24/11/2020 Ciudad de Buenos Aires

En su informe ante Legislatura, Felipe Miguel retom el reclamo porteo por la baja de la transferencia de Nacin

"Estimamos que este año la pérdida de ingresos de la Ciudad va a ser de $72 mil millones. Y, si a eso le sumamos la quita de la coparticipación, la pérdida anual podría ser de $85 mil millones", dijo el jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires.


El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, retomó hoy, durante su informe en la Legislatura, el reclamo por la baja de la coparticipación que percibía la Ciudad y sostuvo que la medida obligó a la confección de un Presupuesto 2021 “de contingencia”, con un impuesto a las tarjetas de crédito, mientras que desde el arco opositor criticaron el “ajuste brutal” que traerá el nuevo tributo.

“De los 50 días hábiles que transcurrieron desde que se comenzó a aplicar el decreto de la quita de coparticipación del Ejecutivo nacional, la Ciudad dejó de recibir $8.786 millones de pesos. Para todo el 2020, el recorte va representar una pérdida de $13 mil millones de pesos”, señalo el funcionario en referencia al decreto presidencial que determinó una baja del coeficiente de fondos que recibía el distrito.

El jefe de Gabinete consideró también que la Ciudad afrontó en 2020 un "triple desafío" en cuanto a recursos, ya que debió "destinar más a las áreas esenciales en la pandemia", enfrentar la "baja de la recaudación" y "hacer frente al recorte inconstitucional de la coparticipación".

Por ello, el funcionario instó a todos los legisladores porteños, diputados y senadores nacionales por la Ciudad a “defender los intereses de los vecinos, más allá de sus procedencias políticas”.

Al respecto, el jefe del bloque del FdT, Claudio Ferreño, salió al cruce de las afirmaciones del jefe de Gabinete con una “corrección” a los dichos del funcionario, al señalar como una equivocación el momento en que “habló de la coparticipación".

"Esto no es de la coparticipación, sino que es un acuerdo entre Nación y Ciudad en la transferencia extraordinaria de recursos”, precisó Ferreño.

En la misma línea, la diputada María Rosa Muiños observó que “esa transferencia extraordinaria de recursos que se dio cuando Mauricio Macri era presidente de la Nación y no solo involucró ese porcentaje que le correspondía y le corresponde a la Nación, sino que eso fue acompañado de un financiamiento enorme de obras y predios”.


Miguel insistió en que la disminución de las partidas giradas por la Nación derivó en la presentación de un proyecto de Presupuesto 2021 en la Legislatura "de contingencia" que "va a implicar una fuerte reducción del gasto público, suspensión de obras, revisión de grandes contratos y algunas medidas transitorias".

Entre esas acciones, figura la disposición del Gobierno porteño para el 2021 para la aplicación del impuesto a los Sellos a las operaciones con las tarjetas de crédito, que implicará una suba del 1,2% en el gasto de las compras que se efectúen con ese medio de pago.

"Este gravamen es un ajuste brutal que va afectar a los que menos tienen y a empeorar la condición de nuestros vecinos y nuestras vecinas", evaluó el diputado del Frente de Todos Leandro Santoro.

Para el legislador Gabriel Solano, del Frente de Izquierda, “el nuevo impuesto es un golpe a los consumidores y tendrá consecuencias inflacionarias” y agregó que “es por completo regresivo, pues recae por igual en personas con capacidades económicas distintas”.

En otro tramo de su informe, Miguel aseguró que, en 2021, en el distrito se van a "sostener las partidas destinadas a las áreas de Educación, Salud, Desarrollo Social y Seguridad".

Respecto de este año, que estuvo signado por la atención de la pandemia del coronavirus, Miquel informó que en materia sanitaria se incorporaron "1.950 camas destinadas a coronavirus en los hospitales: 450 de terapia intensiva y 1.500 de internación general" y se sumaron "más de 5.400 personas al sistema público de salud".

Además, destacó la estrategia de testeos, al señalar que se hicieron en la Ciudad 775.839 hisopados y un estudio de seroprevalencia que permitió saber que el 14% de los porteños ya tuvo el virus.

También aseveró que la Ciudad ya está diseñando el plan de vacunación contra el coronavirus, "comenzando por los 916 mil porteños que integran grupos de riesgo y que van a tener prioridad".

Al hablar de educación, Miguel apuntó que el Gobierno porteño cuenta con la "plataforma Mi Escuela para que los docentes puedan cargar actividades y mantener el contacto con los chicos y las familias" durante la pandemia.

Y al referirse al eje "social y desarrollo humano", Miguel afirmó que se "triplicó la seguridad alimentaria en toda la Ciudad, alcanzando a un promedio de 356 mil personas por mes".

"Queremos que todos los vecinos vivan en condiciones dignas y tengan garantizados los servicios básicos, sobre todo en esta situación de emergencia sanitaria. Avanzamos en obras necesarias para las familias de los barrios vulnerables," agregó.