del Fuego, 51; y en Tucumán 134.

Santiago del Estero tuvo números negativos (-46) porque reclasificó casos a otras jurisdicciones.

En las últimas 24 horas fueron realizados 37.688 testeos y desde el inicio del brote se realizaron 4.558.637 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 100.461 muestras por millón de habitantes.

El total de acumulados por distrito indica que la provincia de Buenos Aires suma 657.205 casos; la Ciudad de Buenos Aires, 167.288; Catamarca, 2.399; Chaco, 23.212; Chubut, 28.905.; Corrientes, 10.853; Córdoba 123.310; Entre Ríos, 27.143; Formosa, 210; Jujuy, 18.485; La Pampa, 8.679; La Rioja, 9.023; Mendoza, 59.189; Misiones, 888; Neuquén, 38.643; Río Negro, 36.293; Salta, 22.016; San Juan, 10.665; San Luis, 15.941; Santa Cruz, 21.155; Santa Fe, 168.672; Santiago del Estero, 16.830; Tierra del Fuego, 18.254; y Tucumán, 70.017.

Se incluyen 17 casos existentes en las Islas Malvinas según información de prensa (debido a la ocupación ilegal del Reino Unido, Gran Bretaña e Irlanda del Norte no es posible contar con información propia sobre el impacto del COVID -19 en esa parte del territorio argentino).



En este contexto, el presidente Alberto Fernández reiteró  que "el riesgo por el coronavirus no ha terminado" y pidió ser "cautelosos y seguir cuidándonos" ya que "la pandemia ha vuelto a florecer en Europa y con otras características".

"Tenemos que estar preparados para afrontar lo que se viene", dijo el primer mandatario al encabezar un acto en Concordia.

El Presidente agregó que al comienzo de la pandemia se "presagiaban las peores cosas" y destacó que su Gobierno fue "capaz de levantar un sistema de salud y de llegar con asistencia a quienes lo necesitaban" a través del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y la Tarjeta Alimentar para "minimizar todo el daño" que pudieron haber sufrido los sectores más vulnerables del entramado social y laboral del país.

"Pusimos de pie un sistema de salud que estaba colapsado por el olvido del Estado. Si fuimos capaces de todo eso cómo no vamos a ser capaces de hacer la Argentina que nos merecemos", agregó Fernández al encabezar el acto de apertura de ofertas en la licitación para la construcción y readecuación del aeropuerto Comodoro Pierrestegui de Concordia que es financiado a través de un crédito del BID (Banco Interamericano de Desarrollo).

Por otra parte, el Gobierno abrió un canal de diálogo con la empresa Pfizer para estudiar alternativas que permitan retomar el preacuerdo por la vacuna Covid-19 desarrollada por el consorcio Pfizer-BioNTech, dijeron fuentes oficiales.

El primer contacto con ese objetivo se produjo el lunes en la Casa Rosada, donde la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, se entrevistó a lo largo de una hora con varios representantes de la compañía farmacéutica de origen estadounidense.

Las chances de acordar con Pfizer están atadas al estudio de alguna solución intermedia en materia legal, ya que la empresa transmitió objeciones con el contenido de la ley de vacunas 27573, aprobada a fines de octubre en el Congreso.

En tanto, el avión de Aerolíneas Argentinas que traerá al país las primeras 300.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V partió a las 19:30 del aeropuerto internacional de Ezeiza y regresará el jueves, en el marco de un operativo desplegado por el Gobierno nacional para el inicio de la vacunación contra el coronavirus, informaron fuentes de la empresa.

El periplo durará en total unas 40 horas, incluidas las cuatro durante las cuales el avión permanecerá en el aeropuerto de Moscú, mientras se realiza la carga de las dosis, indicaron fuentes de Aerolíneas Argentinas.

"Las 300 mil dosis vendrán en la bodega del avión, en unos separajes que se llaman 'termobox', fabricados por DHL que mantienen la temperatura en 18 grados bajo cero, que es la que necesita la vacuna", explicaron los portavoces.



Panorama mundial

En el plano global, varios países extremaban las medidas para contener sus brotes de coronavirus de cara a las fiestas o impedir la llegada de la nueva variante de transmisión más rápida descubierta en el Reino Unido, mientras que Estados Unidos superó los 18 millones de casos y las 320.000 muertes.

El país más afectado por la pandemia acumulaba esta tarde 18.101.653 casos de coronavirus en medio de su tercer y peor pico de contagios desde el inicio de la pandemia y de temores a que la situación se agrave por las fiestas, mientras que la cantidad de decesos trepaba a 320.864, según el registro en línea de la Universidad Johns Hopkins, de Baltimore.

Mientras tanto, la pandemia sigue castigando a varios países de Europa, lo que motivó que el papa Francisco no pueda pronunciar este año sus tradicionales bendiciones navideñas y de Año Nuevo desde el balcón central de la Basílica de San Pedro, sino que se dirigirá a los fieles de todo el mundo desde dentro del Vaticano, con televisación por streaming.

En América latina, donde la pandemia volvió a cobrar fuerza y de a poco va empujando a los Gobiernos a decidir más confinamientos, sobresalió el anuncio del estado de San Pablo, el más afectado por la Covid-19 en Brasil, sobre un regreso a las restricciones severas que permitirá apenas servicios esenciales durante Navidad y Año Nuevo para evitar fiestas y aglomeraciones.

México, que con más de 118.000 muertes marcha cuarto en la escala de los países más afectados en ese rubro, incluso muy por delante de los europeos, recibirá este miércoles un primer lote de vacunas del dúo farmacéutico estadounidense-alemán Pfizer/BioNTech, anunció el canciller, Marcelo Ebrard.