06/11/2020 homicidio

Detienen a tres sospechosos y suman cuatro los apresados por el crimen de un polica en Ramos Meja

Tres hombres fueron detenidos en nueve allanamientos realizados en el Bajo Flores porteño. El cabo Diego Di Giácomo fue asesinado el 14 de octubre pasado durante un asalto a una heladería de la localidad bonaerense de Ramos Mejía.

Diego Digiácomo, asesinado en Ramos Mejía
Diego Digicomo, asesinado en Ramos Meja

Tres hombres fueron detenidos en nueve allanamientos realizados en el Bajo Flores porteño, en el marco de la investigación del crimen del cabo de la Policía Federal Argentina (PFA) Diego Di Giácomo, cometido el 14 de octubre pasado durante un asalto a una heladería de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, con lo que ya suman cuatro los apresados por el hecho, informaron fuentes judiciales y policiales.

Los tres detenidos se suman a un cuarto que fue atrapado el 29 de octubre último en el barrio porteño de Nueva Pompeya, quien tenía una pulsera electrónica y estaba bajo arresto domiciliario, agregaron las fuentes.

Los voceros añadieron que entre los apresados está el autor material del crimen, mientras que aún se busca a otros cuatro integrantes de la misma organización criminal que se encuentran prófugos.

Los últimos tres arrestos se efectivizaron entre la madrugada del viernes y la mañana durante nueve allanamientos realizados por efectivos de la PFA y de la DDI de La Matanza.

Uno de los nueve domicilios allanados está situado en la calle Cacique al 2600, donde fue atrapado uno de los sospechosos y se secuestró un arma calibre 9 milímetros que será peritada para saber si fue la utilizada en el homicidio de Di Giácomo.

Los detenidos en estos procedimientos fueron identificados por las fuentes como Luis Alberto Lescano, Yoel Albarracin López y Roberto Carlos Urquiza.

Uno de los detenidos por el crimen del policía
Uno de los detenidos por el crimen del polica

Antes, la noche del 29 de octubre, había sido detenido otro sospechoso, durante un procedimiento realizado en la casa 597, de la manzana 4, del barrio Presidente Illia, de Nueva Pompeya.

Se trata de Luciano Gabriel Serón (26), quien estaba bajo prisión domiciliaria en una causa por robo y que al momento del hecho habría violentado la pulsera electrónica que le habían suministrado.

El beneficio se lo había otorgado el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 5 porteño, tras determinar que tenía un problema de salud y necesitaba concurrir diariamente al Hospital Posadas para realizarse diálisis.

La causa está a cargo del fiscal de La Matanza, Claudio Borghi, quien trabajó en el lugar junto a la policía e indagará a los sospechosos en las próximas horas.

Di Giácomo (29) fue asesinado de dos balazos, uno en el pecho y otro en una pierna, por cuatro delincuentes que intentaron robar en una heladería ubicada en la esquina de Pedro Bonifacio Palacios y Bolívar, de Ramos Mejía.

El policía, quien se desempeñaba en el Departamento de Control Operativo de la fuerza, estaba como cliente dentro del comercio, franco de servicio y vestido de civil, cuando se produjo el asalto.

Los cuatro delincuentes armados descendieron de un auto Volkswagen de color azul e ingresaron a la heladería con fines de robo, momento en que Di Giácomo se identificó como policía con intenciones de evitar el robo y se produjo un tiroteo en que resultó herido.

El efectivo murió poco después en el Policlínico Central de San Justo debido a la gravedad de las lesiones.