29/11/2020 Brasil

Cerraron los centros de votacin del balotaje de las municipales brasileas

Unos 38 millones de brasileños estuvieron convocados a participar de la segunda vuelta en 57 municipios, entre ellos capitales estaduales como San Pablo, Río de Janeiro, Porto Alegre, Recife, Fortaleza, Belém y Vitória.

Por Corresponsal

La justicia electoral obligaba a los votantes a ir con barbijo a los centros de votación
La justicia electoral obligaba a los votantes a ir con barbijo a los centros de votacin

Los centros de votación para la segunda vuelta de las elecciones muncipales de Brasil en 57 municipios cerraron a las 17 (misma hora en la Argentina ) y se estimaba que los resultados consolidados estarían disponbiles al menos cuatro horas después.

Con el foco en San Pablo y Río de Janeiro, la encuestadora Ibope informó que no habrá encuestas a boca de urna.

Escrutado apenas 0,95% de los votos, en San Pablo el intendente Bruno Covas, favorito en las encuestas, comenzó venciendo con 73,82% contra 26,18% del izquierdista Guilherme Boulos.

En Brasil rige el sistema de urna electrónica desde 1996.

La jornada electoral se desarrolló en ciudades con más de 200.000 habitantes en las cuales el 15 de noviembre ningún candidato superó el 50% de los sufragios, y que resultaron una amplia derrota, por ejemplo, para los candidatos bolsonaristas que proclamaban la antipolítica y el ultraderechismo.

Unos 38 millones de brasileos votan para elegir intendentes en el segundo turno de 57 ciudades


La justicia electoral obliga a los votantes a ir con barbijo a los centros de votación.

Una de los primeras personas en emitir el voto en su colegio fue el expresidente Michel Temer, quien forma parte de la alianza de Covas en San Pablo,

En Río de Janeiro, el bolsonarismo perdería la intendencia ya que según las encuestas el actual alcalde, Marcelo Crivella, pastor evangelista de la Iglesia Universal, caería por 70% a 30% ante el exintendente Eduardo Paes, del derechista Demócratas.

Paes era del Movimiento de la Democracia Brasileña de los detenidos exgobernadores de Río Sergio Cabral y Luiz Pezao y luego de los escándalos de corrupción volvió con uno de los partidos estrella de esta elección, Demócratas, que busca posicionar al animador de la TV Globo y magnate Luciano Huck como su candidato presidencial en 2022.

En Recife, capital del estado nordestino de Pernambuco, el pleito es entre primos, descendientes del exgobernador y luchador por los derechos humanos Miguel Arraes.

Son Joao Campos, hijo del fallecido excandidato presidencial Eduardo Campos, del Partido Socialista Brasileño (PSB), y Marilia Arraes, del PT.

Ambos llegaron en empate técnico en los sondeos, en medio de una campaña en la cual hubo golpes bajos y salieron al sol trapitos de las familias de centroizquierda que dominan la política en Pernambuco.

En Fortaleza, José Sarto, del PDT de Ciro Gomes y apoyado por el PT, tenía 60% de intención de voto contra 40% del excapitán de la policía Wagner Sousa, un derechista que reivindicaba a Bolsonaro pero que abandonó la última semana el uso de la imagen del mandatario para intentar revertir el alto rechazo que la imagen presidencial genera en la capital de Ceará.

En Porto Alegre, el bolsonarismo se movió para que sus votantes apoyaran a Sebastiao Mello, del centroderechista MDB, favorito, contra Manuela Dávila, del Partido Comunista do Brasil (PCdoB).

La izquierda realizó una experiencia inédita en Belém, capital del estado amazónico de Pará, donde Edmilson Rodrigues, del PSOL y toda la alianza de izquierda y centroizquierda, disputan contra el derechista comisario Everaldo Eguchi, del partido Patriotas, allegado al bolsonarismo.