11/12/2020 muerte de Maradona

Peritan los telfonos de los mdicos y aceptan como querellantes a Dalma, Gianinna y a una hermana de Diego

Los celulares secuestrados a los médicos comenzaron a ser peritados y uno de los defensores aseguró que “hubo un clínico” que revisó al exfutbolista durante su internación domiciliaria.

Los teléfonos a peritar son tres iPhone, uno de Luque y dos de Cosachov.
Los telfonos a peritar son tres iPhone, uno de Luque y dos de Cosachov.

Los cuatro teléfonos celulares secuestrados a los dos médicos investigados por la muerte de Diego Armando Maradona comenzaron a ser peritados, mientras que las hijas Dalma y Gianinna, y una hermana del "10" representada por Matías Morla, abogado y apoderado del fallecido exfutbolista, fueron aceptadas como particulares damnificadas, informaron fuentes judiciales.


Peritajes

El peritaje se inició pasadas las 9 en la sede de la Fiscalía General de San Isidro, ubicada en la calle Acassuso 476, el búnker elegido por los tres fiscales que firman y llevan adelante el expediente, Laura Capra, Patricio Ferrari y Cosme Iribarren.

Los teléfonos a peritar son tres iPhone -uno del médico Leopoldo Luque y dos de la psiquiatra Agustina Cosachov-, y un smartphone de otra marca perteneciente a la mujer del neurocirujano, que fueron entregados de manera voluntaria -e incluso aportando sus claves-, por los dos profesionales investigados como posibles autores de un "homicidio culposo".

De estos teléfonos, los fiscales pretenden acceder a todo tipo de comunicación referida a la atención médica de Maradona y a lo que sucedió en las horas previas, concomitantes y posteriores al momento de su muerte.

La herramienta tecnológica que tienen en la Fiscalía General de San Isidro es el UFED (Dispositivo Universal de Extracción Forense, según sus siglas en inglés), un aparato que permite extraer de un celular, una tablet o cualquier otro dispositivo toda la información almacenada de la memoria o de las tarjetas SIM para su análisis forense.

En un trabajo que tardará varios días, los fiscales analizarán las comunicaciones y mensajes en función del interés de la causa, que está orientada a poder determinar si Luque y Cosachov eran los responsables de la salud de Maradona en la internación domiciliaria que se montó en el country de Tigre donde falleció.


La causa

A la fiscalía llegaron más temprano el defensor del médico Luque, Julio Rivas; el de la psiquiatra Cosachov, Vadim Mischanchuk; y el abogado Mario Baudry, representante del hijo menor del "10", quien es particular damnificado en el expediente.
Mario Baudry
Mario Baudry

Al hablar de lo que por el momento se observa plasmado en la causa, Baudry cargó contra el neurocirujano Leopoldo Luque, al asegurar que dos clínicas consideraron que "no era necesario" someter a Maradona a una cirugía por el hematoma subdural que presentaba en el cráneo, ya que podía solucionarse con "medicamentos" y que además él no fue el profesional que lo operó.

"En (la clínica platense) Ipensa no estaban de acuerdo en operarlo y por eso lo traen a (la clínica) Olivos. En Olivos no lo opera la gente de la clínica porque tampoco estaba de acuerdo, lo opera otro personal médico. Y cuando quieren llevarlo (tras la intervención), la clínica dice que no, entonces Luque firma con la psiquiatra y dos hijas", dijo al canal TN.

Baudry recordó que Luque "en todas las declaraciones periodísticas dice que es el médico a cargo y en las redes sociales le agradece a Diego estar a cargo de su salud, pero después, en los hechos, en la operación, no lo operó".

"Entró diciendo que lo operaba él y salió diciendo que lo operó, pero cuando vemos el parte quirúrgico nos enteramos que no", resaltó.

Por su parte, Mischanchuk defendió a su clienta Cosachov al afirmar ante la prensa que la medicación que le prescribía a Maradona "no podía causarle la muerte a ninguna persona", que la salud del DT de Gimnasia "estaba controlada por un grupo de médicos" y que "hubo un clínico" que visitó en alguna oportunidad al exjugador en la casa del country San Andrés de Tigre donde falleció.

"Ese clínico indicó algo y veremos si se cumplió. Si dijo que volvía, cuándo volvía y veremos si volvió, si el paciente lo quiso recibir o no", agregó el defensor de la psiquiatra.

Sobre el peritaje, el abogado recordó que su clienta aportó de manera voluntaria sus dos teléfonos y las claves "para que la fiscalía pueda hacer lo más rápido posible su trabajo y se esclarezca el hecho".

"Desde el punto de vista de la defensa, va a quedar acreditado el contacto permanente que había de la psiquiatra, el grupo de enfermería, algunos familiares y algunos allegados del señor Diego Maradona", agregó.


Dos nuevas querellas

En tanto, el expediente sumó dos nuevas querellas que tendrán acceso a la causa, podrán pedir medidas y controlar la prueba que se produzca.

Por un lado, el juez de Garantías 2 de San Isidro, Orlando Díaz, aceptó el pedido que habían formulado Dalma (33) y Gianinna Maradona (31) para ser particulares damnificadas.

Las hijas que el "10" tuvo con Claudia Villafañe estarán con el patrocinio del abogado Federico Guntin, miembro del estudio "NBF" y quien las representará junto a sus socios Nicolás Noro Villagra, Sebastián Baglietto, Rodolfo Feito y Lucas Amado.

Pero además, la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro aceptó hoy como particular damnificada en la causa a una de las hermanas del excapitán de la selección campeona del mundo en México 86, Rita Mabel "Kity" Maradona (67), quien está representada por Matías Morla, quien era el apoderado y abogado del "10" al momento de su muerte.

Morla tiene desde hace años con Dalma y Gianinna un enfrentamiento que ahora podría replicarse en el expediente que investiga la muerte del exjugador de Argentinos, Boca, Barcelona y Nápoli.