19/10/2020 Crdoba

El fuego contina descontrolado en el norte del Valle de Punilla y se aguardan lluvias

Tras el trabajo intenso de los brigadistas en la zona de Los Cocos, donde se vieron comprometidos varios complejos turísticos, que fueron protegidos por la ardua tarea de los efectivos, el viento rotó al sector norte y en la noche los fuegos cambiaron de dirección.

Es otra jornada muy complicada para los incendios en la provincia, dijo el director de Defensa Civil.
Es otra jornada muy complicada para los incendios en la provincia, dijo el director de Defensa Civil.

El incendio forestal en la zona norte del Valle de Punilla, iniciado hace seis días, sigue activo y con la intensidad del viento se extiende a un frente de 20 kilómetros que dificulta seriamente la tarea de los bomberos, mientras se aguardan lluvias para las próximas horas.

Mientras, desde la tarde están evacuadas más de 20 personas de dos barrios de Capilla del Monte, por peligro de que el fuego alcance la interfase urbana.

La sequía

El director de Defensa Civil, Diego Concha, manifestó a Télam que “la meteorología sigue siendo muy complicada con el viento sur con ráfagas de entre 35 y 40 kilómetros por hora”.

En Córdoba, que padece una sequía histórica con los registros mínimos de precipitaciones de los últimos 65 años, hay varios alertas meteorológicos según las cuales en las próximas horas llegarían lluvias considerables, que colaborarían para extinguir todos los focos, en una temporada en la que el fuego arrasó, desde julio, unas 300.000 hectáreas.

El trabajo de los brigadistas

“Se continúa trabajando en el incendio que está entre Capilla del Monte, Los Cocos, Cruz Chica, Cruz Grande y La Cumbre, donde dispusimos cuatro objetivos principales”, precisó Concha, en tanto agregó que, junto a las tareas de los bomberos voluntarios, se sumaron durante el día “muchos autobombas, camiones cisternas, aviones hidrantes y un helicóptero”.

Es otra jornada “muy complicada” para los incendios en la provincia, dijo Concha, y alertó que “el índice de peligrosidad sigue siendo extremo”.

Añadió que hay unos 270 efectivos trabajando, entre bomberos voluntarios, brigadistas del Sistema Nacional de lucha contra el fuego, personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego y policías que colaboran con la circulación del tránsito, como para asistir en eventuales evacuaciones.

Además, la Policía Caminera informó que en la Ruta Nacional 9 Norte, a la altura de Villa de María de Río Seco, se restableció el tránsito vehicular luego de estar interrumpido por el humo de un incendio que se daba en la zona, aunque el mismo ahora está controlado y en guardia de cenizas.

Mientras, Concha remarcó que en la misma situación de guardia de cenizas se encuentran los incendios registrados ayer en Traslasierra, Calamuchita y Estación Juárez Celman.

El pronóstico del tiempo marca alertas por tormentas fuertes en el corto plazo y durante la madrugada de mañana, aunque Concha consideró que "hay que ser cautos", ya que el incendio que se combate en Punilla fue generado por la caída de un rayo la semana pasada, por lo que las lluvias deberían ser importantes para que se pueda extinguir el fuego y evitar reinicios.