20/12/2020 GUERRA DE MALVINAS

Edgardo Esteban iniciar acciones legales para recuperar su cdula militar

En julio el documento fue subastado en la conocida plataforma Ebay por eso el titular del Museo Malvinas promoverá el proceso invocando la violación del Convenio de Ginebra relativo a los prisioneros de conflictos bélicos.

Por Fernando Ramrez

Edgardo Esteban, ex veterano de Malvinas y titular del museo que recuerda el conflicto.
Edgardo Esteban, ex veterano de Malvinas y titular del museo que recuerda el conflicto.

El veterano de guerra y titular del Museo Malvinas, Edgardo Esteban, iniciará una acción criminal en Londres contra los tenedores ilegales de su cédula militar de soldado de la Guerra de Malvinas, subastada en julio en la conocida plataforma Ebay, basada en la violación del Convenio de Ginebra relativo a los prisioneros de conflictos bélicos y en el Identity Documents Act 2010.

El anuncio lo hizo este domingo desde Londres el abogado de Esteban, Federico Cincotta, del estudio Cincotta International Advisory Firm, quien formuló un llamado a "cumplir con las normas internacionales del derecho humanitario y devolver el documento a Esteban", periodista y escritor.

Cincotta, en comunicación telefónica con Télam, dijo que de no obtener una respuesta "en breve" se iniciarán acciones legales para que retornen la cédula militar a Esteban -autor del libro y el texto de la película "Iluminados por el fuego"-, y advirtió que ese delito es castigado "severamente" en el Reino Unido.

Esteban dijo a esta agencia: "Ratifico mi deseo de recuperar mi cédula de soldado por una cuestión humanitaria y porque es mi derecho, no se puede mercantilizar un documento, un bien que es mío y que forma parte de mi historia".

Añadió que esperó "un tiempo prudencial hasta ahora y no hubo respuestas" por lo que iniciará el "proceso legal y esperamos que termine lo más pronto posible".

Esteban señaló que mantiene al tanto de esa acciones legales al ministro de Cultura, Tristán Bauer, del que depende el Museo Malvinas y quien fue el director de "Iluminados por el fuego"; la Cancillería, la Secretaría de Derechos Humanos -se entrevistó con Horacio Pietragalla- y el embajador en Londres, Javier Figueroa.

"El documento de Esteban fue retenido indebidamente cuando fue tomado prisionero y llevado al Canberra, en junio de 1982, y el 16 de julio pasado fue vendido, en una operación de remate, el lote 737, por 750 libras", dijo Cincotta.

"Ratifico mi deseo de recuperar mi cédula de soldado por una cuestión humanitaria y porque es mi derecho, no se puede mercantilizar un documento, un bien que es mío y que forma parte de mi historia".



Señaló que "el supuesto comprador está identificado como Harry Pitt69, el nombre con el que adquirió la cédula de Esteban y además una cámara de fotos y fotos, también retenidas" cuando su cliente fue tomado prisionero.

La cédula militar que fue subastada en una plataforma de comercio electrónico.
La cdula militar que fue subastada en una plataforma de comercio electrnico.


"Le envié un mail por la plataforma de Ebay a Harry Pitt69, pero obviamente no sabemos si es un nombre trucho o no, pero le digo que poseer el documentos y haber puesto en venta el documento de Edgardo es un delito. Al momento se otorga la oportunidad de resolver esta cuestión fuera de la corte pero no dudamos en ir a la corte en breve de ser necesario", precisó.

Cincotta manifestó que ese plazo de intimación venció el 16 de diciembre y él no contestó, aunque ahora se sabe que lo habría comprado en una casa de remates en Londres el 16 de julio pasado, bajo el título "Collection Atlantic South Medal".

"Lo bueno -resumió- es que ya tenemos algo concreto que es la dirección y el mail y no es el caso de Harry Pitt69, que puede ser un seudónimo, y les escribí y señalé que dentro del lote comprado estaba el documento de mi cliente, que es ex combatiente de Malvinas llevado como prisionero de guerra al Canberra, en 1982, donde se le hizo una requisa y se le retuvo el documento en forma indebida".

El abogado dijo que le comunicó a la casa de remates el 14 de diciembre que iniciará acciones legales y acompañó notas periodísticas sobre la venta del documento, entre ellas la de Télam, que dio al conocer el caso.

"Expliqué que estoy seguro que saben que la ley inglesa Geneva Convention Act incorpora la Convención de Ginebra relativo al tratamiento de los prisioneros de guerra, que indica que no se le puede sacar el documento a los prisioneros e, incluso si no tienen, debe dárseles uno", apuntó.

"Lo que hicieron los ingleses está en contra de la Convención de modo que el documento retenido fue en violación a las normas del derecho internacional humanitario y ese delito es una ofensa criminal", insistió.

Cincotta advirtió que en el Reino Unido existe otra ley por la que el comprador o vendedor "debería saber o haber sabido que los documentos fueron retenidos en forma impropia, porque es un documento obtenido en la guerra de Malvinas, que es un hecho público".