25/11/2020 El dolo en la pantalla

Maradona, el de verdad o el de ficcin, en el cine y la televisin

Apareció por primera vez en el cine como él mismo junto a Luis Sandrini en 1980. Más tarde hubo documentales, un homenaje cinéfilo, y finalmente una miniserie todavía no estrenada.

Por Claudio D. Minghetti

Con Sandrini, dirigido por Palito Ortega.
Con Sandrini, dirigido por Palito Ortega.

"Es un fenómeno, nació para ser estrella, si lo vendemos nos queman el club o lo que nos queda del club", decía Luis Sandrini, a los 36 minutos de proyección de "Qué linda es mi familia" (1980), la comedia que como su nombre indica "familiar" que dirigió Palito Ortega, en la que hizo su primera actuación cinematográfica Diego Armando Maradona, cuando rozaba los 20 años.

Sandrini que encabezaba el elenco interpretaba al presidente de un pequeño club de fútbol, en el que Maradona jugaba con el número 10 estampado en una camiseta roja (como la de Argentinos Juniors) y que era la joya del equipo observada por los buscadores de potenciales estrellas, aunque a esa altura el Diego ya lo era en la vida real.

Con Porcel, en "Te rompo el rating".
Con Porcel, en "Te rompo el rating".

Su segunda aparición fue en "Te rompo el rating" (1981), de Hugo Sofovich, en la que Jorge Porcel, un torpe conductor televisivo en el filme siempre acompañado por Moria Casán, interrumpe una jugada suya en pleno partido, haciéndole perder un gol.

El futbolista también fue protagonista de "El día que Maradona conoció a Gardel" (1996), una fallida ficción de Rodolfo Pagliere, con el mismo Maradona y Alejandro Dolina, y tema del documental "Amando a Maradona" (2005), de Javier Vázquez, que abordó su paso por Cuba.

Fue excusa argumental de "El camino de San Diego" (2006), de Carlos Sorín, que cuenta la historia de un un joven misionero que, hundido en la pobreza, viaja a Buenos Aires para entregar a su ídolo internado una talla en madera, y con otras para vender y sobrevivir, un periplo que tendrá muchas sorpresas, idas y venidas.

Finalmente se conoció "Maradona: La mano de dios" (2007), del cineasta italiano Marco Risi (hijo del legendario Dino Risi), que tuvo como figuras centrales a Marco Leonardo y Julieta Díaz como Diego y Claudia Villafañe, en su estancia en Nápoles, y de trama simplemente oportunista, pasó desapercibida.

Mucho después, en 2008 el cineasta serbio Emir Kusturica, dirigió "Maradona por Kusturica" (pronunciese Kusturixa) de hora y media de duración, basado en su vida, que se propuso explicar lo que el futbolista, a través de entrevistas y apuntes del mismo director, representaba para el mundo así como el hombre que estaba más allá de esa representación mediática.

Maradona por Kusturica

Se exhibió fuera de concurso en la Selección oficial de Cannes, adonde estuvo Maradona para apoyar a su amigo cineasta, fueron aplaudidos los goles en la pantalla, y donde confesó que su actriz preferida era Julia Roberts.

Mano a mano con Kusturica.
Mano a mano con Kusturica.

"La vida es una tómbola... de noche y de día... la vida es una tómbola y arriba y arriba... Si yo fuera Maradona viviría con él... mil cohetes... mil amigos y lo que venga a mil por cien..." dice el tema de Manu Chao que en el final de la película el cantante le dedica al futbolista en una calle mientras en la pantalla comienza a verse el jugador cuando niño hace piruetas que sólo él sabía hacer.

Cuando en 2014 el director italiano -y napolitano- Paolo Sorrentino ganó el Oscar de Hollywood por su maravillosa película "La grande bellezza", sorprendió a los presentes y al mundo al dedicarle el premio a Diego Armando Maradona.

Luego confesaría que "Aparte de todas las cosas que he dicho antes sobre Maradona, involuntariamente me salvó la vida. Perdí a mis padres cuando tenía 16 años, a causa de un accidente con el sistema de calefacción en una casa en las montañas donde siempre solía ir con ellos. Ese fin de semana, no fui porque quería ir a ver a Maradona y al Napoli jugar un partido en Empoli, y eso me salvó la vida.”

Roly Serrano en "Juventud", de Sorrrentino.
Roly Serrano en "Juventud", de Sorrrentino.

 En "Juventud", que el mismo Sorrentino estrenó en 2015, la historia de un director de orquesta retirado que está de vacaciones con su hija y su mejor amigo director de cine en los Alpes cuando recibe una invitación de la reina Isabel II para actuar en el cumpleaños del príncipe Felipe, excusa que deviene reflexión acerca de la juventud y la vejez, la vida y la muerte, la figura de Maradona aparece en ese lugar de descanso encarnada por el actor argentino Rolly Serrano.

Será dentro de una pileta de natación donde Michael Caine y Harvey Keitel hablan de las ventajas de ser zurdo y al darse vuelta ven que tiene en su espalda tatuada la imagen de Carlos Marx.

Más tarde ese obeso sudamericano sin nombre, aparece shooteando con precisión, pelotitas de tenis sobre un campo de juego naranja que no se sabe de dónde provienen.

En otro momento una masajista, que trabaja duro con su cuerpo por completo fuera de línea, le pregunta "En qué pensás?", y él con cara de (alguna manera reflexiva y nostálgica por lo que ya fue y lo que no será) le contesta "En el futuro".


Este año Sorrentino anuncio el rodaje de "Fue la mano de Dios" ("È stata la mano di Dio"), que muchos confundieron con aquel suceso que tuvo lugar en el mundial en el que el jugador con una maniobra más rápida que la vista al mejor estilo René Lavand, dio impulso al gol que permitió el triunfo de la selección albiceleste frente a la escuadra británica en el mundial de 1986, en el estadio Azteca de la Ciudad de México.

El proyecto de Sorrentino del cual todavía no se comentó su argumento por un contrato de confidencialidad con la productora Netflix, seguramente tenga que ver con aquel hecho que relaciona estrecha y sentimentalmente a Sorrentino con la estrella del balompié que hoy despedimos todos.

Diego Maradona

En 2019 el Festival de Cannes anunció la presentación, en la Selección Oficial, del documental "Diego Maradona", del cineasta británico Asif Kapadia, recordado por anteriores trabajos, como él dedicado al piloto de carreras Ayrton Senna y Amy Winehouse, abocado particularmente a su paso por el Napoli, no obstante muy discutido por su parcialidad y por algunos apuntes que muchos aseguran no estaban a la altura de una figura de semejante magnitud.

Ese mismo año se conoció "Maradona in Mexico", de Netflix, una serie en siete episodios centrada en su etapa como entrenador de los Dorados de Sinaloa en la temporada 2018-19.


Maradona in Mxico

Desde 2018 se viene trabajando en una miniserie para la plataforma Amazon Prime Video titulada "Maradona. Sueño bendito", con Juan Palomino (Maradona adulto), Nazareno Casero (joven) y Nicolás Goldschmidt (niño).

Según la producción, "la serie sigue la vida del famoso exfutbolista argentino Diego Armando Maradona, en diferentes etapas de su vida, comenzando por los inicios de su carrera en Villa Fiorito y Argentinos Juniors. Seguidamente, narrará su etapa de gloria con la Selección Argentina en la Copa Mundial de México 1986 y en su paso por el Napoli de Italia. Luego la historia se centrará en su tormentosa etapa adulta, contando su homenaje en La Bombonera en 2001, su versión como entrenador en la Copa Mundial de Sudáfrica 2010 y sus escándalos mediáticos".

Los tres Maradona según Amazon: Nicolás Goldschmidt (niño), Nazareno Casero (joven) y Juan Palomino (adulto).
Los tres Maradona segn Amazon: Nicols Goldschmidt (nio), Nazareno Casero (joven) y Juan Palomino (adulto).

El resto del elenco incluye a Laura Esquivel y Julieta Cardinali (Claudia Villafañe joven y adulta respectivamente), Mercedes Morán (Doña Tota adulta), Peter Lanzani (Jorge Cyterszpiler), Leonardo Sbaraglia (Guillermo Coppola), Pepe Monje (Don Diego adulto), Nicolás Furtado (Daniel Passarella), Marcelo Mazzarello (Carlos Bilardo) y Darío Grandinetti (César Luis Menotti).

A raíz de la pandemia el estreno del producto terminado se frenó y se postergó (debió haber coincidido con el último 30 de octubre, el 60 cumpleaños de Maradona) y se anuncia para el 2021.

La cosa es que a fin de cuentas Maradona supera todo lo que pueda mostrarse o decirse a propósito de él en el cine o la televisión, ya entra en la categoría de ídolo, de icono y hasta de leyenda. Eso es para pocos.