30/10/2020 conflicto

Armenia y Azerbaiyn se comprometen a no atacar objetivos civiles en Nagorno Karabaj

Los ministros de Exteriores de ambos países acordaron que no apuntarán deliberadamente a los civiles o a las instalaciones no militares, de conformidad con el derecho humanitario internacional.

Armenia y Azerbaiyán se comprometieron a estudiar el posible mecanismo de verificación del alto el fuego.
Armenia y Azerbaiyn se comprometieron a estudiar el posible mecanismo de verificacin del alto el fuego.

Los ministros de Exteriores de Armenia y de Azerbaiyán acordaron este viernes que las fuerzas armadas de sus países evitarán objetivos civiles en Nagorno Karabaj, según la declaración de los copresidentes del Grupo de Minsk, que integran Estados Unidos, Francia y Rusia.

El canciller armenio Zograb Mnatsakanián y su homólogo azerbaiyano, Ceyhun Bayramov, concluyeron una reunión por separado con los copresidentes del Grupo en la ciudad suiza de Ginebra.

"Las partes no apuntarán deliberadamente a los civiles o a las instalaciones no militares, de conformidad con el derecho humanitario internacional", indica la declaración, reportó la agencia Sputnik.

Armenia y Azerbaiyán se comprometieron también a estudiar el posible mecanismo de verificación del alto el fuego acordado en Moscú el pasado 10 de octubre, que al igual que otros dos armisticios posteriores nunca se hizo efectivo.

Según el texto, los dos países deberán entregar a la Cruz Roja y a la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE), en los próximos siete días, una lista de los prisioneros para un eventual canje.

Las partes prometieron además facilitar el proceso de intercambio de soldados muertos en los combates, otorgando a la Cruz Roja y la OSCE las garantías de seguridad necesarias.

Nagorno Karabaj es foco de conflicto entre Azerbaiyán y Armenia desde que ese territorio, de población mayoritariamente armenia, decidió separarse en 1988 de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

Los choques armados entre las fuerzas armenias y azerbaiyanas volvieron a estallar el pasado 27 de septiembre.