15/12/2020 Coronavirus

La Ciudad de Buenos Aires quebró “la tendencia hacia el descenso” de los casos

Durante la conferencia de prensa en que realiza el reporte sobre la situación del coronavirus en la Ciudad, el ministro de Salud Fernán Quirós señaló que el objetivo de la reunión es ver de que manera "hacer más pequeño el rebrote para que podamos llegar con mas vacunación".

"Nos hemos estabilizado en los 300 casos diarios de promedio", dijo Quirós
"Nos hemos estabilizado en los 300 casos diarios de promedio", dijo Quirós

La Ciudad de Buenos Aires quebró “la tendencia hacia el descenso” de casos de coronavirus en los últimos días y la cifra de contagios diarios se estabilizó en un promedio de 300, informó este martes por la mañana el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós quien aseguró que el mayor esfuerzo está puesto en evitar un rebrote de la pandemia.

"La estabilización es un cambio de tendencia, nosotros veníamos descendiendo en los casos, de manera que por supuesto que estamos observando esa estabilización y por supuesto que estamos ocupados en tomar las medidas para seguir descendiendo", dijo Quirós.

Y explicó que "en la Ciudad de Buenos Aires no ha habido un aumento de casos, lo que ha habido es una estabilización de la media móvil de 300 casos promedio por día".

La línea media móvil es una medición diaria de casos que toma el promedio de los últimos siete días para tener un reflejo más cercano a la situación de la pandemia, ya que la cantidad de testeos y la carga de datos suelen disminuir los fines de semana.

“El ciudadano porteño ha tenido un comportamiento enorme en un año difícil. Es importante que la ciudadanía reciba de los funcionarios a cargo la información transparente y cómo nos vamos a cuidar”, explicó.

En ese sentido, Quirós explicó que este freno en el descenso ocurre porque la "ciudadanía está muy cansada, muy golpeada y, por el otro, hay una sensación de que esto ya está terminado".

Al ser consultado sobre cómo influyeron las concentraciones de personas tanto en el velorio de Diego Maradona o en el Congreso, por el debate sobre la ley de interrupción voluntaria del embarazo, Quirós resaltó que en "manifestaciones previas se veía más cuidado y en estas últimas se ha ido perdiendo".

"Nos hemos estabilizado en los 300 casos diarios de promedio, hemos tenido días de 200 y días de 400, pero el promedio es de 300 y esa es la situación epidemiológica actual", señaló el ministro porteño y enfatizó que "340 o 250 casos por día no hace una diferencia significativa" ya que "en las últimas tres semanas hay cierta estabilización que se ve con claridad".

En ese punto aclaró que la tasa de positividad, que se encuentra en el 11,8%, "sigue descendiendo semana a semana, y eso tiene que ver con la intensificación de testeos".

Sobre los aumentos de los contagios, si bien aclaró que no son significativos, aseguró que de acuerdo a lo que les están mostrando las "investigaciones epidemiológicas", las reuniones sociales en lugares cerrados "son una causa importante de casos".

"Seguimos identificando muchos casos en los últimos días que han sido producto de reuniones familiares, festejos, cumpleaños, encuentros de amistades, o de trabajo en lugares cerrados", agregó.

Lautaro de Vedia, infectólogo del porteño Hospital Muñiz, afirmó a Télam que “estamos muy relajados”, aunque resaltó que “es muy comprensible en virtud de todo lo que hemos pasado. El virus está, no nos relajemos”, pidió el especialista.

“Con respecto a las fiestas no estoy preocupado, es buenos juntarnos, pero hay que mantener el distanciamiento y los ambientes ventilados”, aseguró.

En relación a una posible segunda ola, afirmó: "Tiendo a pensar que no, pero no lo puedo asegurar. Hay mucha gente con inmunidad, estamos en una temporada de verano y es más difícil contagiarse”, aunque resaltó que “depende de nosotros”.

Por su parte, Javier Farina, jefe del servicio de Infectología del Hospital Cuenca Alta, de la ciudad de Cañuelas, apuntó que “a nivel país veníamos con una tendencia hacia el descenso en las últimas cuatro semanas, pero en la última se frenó” la caída.

La razón -explicó- se debe a que “se han abierto múltiples actividades, y eso significa mucha mayor cantidad de casos”, aunque “las altas temperaturas y las medidas de prevención ayudan” a mitigar la propagación del coronavirus.

Sin embargo, manifestó que “hay que mejorar la comunicación y decir que la Covid sigue ahí, que hay que cuidar a los familiares y que no ha terminado la pandemia”.

“En las fiestas se va a incrementar el riesgo porque se van a juntar no convivientes en lugares cerrados”, dijo, y recomendó que “aquellos que se van a reunir con familiares pertenecientes a grupos de riesgo no realicen actividades que impliquen" un peligro de contagio.

Añadió que “sería poco probable que no nos pase una segunda ola”, pero “tenemos chances” de estar mejor posicionados “por la llegada de la vacuna”.

En tanto, fuentes del Ministerio de Salud porteño aseguraron a esta agencia que “en principio no tenemos ascenso de casos; lo que sí estamos viendo en la Ciudad hace 10 días es que frenamos el descenso sostenido y paulatino que veníamos registrando desde septiembre, y ahora nos estabilizamos”.

"Por eso, y fundamentalmente porque se acercan las fiestas y las vacaciones, estamos reforzando el mensaje sobre los cuidados. Y en esa misma tónica fue la reunión de este martes en la Casa Rosada y la posterior conferencia de prensa”, señalaron.

Esta mañana Quirós se reunió con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto a sus pares nacional, Ginés González García, y bonaerense, Daniel Gollan.

Con respecto a las fiestas, desde el Gobierno porteño sostuvieron que están “reforzando el pedido para sostener los cuidados que permitan mitigar y demorar el rebrote que tenemos por delante. Y esos cuidados, básicamente, son el uso de tapabocas, el distanciamiento social y llevar al espacio abierto la mayor cantidad de encuentros posibles”.